ParsToday-Dedicamos la primera parte del programa de hoy a la presentación del cerezo, cuyo nombre científico es Prunus avium y su fruta se llama cereza es deliciosa rica en vitaminas y se cultiva en la mayor parte de Irán.

El cerezo tiene hojas dentadas y flores blancas pequeñas. Las flores del cerezo con tallos cortos y delgados, tienen de dos a seis semillas y se agrupan, de manera que cuando caen los pétalos, nace la fruta en su lugar.

 

La cereza – es una fruta esférica, con un núcleo duro y pequeña. Existen diversos tipos de esa fruta, algunas son de color amarillo anaranjado y otras rojo o rojo oscuro. Si el cerezo crece en una tierra adecuada con un clima apropiado, su altura llega a 10 metros y vive hasta 100 años.

Desde el aspecto de la composición química, una taza de cerezas madura tiene un valor energético de 65 calorías. Además, contiene 650 unidades de vitamina A, 9 mg de vitamina C, 15 g de sorbitol, 19 mg de calcio, 21 mg de fósforo, 12 mg de magnesio, 9 mg de azufre y 250 mg de potasio. Esta cantidad de fruta también contiene vitaminas B1, B2, PP / proteínas y ácidos orgánicos, así como otras composiciones.

La cereza es una fruta laxante. El azúcar de cereza, como el azúcar de frutas como la manzana, la pera y la ciruela, es de tipo sorbitol. El sorbitol es un azúcar natural, del cual el 70 % se quema en el cuerpo humano, y sin convertirse en glucosa, da energía y calorías al cuerpo. Por eso, no es perjudicial para los pacientes con diabetes.

Desde el aspecto de las propiedades terapéuticas, los rabos (pedúnculos) y el hueso de la cereza se utilizan en la medicina tradicional. La infusión de los rabos de cereza, debido a su efecto diurético, se usa en el tratamiento de enfermedades de riñón y vejiga. Para ello, se debe remojar 30 gramos de rabos de cereza durante 12 horas en agua fría, luego hervirlo en un litro de agua y el enfermo debe tomarlo por la mañana, al mediodía y por la noche.

En la medicina tradicional, el hueso de la cereza también se usa para aliviar el dolor estomacal e intestinal. Sin embargo, dado que contiene glucosa yodada, que produce ácido cianhídrico y tiene propiedades tóxicas, es mejor evitar su consumo.

En el uso externo, la crema natural hecha con cereza aplastada es perfecta para lucir un rostro y cuello suave, además puede rejuvenecer las células de la piel. Por lo tanto, se recomienda aplicarla, especialmente sobre una piel limpia.

Queridos amigos, en la segunda parte del programa de hoy, nos dedicamos a presentar el arbusto de guinda, cuyo nombre científico es Prunus cerasus.

El guindo es un arbusto que puede reproducirse fácilmente en un área favorable. Tiene hojas elásticas de punta afilada y una fruta esférica del tamaño de la cereza, de color rojo claro u oscuro (raramente negro y amarillo) y su sabor es ácido. El guindo se cultiva en varias regiones del este, entre ellas Irán, especialmente en el Kurdistán, región situada en el oeste de Irán.

De esta fruta se hace una bebida agradable pero que es útil para pacientes con fiebre, pacientes con trastornos hepatobiliares y leucemia digestiva crónica (estómago e intestinos), inflamación e hinchazón de los riñones, etc.

El guindo purifica la sangre, se usa como laxante. En el uso externo, la aplicación de guindas en pasta alivia la piel, además el aceite del hueso de esta fruta es efectivo para aliviar los dolores reumáticos, eliminar las verrugas y las manchas faciales.

La infusión de los rabos de la guinda, al igual que la cereza, es útil para personas con enfermedades renales. En la primera parte del programa de hoy, enseñamos como preparar esta infusión.

La cereza y la guinda se cosechan en diferentes partes de Irán desde mayo hasta julio. El uso de frutas crudas y sus productos como jarabe, mermelada, compota y encurtidos son comunes en diferentes regiones de Irán. El jarabe y la mermelada de guinda tienen efecto curativo para los pacientes con insuficiencia hepática. Los pacientes con problemas hepáticos normalmente sienten un amargor en la boca por la mañana, al levantarse, el estreñimiento, el color amarillo de la cara también son otros síntomas de la insuficiencia hepática. En estos casos, hay que disolver la mitad de una taza de jarabe de guinda en un vaso de agua fría y el enfermo debe beberlo varios días consecutivos.

 

Queridos amigos, es bueno saber que un cierto tipo de guindo silvestre, de nombre científico AVIUM CERASUS, crece en las partes norteñas y la zona de Alborz. Es una especie de larga vida, incluso hasta varios siglos. Esta especie se encuentra también en Europa y de su fruta se prepara una bebida especial.

 

Aug 12, 2018 11:12 UTC
Comentarios