ParsToday-En este programa estudiamos el caso de las violencias armadas en EEUU.

Uno de los problemas del Gobierno de EEUU son los tiroteos y la violencia armada en dicho país, asuntos sobre los que a diario se publican muchas noticias. Después de un nuevo tiroteo y la masacre de ciudadanos inocentes en EEUU, recientemente, la policía del estado de Chicago ha anunciado que al menos 66 personas se convirtieron en blanco de los ataques de bala, de las que 12 perdieron la vida. El estado de Chicago, con más de 2,5 millones de personas, se considera la tercera gran ciudad de EEUU. Los medios de comunicación masivos de Chicago han anunciado que el mayor número de ataques con arma recientes han ocurrido en las regiones occidentales de dicha ciudad, de forma que 25 personas se han convertido en blanco de un ataque separado al respecto.

 

En general, en un fin de semana de enero, se han registrado 33 casos de disparos y, como consecuencia, 14 adolescentes de 11 a 13 años de edad han muerto. A este respecto, 46 personas han sido detenidas acusadas de portar armas y, como consecuencia de las investigaciones, la policía ha confiscado 60 armas, pero no se ha realizado ninguna detención en relación con los hechos violentos del fin de semana más violento en lo que va de 2018.

 

En base a este informe, la violencia armada en Chicago se intensifica en condiciones que, anteriormente, las autoridades de dicha ciudad habían informado de la reducción de los casos de muertes por tiroteos en el año 2018. Fred Waller, presidente del Departamento de la Policía de Chicago, ha dicho que estos disparos han ocurrido de dos formas, unos accidentales y otros con objetivo. Añadió que la mayoría de dichos disparos se vincula a la violencia de los grupos de sabotaje.

 

Las nuevas cifras sobre la violencia armada muestran que la cifra de muertes por el uso de armas en EEUU es mucho más que otros países del mundo.   

 

Aproximadamente, en la mitad de los 50 estados de EEUU, el derecho de portar armas es legal y, si la persona armada siente peligro por parte de otra persona, puede usar su arma, incluso en caso de que utilizarla no sea una medida necesaria. Portar armas en EEUU es un derecho que está autorizado por ley en ese país desde hace 250 años. El derecho de portar armas se convirtió fundamental en el combate entre EEUU y el Reino Unido. La Segunda Enmienda a la Constitución de Estados Unidos protege el derecho de los ciudadanos de este país a poseer y portar armas.

 

Actualmente, EEUU tiene la mayor tasa de posesión personal de arma en el mundo. En base a una encuesta realizada por el instituto Galup, casi la mitad de los norteamericanos ha dicho que tienen un arma en casa. Cada estado en EEUU tiene derecho de establecer reglamentos y limitaciones especiales en relación con la compra y venta de arma. Sin embargo, todos los estados tienen que investigar sobre las antecedencias de los clientes de armas para asegurarse de no suministrar armas a criminales o enfermos mentales. 

 

EEUU tiene también el mayor número de arma en comparación con otros países del mundo. El número de arma en dicho país ha aumentado en los recientes 20 años. Según nuevos estudios, existen casi 265 millones de armas de fuego en las familias norteamericanas, una cifra que indica un aumento del 70 % en comparación con las dos décadas pasadas. En el año 2015, casi 55 millones de personas en EEUU tenía un arma; mientras que este número en el año 1995 fue de casi 44 millones de personas.

 

La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) desempeña un papel fundamental en las relaciones entre las compañías de construcción de armas y los políticos, de modo que se considera el principal partidario de las leyes que permiten la libertad del porte de armas en EEUU. Esta asociación, que tiene más de 5 millones de miembros, es uno de los más influyentes lobbies en Washington y, de forma abierta, entrega dinero a políticos y candidatos electorales En los pasados 70 años, algunos de los presidentes o sus asistentes han sido miembros de la Asociación Nacional del Rifle, entre ellos se puede mencionar a John F.Kenedy, Ronald Reagan y el actual presidente Donald Trump. Esta asociación defiende el derecho de la ciudadanía de posesión y libertad de portar armas. Asimismo, recurriendo a la Segunda Enmienda de la Constitución, la NRA se opone a cualquier obstáculo en la venta de arma en EEUU. Según los líderes de esta asociación, la intervención del gobierno, como el establecimiento de algunos reglamentos sobre la forma de vender armas o la prohibición de la venta de algunas armas automáticas, viola los derechos a la libertad personal y afecta la economía del país.

 

Las balaceras, seguidas de muertes de civiles, no solo son obras de grupos criminales, sino la policía de EEUU también está involucrada. Los resultados de una investigación universitaria muestran que la policía estadounidense mata cada día a tres personas. Este informe añade que la policía es responsable de la muerte de un 8 % de todos los casos mortales, registrados en EEUU durante los años 2012 y 2018.

 

De acuerdo con este informe, de las 9795 muertes que perpetró la policía durante estos 6 años, un 88 % de las víctimas fueron hombres. Este estudio también ha esclarecido que los negros y latinos fueron los mayores objetivos de los disparos de la policía de EEUU. Según estas cifras, el peligro de muerte anual de los negros es de entre 1,9 y 2,4 % por cada 100 mil personas. Mientras que el peligro de muerte de los latinos es de entre 0,8 y 1,2. Este informe añade que los hombres negros son tres veces más objetos de disparos en EEUU.

 

Lo evidente es que este derecho legal de los ciudadanos estadounidenses se ha convertido en un instrumento para la violación del principal derecho de las personas; es decir, el derecho de la vida. Dadas las amplias masacres y los continuos disparos en las ciudades de EEUU y la consecuente muerte de personas inocentes, ¿cómo se pueden defender las personas de estos sucesos amargos y violentos? O, en realidad, ¿qué es primordial en EEUU, el derecho de las personas o los intereses económicos de las compañías de armas y los lobbys políticos que apoyan dichas masacres?

 

El mayor poder económico y militar y uno de los países más desarrollados del mundo se enfrenta a una situación horrible desde el punto de vista de seguridad y social. EEUU tiene una de las más altas cifras de crimines por violencia armada y de masacres por el uso de armas de fuego. EEUU es uno de los pocos países del mundo en el que portar arma es libre. Además, quizás, EEUU sea el único país en el mundo en que los dueños de las empresas constructoras y vendedoras de arma tienen una amplia influencia en la administración gobernante del país. Por esta misma razón, pese a que cada año casi 33 mil personas mueren por armas de fuego, ningún grupo político o social ha podido crear limitaciones en la ley de porte de armas en dicho país. Los candidatos de las elecciones en EEUU durante las campañas, dan múltiples promesas, sin embargo, durante los 250 años de existencia de EEUU, nadie ha podido poner límites al porte de armas. Esto, en realidad, tiene sus orígenes en los intereses y beneficios de las empresas constructoras y vendedoras de armas. El aumento de la violencia en EEUU tiene relación directa con la libertad de portar armas. En los pasados 20 años, el número de poseedores de arma en EEUU ha aumentado considerablemente. Mientras tanto, no hay que ignorar el papel de la mafia de drogas. EEUU es uno de los mayores mercados del consumo de drogas en el mundo. Siempre existen una relación directa entre los traficantes de armas y la droga. Los grupos mafiosos, en base a la ley de la libertad de portar arma, pueden poseer todo tipo de armamento que usan para sus luchas nefastas entre grupos por el dominio de las zonas. Esta relación directa entre la violencia, la libertad de portar arma y la droga es un proceso constante y creciente que deriva en el aumento del número de muertos por armas de fuego en EEUU. 

 

Aug 30, 2018 07:49 UTC
Comentarios