En el nombre de Dios, todopoderoso. Saludos cordiales a todos ustedes estimados oyentes de la voz exterior de la República Islámica de Irán. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Violación de los derechos humanos en el occidente, desde la ilusión hasta la realidad. En este programa mencionaremos las preocupaciones por el crecimiento del nacionalismo radical y unilateral de Donald Trump.

Hasta hace una década, muchas personas miraban con una visión optimista el multilateralismo, la destrucción de las fronteras e incluso, el fin de la geografía. La integración de la Unión Europea ha sido uno de los ejemplos exitosos de esta idea. Sin embargo, los recientes cambios hablan de la extensión del nacionalismo en sus diferentes dimensiones en Europa. Actualmente la lucha contra la emigración, el populismo, el hegemonismo y el nacionalismo se observan más que cualquier otro tiempo en el continente verde.

 

Los comportamientos violentos y duros contra los migrantes en los países europeos y la llegada al poder de autoridades políticas ultraderechistas y radicales, la salida del Reino Unido del tratado de Brexit, el renacimiento de los pensamientos nazistas y fascistas son algunas de las medidas que se observan en los recientes años en Europa, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, con unas lemas nacionalistas como dar prioridad a los beneficios de su país ante los pueblos de todo el mundo, ha realizado algunas medidas como la lucha contra la inmigración, la construcción de un muro entre EE.UU. y México, la expulsión de los migrantes del suelo norteamericano y su salida de los tratados internacionales y algunas de las entidades especializadas de la ONU, todo esto es pos del nacionalismo y el enfrentamiento contra el fenómeno de la globalización.

 

El nacionalismo es una ideología y un movimiento sociopolítico que surgió junto con el concepto de Nación. En general, el nacionalismo está más orientado hacia el desarrollo y mantenimiento de una identidad nacional basadas en características compartidas como la cultura, el idioma la etnia, la religión y los objetivos políticos.

 

Esta corriente enfatiza en los beneficios del pueblo, y provoca la aceleración del crecimiento de los pueblos para alcanzar la civilización mundial.

El nacionalismo es al contrario de la nueva creencia que se denomina como el internacionalismo y es partidario de la unidad de todas las fronteras y la  destrucción del significado actual de Nación. El nacionalismo al entregar unos conceptos como el amor a la patria o el apoyo al pueblo, lucha contra las creencias de los multilateralistas y se esfuerza por acabar con los problemas creados por el obstruccionismo de unos sistemas y personas especiales.

Desde que Donald Trump, llegó a la presidencia de EE.UU., ha pronunciado reiteradas veces unos discursos contra algunas de las más importantes organizaciones internacionales y sus próximos, también ha criticado duramente las colaboraciones internacionales. Además ha generado muchas noticias sobre sus  posturas nacionalistas, y palabras contra la Unión Europea y la organización de la OTAN. En su viaje a Francia para participar en las ceremonias de la conmemoración de la primera guerra mundial realizó críticas contra sus homólogos europeos.

 

Trump desde el periodo de su candidatura para la presidencia de EE.UU., ha planteado lemas nacionalistas contra los migrantes y los intereses nacionales de su país, por tal motivo, numerosas veces fue criticado por las autoridades de otros países y analistas políticos y sociales. Su separación del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU, la Unicef, las convenciones internacionales como el tratado de París y otros pactos internacionales, fueron otras medidas realizadas por Trump, ya que según él van en contra de los intereses y las posturas políticas del país.

 

El expresidente de EE.UU. Barack Obama, también había advertido sobre la probabilidad del crecimiento nacionalista después de las elecciones presidenciales estadounidenses y el referéndum de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Obama en su último viaje a Europa como presidente norteamericano, había solicitado el enfrentamiento contra ese fenómeno creado. Obama había enfatizado en que Washington tenía información considerable sobre los peligros de la brecha en la sociedad en base a la raza, religión y etnia; lo interesante es que Donald Trump pudo ganar en las elecciones presidenciales al aprovecharse de estas mismas brechas étnicas, tribales y religiosas.

La ideología nacionalista reiteradas veces ha sido criticada por las autoridades políticas de diferentes países del mundo. El presidente de Francia, Emanuel Macron, en el cien aniversario del fin de la primera guerra mundial, animó a los líderes del mundo que rechacen el nacionalismo. Al inicio de estas ceremonias que se celebraron el domingo pasado, el presidente francés en unas palabras solicitó a sus homólogos que se unan y luchen por establecer la paz en el mundo y dijo que el nacionalismo es una traición a la patria.

La canciller alemana, Ángela Merkel, también ha advertido sobre el nacionalismo que está tomando el poder en Europa y en otras regiones del mundo. Merkel que hace poco hablaba en una reunión sobre el futuro del bloque, en unas palabras advirtió sobre el sentimiento de racismo y odio contra los refugiados y migrantes y anunció que aquellas personas que llegan a los países europeos, no son mejores que nosotros. Añadió así mismo que Europa tiene que defender sus valores comunes. Los migrantes tienen que orientarse al igual que nuestros beneficios. Nosotros tenemos que mostrar nuestra imagen humana.

 

El presidente de la Comisión de Política Exterior de la Cámara baja del Parlamento de AlemaniaNorbert Roettgen, declaró en una entrevista con el periódico Los Estándares de Austria, la situación del bloque y dijo que con la llegada del 60 aniversario de la creación de la UE, se reveló que un proyecto europeo también puede enfrentarse con el fracaso. Las contradicciones en este bloque se han hecho más profundas y este continente sufre problemas en relación con el caso de la identidad y los valores. Esta autoridad del Parlamento de Alemania ha insistido en que el monstruo del nacionalismo y el veneno del populismo están creciendo en todos los países miembros de esta Unión. Detrás de este asunto, está oculto el caso de los temores y las inseguridades verdaderas de las personas que nosotros tenemos que atenderlo más.   

Pero, la reacción de China ante esta ola del nacionalismo en el mundo es abrir sus puertas económicas ante todo el mundo. El primer ministro de China dice que Pekín abrirá más su economía al mundo. Él solicita también una economía de libre mercado para enfrentarse contra el unilateralismo de EE.UU. El primer ministro chino, Li Keqiang, ha anunciado este asunto en una nota publicada en el diario Street Times.

Aunque los líderes del mundo han adoptado posturas diferentes ante el crecimiento del nacionalismo, pero, las consecuencias peligrosas de esta corriente siempre se enfrenta con un creciente aumento. Todos los días, escuchamos múltiples noticias e informes sobre la situación de los migrantes en los países europeos y EEUU, la separación y detención de niños de sus padres migrantes en EEUU, la construcción de un muro entre las fronteras, el no permiso de la entrada de los desalojados y refugiados y los comportamientos violentos de las guardias fronterizos. Por otra parte, los ataques violentos contra los migrantes, los comportamientos radicales contra los musulmanes y la islamofobia están aumentando con gran rapidez. Todos estos daños surgen por los pensamientos radicales y nacionalistas ante los extranjeros que estos días en el siglo 21, está aumentando a pesar de los amplios esfuerzos después de la primera guerra mundial por mantener los derechos humanos, la globalización y la lucha contra el nazismo y fascismo.

 

Tags

Nov 29, 2018 07:51 UTC
Comentarios