ParsToday- Estamos con Uds. con la última edición de esta serie y deseamos que sea de su agrado e interés. En el programa de hoy, les presentaremos una región de Irán, donde en el mes de abril recibe a los interesados en las flores. Les estamos hablando de la ciudad de Kashan donde las flores de rosa damascena proporcionan un efecto especial en las laterales de las montañas circundantes. Ahora, les invitamos a que por favor nos acompañen en este último programa como siempre.

La ciudad de Kashan como una esmeralda en el desierto de la provincia de Isfahán, en el mes de abril llama la atención de los amantes de las flores y de los perfumes agradables. Si viajamos en la primavera a esta región de Irán, las rosas damascenas nos acariciarán los ojos y, los hombres y las mujeres que recogen las flores nos recibirán amablemente y encantados con cestas llenas de flores. Se pueden ver las llanuras de las rosas damascenas en una franja alrededor de Kashan, desde las laterales de la montaña de Karkas, desde la aldea de Azran y Kaamu hasta Neisar, Deliyaan, Bazrak, Qamesar y Qahrud.

 

 Los iraníes están entre los primeros en descubrir las propiedades medicinales de las rosas damascenas, cuyo aroma y color es sedante y siempre se ha usado para adornar las mesas de los persas y del mundo. En Kashan, durante cientos de años, las rosas damascenas han sido las flores favoritas y encantadoras de los habitantes y los agricultores. Actualmente, las rosas damascenas se consideran como el segundo producto de los jardines de la ciudad de Kashan.  Alrededor de 1.200 hectáreas están bajo el cultivo de las rosas damascenas y, se producen entre 5.000 a 5.500 toneladas de flores en la región de Kashan, donde consiguen extraer el agua de rosa a través de un procedimiento en los talleres tradicionales e industriales; lo cual ha creado el empleo en la producción de productos de flores para el suministro a los mercados nacionales, especialmente con las exportaciones a los mercados internacionales. Por otro lado, millones de amantes de las rosas damascenas visitan anualmente la ceremonia de recoger las flores en los jardines y también en el proceso de producción del agua de rosa. La adaptación de las rosas damascenas a las montañas y las altas tierras del condado de Kashan ha llevado al desarrollo de los jardines de flores en esta área. De hecho, el gusto y el arte de las personas que extraen el agua de rosa, ha proporcionado el terreno para el establecimiento de talleres tradicionales e industriales y la producción y el suministro de los productos de rosas damascenas para los mercados de Irán y el mundo.

Las rosas damascenas suelen crecer en un clima montañoso. La altura de planta es de entre 50 y 150 cm y se cultiva en suelos arenosos-arcillosos. Aunque otros tipos de suelo también son adecuados para las rosas, pero el suelo arenoso-arcilloso es más propicio ya que conlleva los minerales necesarios para su crecimiento. La rosa damascena, como su nombre lo sugiere, es de color rojo. Cuanto más intenso sea el color rojo de los pétalos, serán mejor para extraer el agua de rosa. La planta de rosa florece durante tres o cuatro años, por supuesto, después de dos años de ser cultivada. Después de 4 años el arbusto se corta de la rama principal, para así, permitirle que enflorezca tres o cuatro años más. Después de esta etapa, cuando los arbustos son erradicados, se los usa de estaca para formar una nueva planta. Teniendo en cuenta las características del suelo, el clima y la cantidad de la humedad, es posible encontrar las rosas más bellas de buen color y aroma y con el mayor número de pétalos primero en los condados de Qamsar de Kashan y, luego en Niasar, Azran, Kaamu y en Yoshaqaan. La temporada en la cual la rosa muestra su capullo es a comienzos de mayo hasta principios de junio, y en cada área, la duración de la apertura de las flores dura de 20 a 30 días. La flor dura un día como máximo y, luego, el color rosado de los pétalos comienza a ser blanco y caen con tan solo una pequeña brisa. Los recolectores de las flores van hacia los jardines para recoger las flores antes del amanecer, puesto que el calor y la luz del sol, elimina el aroma de las flores.

 

En mayo, casi en todas las casas en Qamsar y las aldeas circundantes se pone en marcha la ceremonia tradicional de extraer el agua de rosa. Durante estos días, las puertas de todas las casas están abiertas a los visitantes, y los recolectores de agua de rosa responden a las preguntas de los pasajeros visitantes durante el trabajo. Las herramientas son muy simples. En un cuenco arrojan las flores y echan agua con el mismo peso que las flores y los ponen en el horno sobre el fuego. Luego el vapor de agua fluye a través de los tubos en un recipiente colocado en agua fría y se extrae el agua de rosas. El propósito de la destilación de flores en Irán es principalmente producir el agua de rosa. Pero, también se proporciona el perfume como una producción marginal. Por supuesto, en algunos lugares, la extracción se realiza con método industrial, lo cual es más rápido y, además, se obtiene más cantidad de agua de rosas.

 

El agua de rosas se produce en diferentes variedades según su pureza; de modo que el agua de rosas pura y de mejor calidad se consigue a través de la destilación de un agua de rosas normal, cualidad de la cual es la mejor y excelente. Según la medicina tradicional de los persas, el agua de rosas tiene una naturaleza caliente y tiene las propiedades de curación. El agua de rosas es muy beneficiosa para fortalecer los nervios y el corazón; se usa como una fragancia en las variedades dulces. Además, el agua de rosas se usa para perfumar la ropa y para lavar los lugares sagrados. Anualmente y durante la temporada de Haj (que es la peregrinación que realizan los fieles musulmanes a La Meca en Arabia Saudí), se usa el agua de rosa pura para lavar la Kaaba, la casa de Dios; también se emplea el agua de rosa para lavar el santuario de los Imames. La fragancia extraordinaria de agua de rosas también aporta un buen aroma a la ropa y a las alfombras de oración. 

 

Cabe destacar que la ciudad Meimand en la provincia de Fars, que es una ciudad histórica de varios miles de años, tiene flores de rosas damascenas y, el agua de rosas de esta ciudad también es de alta calidad y única. El cultivo de rosas damascenas en Meimand alcanza más de 800 hectáreas. Aproximadamente el 95% de las flores de rosas damascenas recogidas de los jardines sirven para extraer el agua de rosas, y la mayoría de estos productos se consumen en plantas industriales. En general, alrededor de 7 millones de litros de agua de rosas se producen anualmente en Meimand, de los cuales el 40% tiene consumo nacional y el 60% se exporta afuera. Los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y otros países de la frontera sur del Golfo Pérsico son los principales destinos para la exportación del agua de rosas obtenida de Meimand y Kashan. Además del agua de rosas extraída del extracto de rosa, en Meimand de Fars también se producen el juego de otras flores y plantas como el de rosa canina, el de sauce, el de menta, el de la escarola o achicoria común, el de palomilla o sangre de Cristo, y también el de flor de Azahar.

 

Estimados amigos hemos terminado la última edición del programa Dando una vuelta por la naturaleza de Irán. Esperamos que les haya gustado esta serie. Aquí es apropiado agradecer a toda la audiencia que nos alentaron con sus cartas y con sus corres electrónicos para que elaboremos este programa. Les agradecemos toda su amabilidad y atención y, les despedimos hasta otra oportunidad. Qué Dios les bendiga.

 

Tags

Nov 28, 2018 07:50 UTC
Comentarios