Dec 16, 2018 08:01 UTC

ParsToday-En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad (P). Estimados amigos les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.

Primero escucharán las aleyas 12, 13 y 14 de la sura de Sad:
 
كَذَّبَتْ قَبْلَهُمْ قَوْمُ نُوحٍ وَعَادٌ وَفِرْعَوْنُ ذُو الْأَوْتَادِ 
 
Antes de ellos, otros desmintieron:(12:38)
 
وَثَمُودُ وَقَوْمُ لُوطٍ وَأَصْحَابُ الْأَيْكَةِ أُولَئِكَ الْأَحْزَابُ
 
el pueblo de Noé, los aditas y Faraón, el de las estacas, los tamudeos, el pueblo de Lot, los habitantes de la  Espesura, ésos eran los coalicionistas.(13:38)
 
إِنْ كُلٌّ إِلَّا كَذَّبَ الرُّسُلَ فَحَقَّ عِقَابِ
 
No hicieron todos sino desmentir a los enviados y se cumplió Mi castigo.(14:38)
La semana pasada dijimos que los líderes de diferentes pueblos en la ciudad de la Meca no estaban dispuestos a aceptar la revelación divina del profeta de Dios (saludos sean para él y sus descendientes) y se consideraban ellos mismos más capaces para este gran deber. Estas aleyas en palabras dirigidas al profeta Mohamad dicen: ellos no son el primer grupo que se opone a la revelación dada por un profeta divino sino que todos los profetas anteriores también se enfrentaron con este mismo problema; ya que los dueños de la riqueza y el poder pensaban que ellos eran capaces para obtener la revelación divina. Por eso, no estaban dispuestos a aceptar que una persona que es igual que los demás, tenga una situación especial y sea elegido como el profeta de Dios.
Pero ellos no están informados de este asunto que quienes vean al profeta de Alá, oigan sus palabras y entiendan su verdad, pero por su impertinencia, orgullo y envidia no acepten lo justo, verán el castigo divino en este mismo mundo. Por ejemplo: el pueblo de Noé se sumergió en el agua y el pueblo de Ad fue destruido con una gran tormenta. Los seguidores de Faraón también se ahogaron en las aguas del río Nilo. Algunos otros pueblos también se enfrentaron con destinos similares. El pueblo de Tamud desmintió al profeta Saleh (P), el pueblo de Lot siguió la corrupción y los actos incorrectos y los habitantes de Espesura que vivían en una región con un buen clima, lleno de flores y arboles verdes, rechazaron las recomendaciones y advertencias de Suayb. Pero, finalmente todos estos pueblos se enfrentaron con el castigo divino y murieron.
 
De estas aleyas aprendemos que:
1.- El sagrado Corán insiste en investigar sobre la historia de los pueblos anteriores y el final de su destino para que todos tomen lección de ellos.
2.- Todas las personas tanto  gobernadores y líderes poderosos como Faraón como las personas normales e incapaces, no tienen ningún poder ante el castigo divino.
3.- La negación ante la verdad, no tiene ningún fin sino la destrucción y desprestigio.
 
Ahora escucharán las aleyas 15 y 16 de la sura de Sad:
 
وَمَا يَنْظُرُ هَؤُلَاءِ إِلَّا صَيْحَةً وَاحِدَةً مَا لَهَا مِنْ فَوَاقٍ
No esperarán éstos más que un solo Grito, que no se repetirá.(15:38)
 
 
وَقَالُوا رَبَّنَا عَجِّلْ لَنَا قِطَّنَا قَبْلَ يَوْمِ الْحِسَابِ
Dicen: ¡Señor! ¡Anticípanos nuestra parte antes del día de la Cuenta!(16:38)    
 
 
A continuación de las aleyas anteriores, estas dicen: los paganos e incrédulos son tan impertinentes que parece que esperan un gran Grito celestial que de repente, se revele y les destruya. Ya que, ellos están bien informados del destino de los pueblos anteriores, pero mientras tanto, no abandonan el orgullo y la impertinencia.
Su comportamiento ante el profeta del Islam es igual que el comportamiento de los infieles ante los enviados anteriores; por lo tanto, tienen que esperar un castigo igual que el castigo que se reveló en sus antepasados. Un castigo que cuando venga, no deja ningún camino para el regreso y destruye todo.
La continuación de las aleyas dice: Los opositores rechazan el castigo divino en este mundo y la celebración del Juicio final en el día de la Resurrección; por eso, con orgullo y ridiculez dicen: digan a su Dios que cuanto antes estudie nuestro dossier y revele su castigo. ¿Por qué debemos esperar para morir y otra vez, revivir para ver el castigo divino? Nosotros queremos ver el castigo de nuestros actos en este mismo mundo.
De estas aleyas aprendemos que:
1.- Alguien que sabe el destino y el fin de la vida de sus antepasados, pero mientras tanto, se opone ante Dios y su profeta, espera en realidad, la revelación del castigo divino y con sus mismos pies, da pasos hacia su destrucción.
Segundo: La impertinencia y el orgullo de los incrédulos e hipócritas provocan que se burlen de las creencias religiosas de los creyentes y en lugar de usar la lógica y razón, se burlan.
3.- El arrepentimiento es eficaz antes de la revelación del castigo divino pero, después de ello, ya no tiene ningún beneficio y no se acepta.
 
Ahora escucharán las aleyas 17, 18 y 19 de la sura de Sad:
 
اصْبِرْ عَلَى مَا يَقُولُونَ وَاذْكُرْ عَبْدَنَا دَاوُودَ ذَا الْأَيْدِ إِنَّهُ أَوَّابٌ
 
 
Ten paciencia con lo que dicen y recuerda a Nuestro siervo David, el fuerte.(17:38)
 
 
إِنَّا سَخَّرْنَا الْجِبَالَ مَعَهُ يُسَبِّحْنَ بِالْعَشِيِّ وَالْإِشْرَاقِ
Su arrepentimiento era sincero. Sujetamos, junto con él, las montañas para que glorificaran por la tarde y por la mañana.(18:38)
 
وَالطَّيْرَ مَحْشُورَةً كُلٌّ لَهُ أَوَّابٌ
 
Y los pájaros, en bandadas. Todo vuelve a Él.(19:38)
A continuación de las aleyas anteriores relacionadas con los comportamientos ilógicos y feos de los incrédulos, estas dicen: incluso el profeta David (P) que tenía un poderoso gobierno, se enfrentaba con el ridículo y la burla de la gente. Por eso, el sagrado Corán al principio de estas aleyas dice: el profeta y los creyentes tienen que tener paciencia ante la burla de los paganos y saber que finalmente, ellos vencerán.
Otro asunto es que el profeta David siempre hablaba con el Creador del universo y oraba mucho. Él por petición de Dios, tenía un poderoso gobierno, tanto que, Dios ordenaba a las montañas y los pájaros que cuando David hablara con Él, ellos también deberían seguirlo y recordar al Creador del mundo.
Con base en las aleyas coránicas, todos los seres en el universo, hablan con Dios. Mientras tanto esa oración es desconocida para nosotros. De las aleyas de esta sura entendemos que cuando el profeta David hablaba con el Creador del mundo, otros seres vivos y no vivos también le seguían y el mismo profeta también estaba bien informado de este asunto.
 
De estas aleyas aprendemos que:
1.- Las propagandas negativas de los enemigos contra la verdad y contra los creyentes, son muy amplias y siempre continúan. 
2.- Los fieles no tienen que mostrarse débiles ante las burlas de los enemigos. Sino que, tienen que tener mucha paciencia frente a ellos y resistir firmemente en sus principios y su fe. 
3.- El poder del gobierno es muy peligroso para cada persona. Excepto que una persona sea un creyente verdadero y siempre se considere como un ser débil ante Dios. 
4.- Aunque los opositores sean impertinentes, pero tienen que saber que todos los seres en el universo tanto vivos como no vivos, glorifican al Creador del mundo.
5.- Si una persona es un verdadero creyente de Dios, todo el mundo también le ayudara y le apoyara.

 

Tags

Comentarios