Jan 10, 2019 07:50 UTC

ParsToday-. En este programa se ha aludido al caso del esfuerzo de Trump por poner un muro entre las fronteras de EEUU y México.

Una de las promesas electorales del presidente de EEUU, Donald Trump es impedir la entrada de los refugiados ilegales a EEUU y poner un muro entre las fronteras de EEUU y México. Desde su llegada al palacio presidencial y al emitir diferentes órdenes, se enfrentó a los emigrantes. El presidente norteamericano en una orden emitida el mes pasado prohibió la entrega de refugio a los emigrantes ilegales. Según esta orden publicada por el secretario de seguridad nacional y el responsable de la secretaría de justicia de EEUU, prácticamente se suspenderá la entrega de refugio a aquellos emigrantes que entran a territorio norteamericano a través de la frontera de México. 

 

La Casa Blanca en un comunicado sobre la situación de estos emigrantes anunció que ellos vienen desde México en grandes grupos organizados y se esfuerzan por entrar a suelo norteamericano de forma ilegal, sin la documentación necesaria para finalmente pedir asilo. Pero, las experiencias anteriores muestran que una gran parte de dichos emigrantes no tienen los documentos para contar con el privilegio de recibir refugio en EEUU.

 

Trump agregó que, según este veredicto, se limita la entrada de cualquier extranjero a EEUU a través de la frontera de dicho país y México. En base a lo dicho, los emigrantes ilegales después de ingresar a EEUU, no pueden plantear la petición de recibir el refugio. La secretaría de justicia de EEUU en apoyo a este veredicto anunció que el objetivo de esta orden es elevar la seguridad de las fronteras de este país y prevenir la entrada de los emigrantes ilegales.

 

Desde la fecha de la emisión de la orden de Trump, basada en impedir la entrada de los ilegales a suelo norteamericano, este veredicto se enfrentó con múltiples oposiciones y fue estudiado en los tribunales de EEUU. El sindicato de las libertades cívicas de EEUU, que se considera una organización no gubernamental y defensora de los derechos humanos, consideró injusta la orden del presidente Trump. Según esta organización, aquellas personas que buscan refugio y se preocupan por su vida, se ven obligados a entrar de forma ilegal al territorio norteamericano y no están cometiendo delito alguno. Esta orden se estudió en los tribunales federales y estos tribunales al rechazar la orden del señor Trump, lo consideraron contrario a los reglamentos de emigración de EEUU. Finalmente, la secretaría de justicia de dicho país en reacción al veredicto de los tribunales, envió este dossier al Tribunal Supremo para solicitar a dicho tribunal que anule los veredictos emitidos por los jueces federales. Esta orden fue estudiada también en el tribunal supremo de EEUU y se emitió el voto final. Según el voto del tribunal supremo, la orden de Trump contra los emigrantes, fue rechazada. De los 9 miembros del Tribunal Supremo de EEUU, 5 jueces, entre ellos, John Roberts, juez de alto rango votaron en contra de esta orden y 4 jueces conservadores del Tribunal Supremo de EEUU, votaron a favor del señor Trump.

 

Quizás una de las más extrañas decisiones de Donald Trump en el siglo 21 después de su afirmación basada en el apoyo a los gobiernos poderosos y de los proclamadores de los Derechos Humanos y sus principios, sea poner un muro entre las fronteras de EEUU y México para impedir la entrada de los refugiados y desalojados. Estas personas que debido a las condiciones difíciles de la sociedad en que viven y por temor a sus vidas, se han refugiado en el país vecino y en las fronteras de EEUU.

El Artículo 1 de la convención enmendado por el Protocolo de 1967 provee la definición de refugiado:

 

La persona que, debido a un miedo fundado de ser perseguido por razones de raza, religión, nacionalidad, membresía de un grupo social o de opinión política en particular, se encuentra fuera de su país de nacimiento y es incapaz, o, debido a tal miedo, no está dispuesto a servirse de la protección de aquel país; o de quien, por no tener nacionalidad y estar fuera del país de su antigua residencia habitual como resultado de tales eventos, es incapaz, debido a tal miedo, de estar dispuesto a volver a éste.

En base a las convenciones internacionales y de los derechos humanos, los países tienen que respetar los derechos de los refugiados y desalojados.

 

La insistencia de Trump en el abastecimiento del presupuesto de la construcción de este muro, continúa al punto que, en vísperas del nuevo año cristiano, prácticamente ha provocado el cierre de algunos sectores del gobierno de EEUU, de tal forma, que después de que los demócratas y republicanos no llegaron a un acuerdo en el senado en relación con las fuentes financieras consideradas por Donald Trump para la construcción del muro fronterizo entre EEUU y México, una parte de la administración norteamericana está cerrada desde el viernes pasado 28 de diciembre debido a la no aprobación de la ley vinculada al presupuesto. Este cierre abarca una cuarta parte de las secretarías y organizaciones del gobierno federal como las secretarías de vivienda, de seguridad interna, de agricultura, de los asuntos exteriores y de justicia y afecta a 800 mil funcionarios del gobierno.

 

El presidente de EEUU, Donald Trump planteo que, si los Demócratas del Senado no acuerdan con la construcción del muro fronterizo entre este país y México y no se aprueba la ley del presupuesto, él tiene la disposición necesaria para el cierre de largo tiempo del gobierno. El señor Trump en su discurso en la Casa Blanca anunció que espera que este asunto no ocurra, ya que estamos completamente dispuestos a pasar un cierre de largo tiempo.

 

Trump solicita se destine un presupuesto valorado en más de 5.5 mil millones de dólares para la construcción del muro fronterizo para frenar la entrada de los emigrantes ilegales del territorio mexicano. Pero, los Demócratas del Congreso consideran inútil esta medida. La Cámara de Representantes de EEUU votó al plan del presupuesto considerado por el señor Trump con 217 votos a favor ante 185 en contra, pero, los republicanos no cuentan con votos suficientes para la aprobación de este plan en el Senado. En base a la convención del Senado, la aprobación de este plan es de cien personas, requiere 60 votos, pero, los republicanos solamente tienen 51 escaños. Las consultas de los republicanos y demócratas del senado en relación con la ley del presupuesto continúan desde el sábado, 29 de diciembre. Anteriormente, también a principio del año 2018, una parte del Gobierno norteamericano cerro 2 veces debido a la discrepancia en el presupuesto.

 

La construcción del muro fronterizo con México es una de las promesas electorales de Donald Trump. El presidente norteamericano solicita la construcción de este muro frenar la entrada de los emigrantes ilegales que, según él, traen delincuencia y enfermedad al suelo de EEUU.

El señor Trump dice que los demócratas desatienden al sistema de seguridad de las fronteras. Él, el viernes pasado al aludir a las palabras de los demócratas que habían considerado inútil la construcción de un muro fronterizo, en un twitt escribió que, en Israel, la construcción del muro tuvo un éxito de 99,9%... nuestras fronteras sureñas también no serán diferentes.

 

Mientras continúan las negociaciones para la reapertura de los sectores gubernamentales en EEUU, Donald Trump ha advertido que probablemente el proceso del cierre del gobierno será largo. 9 sectores gubernamentales se han visto obligados a cerrar debido al déficit presupuestario. En los 2 años de gobierno del señor Trump esta es la tercera vez que se cierra una parte del gobierno norteamericano. Se dice que después de las recientes críticas de los partidarios del señor Trump debido a su fracaso en el cumplimiento de su promesa electoral principal, es decir: la construcción de un muro entre las fronteras de EEUU y México, el presidente norteamericano muestra una poca tendencia para alcanzar un acuerdo al respecto.

 

Los demócratas se han abstenido de adjudicar un presupuesto de 5 mil millones de dólares para la construcción de este muro fronterizo.

 

Lo interesante al respecto es la insistencia del presidente de EEUU en su promesa electoral, de impedir la entrada de los emigrantes, sin importarle el gasto valorado de 5 mil millones de dólares del presupuesto nacional del país. Es tanta la persistencia del presidente norteamericano para alcanzar su objetivo que incluso está dispuesto a cerrar algunas partes gubernamentales y expulsar a muchos empleados. El caso de los emigrantes ilegales ha sido uno de los lemas de Donald Trump en las elecciones parciales del año 2018 en EEUU, que finalizaron hace unas semanas. Trump días antes de las elecciones, reiteradas veces había criticado la medida de miles de refugiados de América Central e incluso había ordenado el envío de fuerzas militares hacia la frontera entre EEUU y México para impedir la entrada de estas personas. Él les considera invasores. Esta visión es interesante en comparación con los lemas de los Derechos Humanos de Donald Trump y su apoyo a los ciudadanos de otros países del mundo debido a la violación de los Derechos Humanos. Las medidas del señor Trump hablan de un dualismo claro en sus dichos y hechos.

 

 

 

Tags

Comentarios