Jan 06, 2019 13:36 UTC
  • La Revolución islámica de Irán y las teorías de las ciencias sociales (7)

ParsToday-Con motivo de los cuarenta años de la Revolución Islámica de Irán, hemos preparado un programa especial sobre este aniversario. Ahora, les invitamos a que nos acompañen como siempre. En el programa de hoy estudiaremos el impacto de la imagen de la Revolución Islámica en las opiniones de la Dra. Theda Skocpol.

La Revolución Islámica de Irán en el campo teórico, además de que cambió la clasificación de las teorías de la revolución, también condujo a la modificación y ajuste del contenido y la naturaleza de las teorías de algunos teóricos revolucionarios. La Dra. Theda Skocpol, fue una de las teóricas revolucionarias más importantes, que hizo cambios fundamentales en su teoría con el advenimiento de la Revolución Islámica. Theda Skocpol nació en 1947 en Michigan, EE.UU. y, recibió su doctorado en la Universidad de Harvard en 1976. Es una de las estructuralistas en el análisis de sociedades y revoluciones. La Dra. Theda Skocpol es una de las teóricas revolucionarias que ha estado examinando las tres revoluciones principales de Francia, China y Rusia en un libro titulado "Estados y revoluciones sociales”.  Skocpol afirma en este libro: “las revoluciones ocurren como resultado de algunos factores estructurales, y que los líderes, las masas y la ideología no son la causa principal de las revoluciones, sino que tienen un papel marginal”. En realidad, ella cree que las revoluciones son involuntarias y cobran sentido por sí mismas. Skocpol opina al respecto lo siguiente: “En mi opinión, las revoluciones sociales no han sido creadas por movimientos revolucionarios en los que el liderazgo ideológico intenta movilizar a las masas para derrocar el sistema existente y desplegar un nuevo sistema". "Los líderes revolucionarios a menudo no han existido antes del derrocamiento en las revoluciones o bien fueron marginados políticamente". Skocpol también escribe en otra de sus obras lo siguiente: "Hay que mirar a los líderes de la revolución como los políticos que buscan conseguir el poder del gobierno”. Además, el proceso de expansión de la revolución no solo debe ser evaluado ideológicamente, sino que también, se debe prestar más atención a cómo se forma el contenido de la revolución y el enlace de cadena con el régimen anterior, ya que todas estas circunstancias crean más restricciones para liderar la revolución ".

 

Otro punto que tiene en cuenta Skocpol es que ella se centrarse en las causas económicas de la revolución, y cree que las revoluciones tienen raíces económicas y ocurren en sociedades agrícolas que están bajo la presión internacional para el desarrollo y, por ello, el gobierno obliga a la gente a soportar los costos. Estas presiones finalmente terminan en la insatisfacción y la rebelión, y si el gobierno falla, conllevará a una revolución. Skocpol escribe al respecto, que "las revoluciones ocurren en las sociedades agrícolas donde el sistema gubernamental se está modernizando debido a las presiones capitalistas internacionales de producción o a las derrotas militares, pero estos gobiernos no tienen la capacidad de proporcionar los fondos necesarios para que la clase agrícola pueda enfrentarse con las presiones extranjeras. Con lo cual por la incapacidad del gobierno se allana el terreno para la insurrección de los agricultores y, es allí, donde los líderes organizan las revueltas con este sector para poner en marcha a la revolución y un nuevo orden social y político."

 

Sin embargo, con el surgimiento de la revolución de Irán ocurrieron cambios fundamentales en las teorías de Skocpol. Ésta última admitió en su artículo: “en algunos aspectos, mi teoría no coindice con la revolución de Irán y la considero como un fenómeno contrario con las normas y reglas. Sin lugar a dudas, esta revolución fue una especie de revolución social, pero el surgimiento de esta revolución, especialmente en los eventos que causaron el derrocamiento del Shah, ha sido un desafió a las predicciones que hice en un contraste histórico con las revoluciones de Francia, Rusia y China". En realidad, la Dra. tomó nota del papel de la religión chií y del liderazgo en la revolución iraní y, contrariamente a su visión anterior de las revoluciones china, francesa y rusa, se dio cuenta que la revolución iraní no fue obligatoria, sino que el pueblo y los líderes formaron la revolución en una forma "consciente y bien intencionada". E incluso, afirmó que, si en la historia existe una revolución que se haya formado conscientemente, ésta es la Revolución Islámica de Irán. Es decir, esta revolución fue creada por un movimiento social de masas para derrocar al antiguo sistema opresor; esta revolución fue, sin lugar a duda, la Revolución de Irán contra el Shah.

Hasta finales del año 1789, todas las partes de la comunidad urbana iraní se unieron bajo la dirección de un alto clérigo del Islam chií, el imam Jomeini, y en una irresistible oposición contra Shah, todos siguieron su liderazgo”. El rol incomparable de liderazgo y el apoyo de la gente en la Revolución Islámica de Irán, obligó a Skocpol a rectificar su teoría.

 

Otro cambio ocurrido en la teoría de Skocpol que se vio afectado por la revolución iraní es que ella dejó el dogma del impacto de los factores estructurales en el surgimiento de las revoluciones e hizo algunos ajustes en su teoría con respecto a la revolución iraní. De hecho, Skocpol tuvo que cambiar su teoría de la revolución al investigar la causa de la Revolución Islámica. La Dra. Theda Skocpol no busco la construcción de la revolución iraní a través de los partidos modernos, sino, más bien  en la presencia de elementos culturales y, al contrario de su marco intelectual estructuralista, pensó que los partidos políticos no tuvieron efectos en la revolución iraní; además, expreso que fueron los grupos culturales y las organizaciones las que llevaron a cabo la revolución de Irán en lugar de los partidos modernos, reemplazando el rol de los partidos, y convirtiéndose así en el centro de la resistencia contra Shah. Según ella “en el caso único de Irán, la revolución no fue creada por la mano de ningún partido revolucionario moderno en el escenario político”. En otras palabras, no fue creada por las guerrillas islámicas o las guerrillas marxistas, ni por el Partido Comunista de las masas, ni por el nacionalismo secular liberal. Pero si fue creada a través de los conjuntos culturales y organizativos que se encontraban enteramente en la esfera social urbana, las áreas que se convirtieron en centros populares de resistencia contra el Shah". Por lo tanto, Skocpol, considera al Islam chií en la Revolución iraní como una base de aportes culturales y organizativas y al respecto escribe: "El Islam chií, tanto organizacional como culturalmente, jugó un papel decisivo en la creación de la revolución iraní. Las redes, la formulación social y los nombres destacados del Islam chií ayudaron a coordinar la resistencia de las masas urbanas y proporcionaron la voluntad moral de resistirlas ante el silencio del ejército". En otras palabras, Skocpol reconoce que el surgimiento de la Revolución Islámica en Irán no se vio afectada por factores económicos, sino que fueron factores culturales y religiosos los que llevaron a la formación de la Revolución Islámica de Irán. Por supuesto, Skocpol, teórica de la revolución, cree que, si esta cultura y la red de comunicación coindicen históricamente, puede ocurrir un movimiento revolucionario consciente, tal cual ocurrió en revolución iraní.

 

Por último, Skocpol a pesar de aceptar el error de su teoría sobre la Revolución Islámica, intentó delinear la teoría del estado rentista de la Revolución Islámica, pero esta teoría tampoco pudo hacer un análisis claro de la revolución islámica. Porque en este caso, esta teoría debía aplicarse de manera general a otros gobiernos rentistas, mientras que en otros estados rentistas no ocurrió una revolución. En general, independientemente de que si la Dra. Theda Skocpol sigue siendo o no estructuralista, según las declaraciones de sí misma y de otros teóricos de la revolución mencionados en su libro titulado "Gobiernos y revoluciones sociales" anota que parece que las revoluciones vienen y, no se construyen; pero después de la revolución islámica de Irán su teoría original ha sido modificada.

 

Tags

Comentarios