Jan 12, 2019 10:39 UTC
  • La Revolución islámica de Irán  y las teorías de las ciencias sociales (8)

ParsToday-Con motivo de los cuarenta años de la Revolución Islámica de Irán, hemos elaborado un programa especial sobre este tema. Ahora, les invitamos a que nos acompañen como siempre. En el programa de hoy les hablamos sobre la influencia de la Revolución Islámica de Irán en el pensador francés, Michel Foucault. Ahora, les invitamos que nos acompañen.

 Michel Foucault, es un pensador francés que ha prestado especial atención a la Revolución Islámica de Irán y ha estudiado esta revolución desde una perspectiva cultural. La Revolución Islámica de Irán ha tenido una gran influencia en los pensamientos de Michel Foucault. Foucault había viajado a Irán antes de la Revolución Islámica, siguió de cerca el levantamiento de la gente contra el régimen imperial en las ciudades de Abadan, Teherán y Qom; Por otro lado, se reunió con el Imam Jomeini cuando éste residía en Francia. Por tanto, Foucault ofrece su análisis de la revolución de Irán, basado tanto en sus observaciones como en el conocimiento del líder de esta revolución. Michel Foucault emplea muchas definiciones sobre la Revolución Islámica de Irán. Y analiza a ésta como una revolución contra los movimientos de la modernidad. En opinión de Foucault, la Revolución Islámica de Irán es la primera revolución modernista de la era actual o, en sus palabras, la primera gran rebelión contra los sistemas terrestres y la forma más moderna de levantamiento. Al respecto señala que: "Lo que ocurre en Irán es el levantamiento de los hombres que con las manos vacías quieren eliminar la carga que aguantan todos, es decir, la carga del orden mundial.

Quizás este es el primer gran levantamiento contra los sistemas globales, la forma más moderna de rebelión". El famoso teórico francés calificó la Revolución Islámica de Irán como una revolución no organizada, no partidista y única. Los autores del libro titulado "Irán: Una revolución en el nombre de Dios", Claire Brière y Pierre Blanchet, le dieron el título de “El espíritu del mundo sin espíritu” a la entrevista que llevaron a cabo con el Michel Foucault sobre la Revolución de Irán. Michel Foucault plantea un punto importante sobre los orígenes y las causas de la Revolución Islámica. El filósofo y pensador francés, Foucault, hace hincapié en que la Revolución Islámica de Irán no pudo llevarse a cabo por motivos económicos y materiales, puesto que los ricos también estaban presentes en esta revolución. Los problemas económicos del gobierno de Pahlavi no eran tan grandes como para que la gente se levantara por eso. Michel Foucault usa el término "voluntad colectiva" para destacar una de las características de la revolución de Irán y afirma que esta voluntad colectiva fue asombrosa en la revolución citada. Foucault sostiene que el surgimiento de la Revolución Islámica de Irán significó el fracaso de la modernización en este país. Para Foucault, Mohammad Reza Shah había eliminado todos los poderes opositores internos, los cuales no eran una amenaza para él, pero, para Mohammad Reza Shah el poder del pueblo sí que fue una amenaza. El poder del pueblo se acumuló y se movilizó. Este poder movilizado se convirtió en una fuerza que pudo derribar las bases del régimen de Pahlavi. En realidad, los intelectuales o los partidos políticos no jugaron ningún papel, pero las masas hicieron que los intelectuales siguieran a ellas. Foucault opina lo siguiente: "Lo que me sorprendió en Irán es que no hay lucha entre los diferentes elementos. Lo que da toda esta belleza es que solo hay una confrontación: la confrontación entre todas las personas contra el poder que amenaza a las personas con sus armas y la policía. No necesitamos ir demasiado lejos: se puede entender este hecho tan evidente; por un lado, toda la voluntad del pueblo y, por el otro, las ametralladoras". Foucault ve el poder del ejército y, al rey como un símbolo de la violencia y, al poder del pueblo como un símbolo del poder blando. En opinión de Foucault, una de las diferencias entre la revolución de Irán y otras revoluciones, es que de un lado de la lucha hay un régimen bien armado y del otro lado un pueblo que carece de cualquier poder de fuego, sin embargo, tuvo un poder oculto e invisible. Foucault ha escrito un artículo al respecto, titulado: "La revolución con las manos vacías".

 

Foucault analiza la revolución de Irán desde la perspectiva cultural. Y cree que no hubo otro factor aparte de las creencias religiosas para movilizar a las masas en Irán. Él considera que el pueblo de Irán produjo una fuerza a través de la religión chií e islámica y, mediante esta fuerza el régimen bien equipado con armas de Pahlavi fue obligado a someterse. Foucault señala que la identidad iraní se mezcla con la religión; sin embargo, una religión seca, indiferente y sin alma no es capaz de convertirse a una revolución, en otras palabras, tiene que ser un refugio para el pueblo". Foucault opina que la religión chií es la causa del levantamiento del pueblo iraní contra el modernismo porque la religión chií tiene características especiales, de las cuales la cultura de Occidente carece de ellas. Desde el punto de vista de Foucault, hay dos factores influyentes en los movimientos de la religión chií: uno, tener la fe en el Imam del tiempo y su papel en la vida del pueblo chií, según el cual las personas no solo, no consideran como algo imposible a la preparación de la situación deseada, sino que también, creen que es necesaria. Y el otro factor es la presencia de los clérigos chiís y su papel en la preservación de la religión y, en particular la presencia de la autoridad de los clérigos en la posición de los verdaderos líderes de la gente. En general, Michel Foucault creía que la religión chií había lanzado una movilización política en Irán basada en su posición crítica. Mientras tanto, el lenguaje y el contenido religioso de la Revolución de Irán no fueron accidentales, sino que fueron fundamentales.

 

Michel Foucault es uno de los intelectuales que destaca el papel de liderazgo en la Revolución Islámica de Irán. Foucault tiene una mirada particular sobre el liderazgo y la dirección de la Revolución de Irán. Él expresa el inmenso papel del Imam Jomeini en su artículo titulado "El líder mitológico de la Revolución de Irán". Foucault interpreta al Imam Jomeini como "el viejo santo que está en París" y cree que la gente de Irán lo ama de cualquier forma que sea. Foucault escribe sobre el Imam Jomeini lo siguiente: "El personaje del ayatolá Jomeini es como una leyenda, porque ningún jefe de gobierno ni líder político, incluso con el apoyo de todos los medios, puede afirmar que tiene una conexión emocional tan profunda con su gente". Y añade: "fue extraño oír estas palabras de un piloto de Boeing, quien dijo a sus colegas lo siguiente: "La riqueza más preciada que Irán ha tenido desde hace siglos en Francia está ante Uds., pues protéjanlo bien". Foucault también citó palabras de los huelguistas: "No somos tan religiosos. No creemos en nadie, ni en un partido político, ni en una persona en particular; En nadie, excepto en Jomeini y solo en él".

 

Uno de los aspectos más importantes de la teoría de Michel Foucault sobre la Revolución Islámica de Irán es la espiritualidad política. Foucault dijo que, durante su estancia en Irán, ni una vez escuchó el término de “la revolución”, sino que la mayoría de su audiencia pidió el "Estado Islámico". Desde el punto de vista de Foucault, la voluntad del pueblo es un estado islámico, pero el significado del estado islámico no se limita a un gobierno religioso, sino que es un término ideal que reúne a todos de cada espectro, grupo y agrado. Él señala que: “El movimiento iraní busca crear un elemento espiritual en la vida política de la gente. No me gusta llamar al estado islámico como una idea o incluso una aspiración, pero me ha demostrado ser como una demanda política, ya que es un intento para que la política tenga una dimensión espiritual". Foucault cree que los iraníes exigen, con su revolución, el regreso a la espiritualidad en el ámbito de la política. Foucault también cree que la espiritualidad que plantean los iraníes "es la búsqueda de lo que los occidentales hemos perdido después del Renacimiento y la gran crisis del cristianismo". Según Michel Foucault: “Lo que buscaban los revolucionarios de Irán era un estado islámico”. Este conocido teórico francés describe como una de las características más importantes y únicas de la revolución iraní la "espiritualidad política" y, lo consideró como una nueva definición de racionalidad política. Él afirma que, desde la Revolución de Francia hasta ahora, por primera vez, la revolución y la espiritualidad se han vinculado. Foucault cree que la "espiritualidad" desempeña un papel importante en la racionalidad política de la revolución iraní. Desde el punto de vista de Michel Foucault, la combinación de racionalidad y espiritualidad es la innovación de la Revolución Islámica de Irán. El pensador francés, dijo que los iraníes estaban buscando cambios a través de su revolución. Y al igual que Theda Skachpol, Michel Foucault cree que la revolución iraní fue una revolución consciente.

 

Tags

Comentarios