Jan 14, 2019 07:52 UTC

Queridos compañeros y amigos que nos escuchan por la primera vez, les informamos que en el programa anterior empezamos los espacios de Cine para Niños y Adolescentes en Irán desde su inicio en la década de los 60.

En el programa de esta semana, les presentaremos el modo de evolución de este género en el cine persa tras la Revolución Islámica. En el mundo de hoy, la familia y las instituciones educativas desempeñan su rol como dos brazos principales en el desarrollo emocional de los niños y para enriquecer su futuro se realizan acciones a través de distintos medios. Literatura, exhibición, pintura y el juego además de divertir a los niños.

Mientras que una película es como un medio útil, como una transcripción del video, un libro de imágenes en movimiento, empleando distintos autores e involucrando diferentes caras de la inteligencia y los sentidos humanos, acompaña más a la audiencia. Uno de los desafíos es la formación de los niños desde la infancia con la ayuda innegable que nos brindan los medios audiovisuales, ya que los niños aprenderán valores y contravalores necesarios para desarrollarse como personas intelectualmente reflexivas. Fomentar y desarrollar los valores a través del cine de lo niños, es el punto de la atención.

Utilizar al cine como un instrumento didáctico abrirá las puertas para acercar al niño a los diferentes textos de las diversas áreas del conocimiento. El niño, entusiasmado de las maravillas del mundo, a través de la pantalla, inicia la exploración de éste, mientras se divierte.

Con esta introducción, llegamos a las características primordiales del cine iraní para niños, un cine que conoce la sensibilidad de este período e enfatiza en la figura educativa y sanidad espiritual, sicológica y moral de sus obras. El Cine para niños en Irán siempre ha sido y será un fenómeno vivo y progresivo, se adelanta en el marco de las enseñanzas educativas y ha intentado contener una de las cadenas del sistema educativo de los niños.

Cabe recordamos la historia y la antigüedad de esta tradición entre los artistas iraníes, donde en los escritos de los antiguos, se atienden mucho a la prioridad de la educación de niños y la necesidad de atenderlo seriamente. Por ejemplo el gran y famoso poeta iraní del siglo VII, Saadi, dedica el capítulo séptimo de su ilustre libro "Golestan" al asunto de adiestramiento y se refiere a puntos delicados y exactos sobre la educación infantil. En nuestras obras artísticas como la poesía, historia, demostración, observamos parábolas, muchas narraciones y muestras instructivas respecto a la manera de encontrarse y comportarse con los niños.

Si queremos juzgar sobre el tema de la enseñanza en el cine infantil iraní con una visión patológica, hay que recordar que la amplia notificación del mensaje y falta del conocimiento de las peculiaridades del mundo de los niños, perjudica a estas obras y a la vez provoca su alejamiento del objetivo final. Por ejemplo en el filme titulado "Ladrón de muñecas", la benevolencia y los consejos de los mayores, se exhiben en el marco de asesoramientos estereotípicos impuestas y destruir el espacio de la fantasía y la ficción del film.

El cineasta, crítico y experto del cine, Irak Karimi al respecto dice, "Importa mucho la proporcionalidad entre la estructura y el contenido de la película. Los mejores modelos del cine infantil en el mundo demuestra que la ficción y la aventura deberían ser entrelazadas vivamente y de manera vital, y el mensaje debería ser el resultado natural del mundo en la cinta".

A continuación, este crítico habla de algunos ejemplos, donde los sucesos siguen su crónica natural y la audiencia de acuerdo con el ambiente general de la obra, llegando a esta conclusión, califica a la película de "Pasajero" como una obra que se trata de narrar el mensaje en medio del argumento y permite al niño captar el mensaje. Esta película se trata de un adolecente, quien viajó desde un pequeño pueblo a la ciudad capitalina para ver un partido de futbol. Ali, el protagonista superando todos los obstáculos, por fin llega al estadio, pero estaba tan cansado, que se quedo dormido y cuando se despertó, había terminado el partido y el público abandonaba el estadio. "Pasajero" sin dedicar al procesamiento de recomendaciones, con la elección del método correcto y elaboración sabia, figura entre uno de los ejemplos triunfantes de este campo.

Y ahora cambiamos de tema y echamos un vistazo a las obras exitosas de este género. La producción de las obras para niños en el marco de los filmes cinematográficos llegó a su auge en la década de los 60 y algunas de las mejores obras del cine iraní e incluso las más vendidas de esta era, pertenecen al cine de niños. Eso provocó que tras el inicio del Festival Internacional de Filme Fajr", se funde otro festival Internacional para Niños y Adolecentes, la primera ronda se celebró en año 1361 y poco a poco llegó a tener fama mundial. Anualmente la ciudad histórica de Isfahán, al centro de Irán, es el anfitrión de la reunión de los cineastas y productores del arte para niños de todo mundo.

Al lado del "Festival Internacional de Filme para Niños y Adolecentes de Isfahán" podemos mencionar el "Festival Internacional de Filmes Educativos y 000del Crecimiento". Aunque el origen de este festival se remota a años antes de la Revolución, pero su florecimiento y punto de auge se realizó tras la Revolución. En este evento cultural-artístico, se estrenan películas educativas y obras ilustres la enseñanza para niños, adolecentes, padres y para los tutores de las escuelas.

Dando un vistazo general a las obras cinematográficas en el terreno infantil, comprendemos que el aspecto educativo, didáctico se encuentra entre dos pilares, de esta arte en Irán. Pero esta gran característica sería valiosa y útil, cuando esta acompaña de métodos y principios artísticos. Entre estas películas destacadas podemos nombrar a "Color de Dios", " Niños del Cielo", "Historias de Majid" y Khomreh".

 

Queridos amigos aún seguimos estudiando el cine infantil y de adolecentes en Irán. En los programas anteriores enfocamos sobre su historia y la manera de su formación. Mencionamos la característica primordial del cine iraní para niños, enfatizamos en la figura educativa, didáctica, cuidado espiritual, sicológica y moral de sus obras. El Cine infantil, en Irán siempre ha ido adelantado en el marco de las enseñanzas educativas.

 

Para conocer las películas especiales que son convenientes para los niños debemos considerar algunos criterios:

Primero, fidelidad al principio general de la psicología del niño, sencillez de expresión y evitar demostrar símbolos complejos, énfasis a la imaginación constructiva y positiva, respetar el tiempo adecuado y por último, la duración apropiada considerando el poder de la concentración del niño.

La situación política-social de Irán tras la Revolución Islámica se difiere mucho de las anteriores. La sociedad iraní fue involucrada en una guerra impuesta, con una multitud de niños y adolecentes, para quienes debería preparar un producto de una imagen conveniente. La política de programación en diferentes secciones de la televisión fue da por la situación de aquel entonces y efectivamente no jugaba enérgicamente la fantasía de la infancia y la imaginación en los programas de los niños y estos representaron los sucesos y las realidades de la sociedad. Pero en la misma época los cineastas de cine infantil, al entender la situación sabiamente, captaron la audiencia del niño con otro tipo de fantasía y sueño.

Las películas llamadas " Patal y sus pequeñitos deseos", "Ladrón de muñecas", "Shangol y Mangol" , Lilili Hozak", " Secreto de la Fuente Roja" y "Valle de polilla" se incluyen entre las películas producidas en esta misma conducta.

Ahmad Talebineyad, un crítico conocido del cine iraní, al respecto expresó" En la literatura folklórica, leyendas, mitologías, historia e incluso los asuntos sociales de los jóvenes iraníes, existen cuentos dulces, amables y prometedores, los cuales gracias a los cineastas, pudieron convertir el mundo más tolerable para los niños. Lo que se realizó con gusto y mucho entusiasmo en la década 60 y 70 de calendario lunar en Irán".

Sin embargo los cineastas iraníes encontraron una salida moderada en aquellos años para las obras dedicadas a los adolecentes. Los filmes para este grupo de edad al aprovechar los sucesos reales , se mezclaron con un poco de amargura y dulcedad que su buen ejemplo es la serie de televisión titulado" Cuentos de Majid". Uno de los sucesos favoritos, ocurridos a un adolecente llamado" Majid", que llevaba una vida difícil pero con un toque humorístico.

La etapa de la infancia se divide en 3 periodos de acuerdo con la piscología: infante, niño y adolecente, que revela tanto la importancia de este etapa de la vida humana, como su diversidad, y variedad.

Ahora vamos a narrar unos cuentos iraníes que se han convertido en un libro de imágenes en movimiento y largometrajes cinematográficos.

El cuento " Shangol y Mangol" figura entre las obras antiguas de la literatura de niños en Irán, y es conocido en otras literaturas bajo otros nombres. El argumento principal incluye a 3 cabritas, quienes son engañadas por el lobo. 2 cabritas, fueron atrapadas por el lobo pero el tercero huyó y le informó a su madre. La madre planeó todo sabiamente y durante una batalla con el lobo, liberó a sus hijos, y ellos salieron vivos del estómago del lobo.

El final del cuento, es cuando las cabritas toman conciencia de su negligencia y la situación peligrosa, pero todo acabo con un final felíz. El fallecido Ahmad Behbahani, escritor de guiones para películas de niños, habló acerca de convertir el cuento de Shangol y Mangol en pelcula de niños, además comentó" Al convertir el cuento a una serie de televisión con diferentes características, me doy cuenta de que, debido de que los niños dejan correr su imaginación, no necesitamos hacer hincapié mucho en un rostro terrible y asustadizo del lobo. Tras proyectar unas series, entendemos que el niño pequeñito al ver el lobo, su respiración bloquean a su corazón, mientras la audiencia niño advierte de los actos del lobo y se ríe".

El escritor aquí a través de un estudio, busca demostrar que debido a la alta función de la fuerza de imaginación de los niños, basta establecer los detalles de la historia de manera correcta y creíble para llegar a punto favorecido. Entonces el deber de la artística solo es movilizar esta fuerza y sostenerla. Este acto se realiza en numerosos ejemplos del cine para niños en Irán como las películas para niños de 2 a 4 años de edad, titulados " Ciudad de Ratones", "Golnar", " Nokhodi" y las de niños mayores como " Escuelas de Ancianos", " Mejor Papá del mundo" y " La Tía Cucaracha".

La verdad es que los cineastas iraníes han tomado éxito en provocar la fuerza de imaginación de los niños y han realizado sus mejores pasos en comparación con las obras para niños antes de la Revolución. Pero quienes enfocan al espacio de producir dibujos animados han alcanzado mejores resultados. Vajihollah Fard Moghadam, Abdullah Alimorad y Farkhonde Torabi, figuran entre los animadores iraníes, quienes han iluminado el campo de la producción de obras para niños y adolecentes. Aprovechar la literatura y cultura antigua de la Tierra Persa e imaginar y dibujar las historias iraníes-islámicas de manera artística, no solo atrajo más audiencia sino ocasionó el conocimiento y retorno a la cultura y literatura iraní-islámica.

Entonces los jóvenes cineastas iraníes en la década del 80 produjeron largometrajes cinematográficos llamados " Sol y Jamshid", "Corazón de Simorgh", " Teherán 1500" y " Último Enviado". A continuación de este proceso, podemos recordar la producción de los juegos de ordenador según las historias y crónicas de los héroes iraníes en los resientes años y su triunfo en los escenarios internacionales, que lógicamente es el camino a seguir de los cineastas anteriores.

 

 

 

 

Tags

Comentarios