Jan 13, 2019 08:08 UTC

ParsToday-En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad (P). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.

Comenzamos el programa escuchando la aleya 29 de la sura de Sad:

 

تَابٌ أَنْزَلْنَاهُ إِلَيْكَ مُبَارَكٌ لِيَدَّبَّرُوا آيَاتِهِ وَلِيَتَذَكَّرَ أُولُو الْأَلْبَابِ

 

 Una Escritura que te hemos revelado, bendita, para que mediten en sus aleyas y para que los dotados de intelecto se dejen amonestar.(29:38)

La semana pasada dijimos que todo el sistema de creación se basa en la justicia y la rectitud, lo que significa que el equilibrio social debería ser nuestra meta sin la cual prevalecería el caos, y por lo tanto Dios el Todo Justo y Misericordioso recompensa a los virtuosos por sus acciones y después de mucho perdón. Castiga a los pecadores impenitentes.

La aleya que les recitamos significa que el sagrado Corán es un libro que Dios reveló al profeta Mohammad (saludos sean para él y sus descendientes) para la guía de todos los seres humanos, incluida la explicación del propósito de la creación para que reflexionemos profundamente sobre sus signos y tomar admonición para asegurar el crecimiento adecuado y la sublimidad de todos los seres humanos. Por supuesto, aquellos que reflexionan sobre la sabiduría eterna de las aleyas del sagrado Corán y usan el don del intelecto y la razón que Dios les ha dado para comprender su significado, se dan cuenta del dinamismo de los mandamientos divinos y, por lo tanto, hacen que su vida sea significativa.

En otras palabras, el sagrado Corán es seguramente bendecido. Su recitación y reflexión sobre sus contenidos abren nuevas perspectivas de las ciencias y ayudan a los intelectuales a descubrir lo que hasta ahora aparecen como misterios y secretos. El Sagrado Corán es para la contemplación en su contenido es para la admonición, de lo contrario puede suceder que una persona que perciba las maravillas científicas y las esencias sutiles del Corán, se vuelva orgullosa y se dañe a sí misma. En resumen, las instrucciones del Sagrado Corán son eternas, sus mandamientos son realmente profundos y expresivos, y sus programas son refrescantes y líderes para los seres humanos en el camino del objetivo de la creación.

 De esta aleya aprendemos que:

1.- El objetivo del Sagrado Corán es despertar nuestras mentes, lo cual se hace posible a través de la contemplación de sus contenidos en lugar de la recitación sin sentido.

2.- La revelación divina está de acuerdo con la sabiduría y no se encuentra nada en el Sagrado Corán que se oponga a la razón.

3.- Los sabios, al meditar en el sagrado Corán, descubren sus misterios y sus ocultos marcos de conocimiento

Ahora escuchamos las aleyas 30, 31, 32 y 33 de la sura de Sad: 

 

وَوَهَبْنَا لِدَاوُودَ سُلَيْمَانَ نِعْمَ الْعَبْدُ إِنَّهُ أَوَّابٌ

 

A David le regalamos Salomón. ¡Qué siervo tan agradable!Su arrepentimiento era sincero. (30:38)

 

إِذْ عُرِضَ عَلَيْهِ بِالْعَشِيِّ الصَّافِنَاتُ الْجِيَادُ

Cuando un anochecer le presentaron unos corceles de raza.(31:38) 

 

فَقَالَ إِنِّي أَحْبَبْتُ حُبَّ الْخَيْرِ عَنْ ذِكْرِ رَبِّي حَتَّى تَوَارَتْ بِالْحِجَابِ

 

Y dijo: Por amor a los bienes, he descuidado el recuerdo de mi Señor; hasta que se ha escondido tras el velo.(32:38)

 

 

رُدُّوهَا عَلَيَّ فَطَفِقَ مَسْحًا بِالسُّوقِ وَالْأَعْنَاقِ

¡Traédmelos! Y se puso a desjarretarlos y degollarlos.(33:38)

 

 

 

Aquí, Dios quiere decir que le otorgó al profeta David un hijo sabio como él mismo, llamado Salomón, a quien se le concedió tanto el reinado como la profecía, y fue un buen siervo de Dios Todopoderoso, siempre siendo consciente de la Divina Presencia.

Luego las aleyas se refieren a la grandeza del poder y el gobierno de Salomón, y su observación del desfile de su ejército equipado con una buena raza de caballos ágiles. Cuando los caballos y los jinetes desfilaron ante él, Salomón se habló a sí mismo en lugar de sentirse orgulloso y arrogante, y dijo: Me gustan estos caballos por el bien de Dios para preservar la seguridad de la nación y los medios de la jihad contra los enemigos.

Él y su séquito estaban tan absortos observando estos finos caballos hasta que desaparecieron de sus ojos, y llamó de nuevo a los corceles para que desfilaran ante él. Esta vez se acercó a los caballos, les dio unas palmaditas y acarició suavemente sus cabezas y cuellos, como hacen los que tienen conocimiento de la belleza de los caballos.

Luego, Salomón se dirigió a Dios Todopoderoso con toda humildad, y dijo que, por un momento, había estado tan absorto en las sutilezas del mundo, aunque estos caballos no son más que la creación del Señor Altísimo. Él y los que estaban con él comenzaron a lavarse para la adoración del Dios Todopoderoso.

De estas aleyas aprendemos que:

1.- La posición más alta del hombre es la servidumbre a Dios, como es evidente por el uso repetido de la palabra "siervo" en el sagrado Corán para los profetas.

2.- La atención especial a la seguridad es una de las tareas de los gobernantes de la comunidad. Por lo tanto, celebrar una ceremonia como un desfile y observar a las fuerzas militares y al equipo es algo bueno. Porque los líderes comunitarios deben ser conscientes de la cantidad y calidad de las fuerzas de combate y mostrar su poder a los enemigos.

3.- El poder y el gobierno, si están en manos de las personas justas, no conducen a la opresión y las malas acciones, porque tales personas luchan sinceramente en el camino de Dios en beneficio de la humanidad.

 

 

Tags

Comentarios