Feb 04, 2019 07:49 UTC

ParsToday-Queridos seguidores de esta serie semanal, como las semanas anteriores dedicadas a los cineastas iraníes del cine para niños y adolecentes. Volvemos a revisar la historia de trabajo de otro cineasta persa.

 

El director, guionista, montador y productor de cine, el iraní Kiumars Pourahmad, que se ha dedicado muchos años a la cinematografía, enfoca su actividad principal en la producción de películas y series de televisión para niños y adolecentes.

 

Kiumars Pourahmad

 

Pourahmad nació en 1949 en Nadjaf Abad, en la provincia de Isfahán, en el centro de Irán. Él estudió la carrera de dirección de cine. Pourahmad comenzó su carrera como crítico de actores de cine y, desde los 30 años de edad, mientras la revolución islámica de Irán recién había logrado la victoria, inició su faceta como  director asistente de cine en una serie de televisión en la década de 1970. Este director, hasta ahora, se ha encargado del montaje o de escribir los guiones de 20 largometrajes cinematográficos y de algunas series de televisión.

 

Al mismo tiempo, este cineasta persa trabaja en el campo de películas documentales, entre los cuales "Nosotros y Morteza" figura entre sus obras espectaculares. Este documental se  trata de la vida y obras de mártir "Seyed Morteza Avini", conocido escritor  y cineasta iraní, quien perdió la vida por la explosión de una mina en el frente de guerra. A juicio de Avini, Pourahmad figura entre los cineastas persas que tienen una visión muy nativa e iraní y al cine iraní le hacen falta esas personas.

 

Hizo su debut como director en el filme "Tatureh" en 1983 después de hacer algunos cortometrajes. Una cinta sobre operaciones y presiones de extranjeros contra  nativos del sur de Irán en la era de dinastía Pahlavi. En 1989 produjo "Bibi Chelchele", una obra triste y sentimental que trata de la relación entre un padre y su hijo, quienes se encuentran tras muchos años de distancia. El hijo no conoce a su padre y el padre debido a su triste pasado no quiere presentarse ante su hijo. A través de esta película, Pourahmad se incorporó en el cine para niños y adolecentes, en el que ha permanecido por muchos años.

"Puerto" (1989) y "Caza Silenciosa" (1990), son otras películas del mismo cineasta, que demuestra la tendencia de este director a atraer la masiva audiencia adolecente. La historia de una suave revuelta de dos  adolecentes ante las desigualdades sociales en el filme "Puerto" recibió una gran acogida entre los adolecentes, asimismo, la divertida comedía infantil Caza Silenciosa familiarizó la audiencia de niños iraníes con la nueva cinematografía.

Los niños y jóvenes adultos con sus problemas son los personajes centrales de la mayoría de sus películas. De acuerdo con muchos críticos, el auge de la luminosidad en el historial del trabajo profesional de Kiumars Pourahmad es su serie de tele titilada "Cuentos de Majid", producida a principios de los años de la década de 1990 y que se proyectó muchas veces en la televisión iraní. Esta mini-serie se basó en el libro del  mismo título "Cuentos de Majid" de Hoshang Moradi Kermani". Cabe destacar que otros cuatro largometrajes cinematográficos se han producido en base al mismo argumento, lo que, de hecho, los ha convertido en invalorables obras del cine infantil.

 

El protagonista es un adolecente llamado "Majid" que vive junto con su abuelo.  A pesar que no es rico, la situación económica no influye en su visión positiva  sobre la vida. Los sucesos que se sucintan durante la cinta, cada vez familiariza a Majid con el mundo real.

A juicio del mártir Avini, esta serie es un buen ejemplo del cine nacional iraní debido a algunos factores, como el argumento, las características, los dialectos, la música y la localización, que al lado del arte y de la mano del cineasta, se ha convertido en una obra eterna del cine infantil iraní. El lugar de la historia, según el libro es Kerman, pero Pourahmad, quien creció en Isfahán, rodó esta película en esta ciudad histórica, de tal forma que pudo aprovechar de la cultura y figuras étnicas sociales de Isfahán, dando una situación más activa a este serie.

 

La existencia de un personaje adolecente, el mismo Majid, convierte la serie en una obra espectacular iraní. Majid, es trabajador, diligente y de réplica aguda, quien influye en todos con su pensamiento limpio y verdadero. Los sucesos en su escuela ocupan la mayor parte de la serie en la que el cineasta delicadamente critica el sistema educativo.

 

Al lado del protagonista, los otros actores de esta serie de televisión son los mejores en el campo de películas para niños. La cinta crítica fuertemente a los mayores que se alejan de su niñez y que ni siquiera recuerdan aquella era. El cineasta observa los comportamientos de los hombres con la visión y la lupa de un adolecente.

 

Al mismo tiempo, Pourahmad enfatiza el rol primordial de la familia en la formación del carácter del niño o adolecente y, sobre todo, el rol clave de la madre. En esta serie, la abuela es como una madre que acompaña a Majid, que directa o indirectamente le consulta sus problemas a ella. Es curioso saber que Pourahmad tras muchas búsquedas por fin dio este rol a su propia madre. 

 

Las películas tituladas "Por Hanie" y "Hermanas Extranjeras" son otras de sus obras cuyo enfoque se centra en asuntos de los niños y los adolecentes y en la que cada una, con su método único, alcanzó el éxito. "Noche de Yalda", "Flor de hielo" y "Pico de Torre" son parte de sus producciones para el público adulto, aunque no han podido revivir el recuerdo de sus películas exitosas para niños y adolecentes.

 

Pero merece la pena decir que la mayoría de las obras de Pourahmad pertenece a los años tras la revolución. A respecto él mismo dijo: "Al iniciarse la guerra impuesta de Irak sobre Irán, trabajaba en el Centro de Desarrollo Intelectual de Niños y Adolecentes y como un cineasta iraní me sentí obligado a hacer algo. Formamos un equipo de cuatro personas y nos dirigimos a Kuzestán, donde se vivían los más cruentos enfrentamientos. Cuando llegamos la ciudad de Abadán estaba bloqueada por el enemigo y no pudimos entrar en la ciudad". A continuación agregó: "Mi plan se basaba en los niños afectados por la guerra, entonces, regresamos con una multitud de videos y entrevistas. En estos videos la gente corriente, desplazada por la guerra, habla y debate sobre su situación, pero no pudimos usarlos debido a la situación especial de la guerra. Estos recuerdos me hicieron escribir y dirigir la película titulada "Autobús Nocturno" hace algunos años.

El argumento real de este filme se basa en un adolecente de 15 años de edad y yo lo produje a través de mis recuerdos y gracias a los mejores actores del cine iraní".

 

La película el Autobús nocturno fue realizada en 2006 y estuvo en cartelera al año siguiente. El guion incluye la historia de un soldado adolecente, quien es obligado a trasladar a unos rehenes iraquíes detrás del  frente. En este camino atraviesa algunos problemas y vicisitudes. La película, que está en agudo monocromo, relata la historia de un viaje de veinticuatro horas de duración de dos jóvenes soldados iraníes (AISS y EMAD) y un conductor civil (Amu Rahim) que transportan a treinta y ocho prisioneros de guerra iraquíes, tomadas desde detrás de la línea iraquí, a una guarnición en el interior de Irán. A partir de los datos de uno es informado de que la guerra de Irán-Irak ha entrado en su tercer año.

La película retrata magistralmente la humanidad compartida de los combatientes de ambos bandos.

En la película, los personajes iraníes hablan persa entre sí, con una variedad de acentos regionales - haciendo hincapié en el carácter nacional de la guerra.

Autobús Nocturno se considera el único film en blanco y negro del cine bélico iraní, el cual está iluminado por la participación de excelentes actores y su filmografía excelente. El filme recibió el beneplácito de los críticos y expertos cinematográficos y ganó algunos premios en el Festival de Filme iraní Fajr, además obtuvo el premio al  mejor guion en el Festival de Premio de Pantalla de Asia y Pacífico. Al mismo tiempo, en los cines logró satisfacer a los espectadores.

 

Nuevamente, agradecemos a todos nuestros queridos amigos que nos acompañan en esta serie del cine nuevo iraní, la misma que desde hace unas semanas viene dedicando sus espacios al cine Infantil y de Adolescentes. En esta oportunidad, estudiaremos la historia de trabajo del cineasta iraní Ibrahim Foruzesh. El cineasta de esta semana. Ibrahim Foruzesh, guionista y exitoso director del cine Infantil y de Adolescentes, ha dedicado más de 40 años de su vida al campo de la audiencia infantil. Todos quienes le conocen de cerca confiesan que es un hombre tranquilo e inteligente, y que su principal preocupación, es el desarrollo y mejoramiento del cine Infantil y de Adolecentes. Él figura entre los cineastas, que están interesados en los espacios rurales e indígenas.

Ibrahim Foruzesh

 

Foruzesh, nació en 1939, hace 73 años en Teherán, capital iraní. A los 30 años de edad, se graduó como director de cine en la Facultad de Obras Dramáticas de la Universidad de Teherán y encabezó la dirección del Centro Cinematográfico de Desarrollo Intelectual de Niños y Adolecentes de Irán en 1970. Dirigió este centro durante 7 años y fue uno de los periodos más productivos de la cinematografía del mencionado centro.

En aquella época destacados cineastas iraníes, se incorporaron al centro y produjeron más de 70 cortometrajes y largometrajes. De hecho Ibrahim Foruzesh, es una vanguardia del cine Infantil y de Adolescentes en Irán, quien, cuando de efecto no había ni un nombre en el cine infantil en Irán, con su dirección al Centro de Desarrollo Intelectual de Niños y Adolecentes y escribir guiones fuertes, fortaleció esta rama.

La primera experiencia de Ibrahim Foruzesh en el campo de la dirección, fue la película documental en torno a la ciudad histórica y los aspectos históricos de Arge Bam. Tras escribir algunos guiones para la película de Animación, las cuales, fueron dirigidas por animadores expertos como Ali Akbar Sadequi. Estos dibujos animados aún tras 40 años, se consideran obras diferentes y espectaculares tanto por el argumento y el guión como por el estilo de pintura y la producción. La atención y la delicadez en presentar con una lengua sencilla y comprensible para niños, los asuntos como la identidad nacional y el patrimonio cultural del país persa, muestran las características primordiales de estas obras.

El cineasta persa, tras los años de la Revolución Islámica de Irán, se dedicó en forma novedosa a la cinematografía. El film titulado "Yo mismo" respecto al espíritu independista de los niños y el documental "Vista" se encuentra entre los documentales de Foruzesh tras revolución.

En 1986 dirigió el largometraje titulado "La Llave", escrito por Abas Kiarostamo. La película narra la historia de una madre que salió a hacer compras y dejó a sus dos niños solos en la casa. El mayor debía de cuidar a su hermano menor, pero se encontró con unos problemas. Los vecinos se dan cuenta de la situación urgente de los niños, pero nadie puede abrir la puerta ya que la llave está fuera del acceso de los niños. El film "La Llave" pese a tener un ámbito infantil, tiene un tono simbólico y por eso la han convertido en una película importante y seriamente social entre las obras tras Revolución. Esta película, llena de sentimientos, ritmos internos y suspensos sencillos e impactantes, es un ejemplo exitoso de una estructura dramática para un tema simple.

En 1992, Furuzesh en base a una historia escrita por Hoshang Moradi Kermani, produjo la película "El Jarro", la que de acuerdo con los críticos del cine iraní, está calificada como uno de las mejores cintas de este director. El Jarro narra la historia de una escuela en un pueblo en el desierto, al centro de Irán, donde la única fuente de agua, era un jarró, y que de un día a otro empezó a gotear.

El profesor exigió a los estudiantes escolares a hacer lo que puedan para repararlo, todos terminaban en un callejón sin salida y por fin una anciana, habitante del pueblo, recolectando dinero de todos los habitantes, compró otro jarro en la ciudad. Este film llevaba un sentimiento vivo y activo, es una imagen muy creíble sobre las negociaciones para sostener la vida entre la gente, que habitaban al margen del desierto. El jarro, en esta película es el símbolo de vida de los ciudadanos de esta aldea en el pueblo, punto que se siente objetivamente para la audiencia. La película recibió el Leopardo de Oro en el Festival del Cine de Locarno en 1994 y el premio del Jurado del Festival de Sao Paulo en 1993.

Entre otras obras de Foruzesh podemos mencionar, cortometrajes y largometrajes como el documental "Nakhl"(en torno a la ceremonia tradicional de luto de Muharram), "Los Hijos del Petróleo"(2001), "Hamun Y Darya"(2008), "Un momento para amar", "Primera Piedra"(2010).

Hasta ahora, ha asistido a diferentes festivales internacionales y ha obtenido más de treinta premios internacionales y 10 galardones nacionales.

Foruzesh a través de sus elecciones, demostró su atención especial al tema de la adaptación literaria. Acompañado con Kiumarz Pourahmad, primeros en empezar la adaptación de los cuentos de "Hoshang Moradi Kermani", famoso escritor iraní. En estos momentos conoceremos más de este gran escritor.

Hoshang Moradi Kermani

 

Houshang Moradi Kermani es un destacado escritor iraní, sus obras se dedican mayormente a los niños y adolescentes, nació en Sirch, un pueblo de la Provincia de Kermán en 1944. Realizo sus estudios en Kermán y Teherán y empezó su carrera de escritor, con la publicación de cuentos para jóvenes en los diarios, y luego se dedicó a escribir libros para niños y adolecentes. En 1975 escribió el libro "Cuentos de Majid" una reflexión verdadera de su niñez. En el programa anterior hicimos mención de la serie del mismo título basada en este libro.

Algunas publicaciones de Moradi Kermani han sido traducidas al español, inglés, alemán, francés, neerlandés, árabe, alemán, indio y armenio, por lo que se le considera como el autor iraní con más obras traducidas. Ha ganado numerosos premios nacionales e internacionales los cuales incluyen, el diploma honorífico, otorgado por el premio Hans Christian Andersen (1980), el premio de la University of San Francisco al libro del año 2000 y el premio José Martini.

La literatura iraní contemporánea está influenciada por la poesía clásica persa, pero también refleja las particularidades del Irán moderno, a través de escritores, como Houshang Moradi-Kermani . La cercanía de su literatura a la literatura de la vida corriente del pueblo, el uso de los refranes, costumbres y tradiciones populares, mezcla de la poesía y la prosa y la existencia de la imaginación limpia de la niñez, son las características primordiales de las obras de Kermani, que muestran la amenidad de sus libros en cualquier estrato social o cualquier edad. Al mismo tiempo la concisión de sus libros y el humor de sus escritos provocaron la traducción de sus obras en otras lenguas.

Muchas películas y series de televisión iranís, se han basado en sus libros. La serie de televisión "Cuentos de Majid", uno de los más vistos tras la revolución, el largometraje cinematográfico "Vergüenza", "Mañana el siguiente día", "Pan y Poesía" y "El Jarro" de Ibrahim Foruzesh, son todos los filmes basados en las novelas de Moradi Kermani. Además el guión de tres películas "Bota" , " Tik Tak" y " Bolsa de arroz" con la dirección de Mohammad Ali Talebi y "Mermelada Dulce" producido por Marzie Borumand , figuran entre las obras adoptadas de los cuentos de este escritor de niños y adolecentes.

En el 2006, Dariush Mehrjui, dirigió Mehman-e Maman basada en la novela de Moradi Kermani del mismo título, que dio inicio a una nueva estación en el proceso de las adaptaciones cinematográficas de las obras de este artista. Un filme, que pese a no pertenecer a la línea infantil, muestra la inocencia infantil, el espacio amargo y humorístico para niños, obviamente como todas las obras de Moradi Kermani. Esta película llegó a tener buena acogida entre la audiencia y la buena visita de los expertos. Después, otras obras cinematográficas como "Árboles" y "Pendientes" son películas que están basadas en los escritos de Moradi Kermani.

Tal vez el principal factor de la atención de los cineastas iraníes en las obras de este brillante escritor, es lo que él mismo comentó al escribir el cuento, "Pienso en sus aspectos cinematográficos y de hecho imagino al cuento de manera visual. Por eso encuentro menos problemáticos las películas basadas en mis libros".

Terminamos el programa de hoy leyendo una frase del mismo Hoshang Modari Kermani sobre su éxito en el escenario de la literatura infantil" Creo que la reflexión de mi niñez se ha quedado en mi interior, yo me he quedado en la niñez y va pasando el tiempo, recuerdo hasta lo mínimo en mi mente. "Quien pierde su infancia, pierde su alma y se muere"

 

 

 

Tags

Comentarios