Feb 03, 2019 15:40 UTC
  • Violación de los derechos humanos en el Occidente, desde la ilusión hasta la realidad 2019 (3)

ParsToday- En esta edición estudiamos la violación de los derechos humanos en Arabia Saudí.

La organización pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI) ha presentado un nuevo informe sobre la tortura y el abuso sexual contra un grupo de los activistas de los derechos humanos que está detenido de forma arbitraria desde mayo del 2018 en Arabia Saudí. Este documento reitera algunos informes de la misma entidad que denunciaron en septiembre el maltrato y el abuso sexual contra algunos activistas de los derechos humanos. En base a información a su alcance sobre la detención ilegal de decenas de defensores de los derechos humanos, durante los primeros tres meses de su detención en un lugar desconocido, estos fueron objeto de maltratos e incluso torturas.

 

La organización Amnistía Internacional anunció el 24 de enero de este año que tanto sus miembros como los de otras organizaciones independientes internacionales de los derechos humanos están a la espera de permisos para supervisar e inspeccionar a las personas detenidas. Una activista detenida, citada en el informe, ha dicho que una autoridad carcelaria le había comunicado que los miembros de su familia habían muerto, lo cual, en realidad, fue una mentira usada como castigo psicológico y espiritual. De acuerdo con otro informe, dos activistas fueron obligadas a realizar actos inmorales en presencia de guardianes de la cárcel. De igual manera, uno de los activistas detenidos afirmó que los inspectores de la prisión han vertido agua en su boca, provocándole sensación de ahogamiento, mientras lo torturaban y gritaba por el dolor. Otros activistas pro derechos humanos detenidos también aseguraron que les han torturado con descargas eléctricas.
 

Lynn Maalouf, directora de investigaciones para Oriente Medio de Amnistía Internacional subrayó que en esta entidad están muy preocupados por la situación de la salud de estos activistas que desde hace 9 meses han sido detenidos de forma impertinente por sus actividades en defensa de los derechos humanos. Añadió que las autoridades saudíes reiteradas veces han mostrado la falta de interés en proteger a los detenidos. Por eso, solicitan a los responsables saudíes que permitan a las organizaciones independientes internacionales realizar investigaciones inmediatas y directas sobre la situación de los activistas detenidos en dicho país.

En el mes de noviembre, la organización Amnistía Internacional publicó algunos informes en los que denuncia la tortura contra activistas de los derechos humanos, entre ellos, mujeres, que habían sido arrestados arbitrariamente en mayo del 2018. En base a estos documentos, estos activistas han sido torturados varias veces mediante descargas eléctricas, de modo que algunos de ellos ya no pueden andar ni permanecer de pie.

En diciembre del 2018, la organización Amnistía Internacional escribió una carta a las autoridades de Arabia Saudí para solicitarles que permitiesen a las organizaciones de supervisión independientes, entre ellas, entidades pro derechos humanos como Amnistía Internacional o el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, que puedan ver a los defensores de derechos humanos detenido, pero, hasta el momento esta solicitud no ha sido respondida, afirma la misma AI.

 

Después de que Amnistía Internacional y otras organizaciones pro derecho humanos publicaran informes sobre la tortura y el abuso sexual contra los activistas detenidos en el mes de noviembre en Arabia Saudí, la organización que supervisa los medios de comunicación masivos de dicho país rechazó dichas denuncias y las consideró infundadas. En el mes de diciembre, Amnistía Internacional recibió información, según la cual, miembros de la Comisión de los Derechos Humanos, en una reunión con autoridades del gobierno saudí para abordar la situación de los activistas de los derechos humanos arrestados, en particular las mujeres, plantearon preguntas a las autoridades saudíes sobre las denuncias de torturas de los defensores de los derechos humanos. De acuerdo con esa información, tras el encuentro de los miembros de la Comisión de los Derechos Humanos y las autoridades de Arabia Saudí, miembros de la fiscalía general de dicho país visitaron a los activistas detenidos en la cárcel para estudiar las denuncias de torturas.
 
 
Lynn Maalouf ha dicho que AI ha solicitado a las autoridades de Arabia Saudí la liberación inmediata y sin ninguna condición de todos los activistas, detenidos solo por realizar actividades pacíficas a favor de los derechos humanos.
 
En el mes de mayo del 2018, un grupo de activistas de los derechos humanos fue arrestado sin ningún motivo evidente por orden de las autoridades saudíes. Estos defensores de los derechos humanos, entre ellos algunas mujeres, en los primeros tres meses de su detención en un lugar desconocido fueron sometidos a torturas y maltratos, e incluso están detenidos sin ninguna acusación ni derecho al acceso a un abogado.
 

En el mes de diciembre, algunos defensores de los derechos humanos fueron trasladados de la cárcel de Dhahban en Yidda a la cárcel de Al-Hair en Riad. Estos detenidos son Loujain al-Hathloul, Aziza al-Yousef, Eman al-Nafjan, Nouf Abdelaziz, Mayaa al-Zahrani, Hatoon al-Fassi, Samar Badawi, Nassema al-Sadah and Amal al-Harbi. Además, Samar Badawi y Amal al- Harbi están en la cárcel de Dhahan. Nassema al-Sadah que fue detenida en el mes de junio del 2018, actualmente, está en la cárcel de al-Mabahith en Damman. Hasta el momento, no se ha aclarado de forma oficial la acusación de ninguno de los defensores de los derechos humanos y ninguno de ellos ha sido enviado al tribunal para el estudio judicial de su caso.

 

Otros defensores de los derechos humanos que han sido detenidos en mayo del 2018 sin ninguna acusación son Abdulaziz al-Mishal y Mohammad al-Rabea. Mohammad al-Bajadi, miembro fundador del instituto de los derechos cívicos y políticos de Arabia Saudí y Khalid al- Omeir, activista político, que también han sido condenados a cárcel por sus actividades vinculadas a los derechos humanos, aún están detenidos sin conocer cuáles son los cargos que enfrentan.

 

Los activistas han publicado algunos informes sobre la detención de sus colegas y universitarios. Entre ellos, Mayaa al-Zahrani, el doctor Abir Namankani, la doctora Ruqayyah al-Mharib y la doctora Hatoon al-Fassi han dado a conocer en un informe su detención ilegal por parte de las autoridades saudíes. En diciembre, fue liberado el prominente abogado, defensor de los derechos humanos, el doctor Ibrahim al- Modeimigh que había sido detenido en mayo del 2018. Mientras tanto, las condiciones de su liberación aún no están claras.

El derecho de la no detención sin cargos, que es uno de los asuntos abordados en el primer punto del artículo nueve del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, según el cual, “todo individuo tiene derecho a la libertad y a la seguridad personales. Nadie podrá ser sometido a detención o prisión arbitrarias. Nadie podrá ser privado de su libertad, salvo por las causas fijadas por ley y con arreglo al procedimiento establecido en ésta”. Por tanto, detener de forma arbitraria a una persona se considera un delito. Disfrutar de las condiciones normales de la vida es un el derecho fundamental de cada persona; por eso, no hay que quitar este derecho a nadie sin permiso.

 

La situación actual en Arabia Saudí pone de relieve el uso de métodos preocupantes en la detención ilegal de activistas en este país. Las personalidades religiosas, escritores, periodistas, universitarios y activistas cívicos, al igual que los saudíes vinculados con los derechos cívicos y políticos y cuyas actividades han sido prohibidas, se han convertido en blanco de las políticas negativas y preocupantes del gobierno de Riad.

En los recientes meses, las autoridades de Arabia Saudí han detenido de forma arbitraria a un gran número de personalidades destacadas religiosas, escritores, periodistas y activistas cívicos y les han torturado, maltratado y han sido objeto de comportamientos inhumanos.

 

Tags

Comentarios