Feb 09, 2019 18:07 UTC
  • Violación de los derechos humanos en el Occidente, desde la ilusión hasta la realidad 2019 (4)

ParsToday-. En la edición de hoy estudiamos las medidas de las empresas turistas internacionales en los territorios ocupados, los asentamientos ilegales sionistas y la violación de los derechos de los palestinos. Acompáñennos.

Recientemente, la organización Amnistía Internacional (AI), en un informe, ha estudiado las medidas de las empresas turistas internacionales en los territorios ocupados, los asentamientos ilegales sionistas y la violación de los derechos de los palestinos. Estas empresas turísticas, como Airbnd, Booking.com, Expedia y TripAdvisor, arriendan centenares de apartamentos a los judíos israelíes en los asentamientos ilegales del régimen israelí en las zonas ocupadas de Palestina, como en Al-Quds (Jerusalén Oriental), violando así los derechos humanos de los palestinos.

 

En este nuevo informe, publicado con el título Destino: la Ocupación, la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional adjunta unos documentos e incluye testigos, lo cual demuestra que las empresas turistas de reserva online, al arrendar apartamentos y lugares residenciales a los turistas en los territorios ocupados palestinos, ayudan a la residencia ilegal de los colonos israelíes. En base a los reglamentos internacionales, la construcción de los asentamientos sionistas y la residencia de civiles israelíes en las regiones de Palestina ocupada violan flagrantemente los reglamentos internacionales de los derechos humanos. Mientras tanto, estas cuatro  empresas internacionales inclusos arriendan apartamentos a los turistas en los asentamientos ilegales de los israelíes y reciben muchos beneficios de este comercio ilegal.

 

Uno de los asentamientos ilegales que la Amnistía Internacional alude en su nota es Kfar Adumim. Este asentamiento es un centro turístico en vías del desarrollo que se encuentra a dos kilómetros de la aldea Bedouin Khan al-Ahmar. Las fuerzas israelíes han destruido por completo dicha aldea bajo sentencia del tribunal supremo del régimen de Tel Aviv. Las construcciones ilegales en Kfar Adumim y otros asentamientos en su alrededor son documentos claros y principales de la violación de los derechos humanos del pueblo rural de Bedouin.

 

Amnistía Internacional, en su informe, denuncia que la construcción de los asentamientos ilegales de Israel en los territorios ocupados de Palestina y el desarrollo de estas obras han provocado que los palestinos se enfrenten a muchas dificultades. El pueblo de este territorio ha sido expulsado de sus casas y ese desalojamiento ha provocado que pierdan su vida diaria y se priven de elementos básicos para la vida, como el agua potable.

 

Seema Joshi, directora de asuntos populares-mundiales de Amnistía Internacional, dice que las empresas Airbnd, Booking.com, Expedia y TripAdvisor, con sus actividades en los asentamientos ilegales, prácticamente están violando los derechos humanos de los palestinos, mientras permiten al régimen sionista de aprovecharse de la industria del turismo en los asentamientos ilegales, lo cual significa que se está encontrando un camino para dar legitimidad a la construcción de esos asentamientos y de la ocupación de los territorios pertenecientes a los palestinos. Es decir, las empresas de reserva online, al arrendar estos lugares residenciales a los turistas, ayudan al desarrollo de esta medida ilegal. La funcionaria de AI subraya que ya es tiempo que estas empresas abandonen sus actividades en los lugares residencias ilegales en los territorios ocupados y resistan en defensa  de los derechos humanos del pueblo palestino. Estas empresas tienen que saber que los crímenes de guerra no son una atracción turística, resalta.   

 

En noviembre del 2018, después de la publicación de investigaciones de la cadena Al-Yazira y del Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés), la empresa Airbnd prometió eliminar de su lista de destinos turísticos todos los lugares existentes en los asentamientos ilegales en la orilla occidental de Cisjordania. Sin embargo, esta empresa aún no ha ejecutado su compromiso respecto a los lugares existentes en Jerusalén Oriental que es una parte de las regiones ocupadas. La organización Amnistía internacional ha solicitado a Airbnd que realice medidas respecto en dichas regiones y elimine de su lista de destinos los lugares existentes en las regiones ocupadas de Palestina como Beitol Moghadas Oriental.

 

Según los principios de la ONU en el terreno del comercio y los derechos humanos, las empresas internacionales tienen la responsabilidad ante los derechos internacionales humanitarios en cualquier lugar del mundo. De acuerdo con el informe de Amnistía Internacional, hasta que no eliminen de su lista de lugares destinos los asentamientos ilegales y las regiones ocupadas palestinas, estas cuatro empresas tienen responsabilidad por sus actividades en estas regiones ilegales y su actuación en la violación de los derechos humanos y los reglamentos humanitarios internacionales.

 

Entre febrero y octubre del año 2018, Amnistía internacional visitó cuatro aldeas palestinas en las cercanías de los asentamientos israelíes y el barrio de Silwan en Jerusalén Oriental y una comunidad palestina en Hebron. Todos estos lugares están en las cercanías de los lugares turísticos atractivos. Esta organización, en su informe, ha aludido que estas cuatro empresas turísticas de reserva online no solo desempeñan un papel relevante en el desarrollo del turismo en las residencias ilegales en las regiones ocupadas de los palestinos sino que engañan a los turistas al no indicarles que estas residencias se encuentran en las regiones ocupadas.

 

Un agricultor palestino que vive al lado del lugar de las residencias ilegales de Shiloh dice que han lavado el cerebro de los turistas. Les dicen mentiras, pues, ellos no saben que estos territorios nos pertenecen, afirma. El régimen de Israel se esfuerza por ejecutar un plan turístico en la región de Shiloh para atraer a visitantes a un gran centro turístico. El pueblo de dos aldeas palestinas que se encuentran al lado de la región de Shiloh, desde finales de la década de 1990, ha perdido más de 5500 hectáreas de sus tierras. La mayoría de pueblo de esta aldea ha sido expulsada de su territorio y quienes se han quedado enfrentan  ataques consecutivos de los militares israelíes. Todas estas cuatro empresas tienen en sus listados los lugares ilegales israelíes de esta región y, entre estas compañías, solamente la empresa Booking.com en su sitio web ha mencionado que esos lugares se encuentran en las regiones ocupadas palestinas.  

 

En los recientes años, el régimen sionista ha invertido mucho dinero en el desarrollo de la industria del turismo en los asentamientos y regiones ilegales. En realidad, el régimen sionista, al determinar estas regiones como atracciones turísticas, se esfuerza por dar legitimidad a sus construcciones ilegales y expulsar a los palestinos de sus territorios ancestrales. Lo interesante al respecto es que normalmente el régimen sionista construye estos asentamientos al lado de monumentos arqueológicos de los judíos para así mostrar a los turistas que existe  una relación entre los asuntos históricos de los judíos y estas regiones.

 

Seema Joshi añade que estas empresas online animan a los turistas a visitar las fuentes naturales, caminar por largos senderos, conducir  automóviles especiales en los desiertos y visitar lugares agradables rurales y, a pesar de que, en realidad, esas fuentes naturales pertenecen a los palestinos, los habitantes de los asentamientos ilegales y las empresas de reserva online son los reciben muchos beneficios de esta actividad en los lugares turísticos.

 

La organización Amnistía Internacional ha puesto su información a disposición de estas cuatro empresas y les ha solicitado que respondan ante este informe y pongan fin cuanto antes a sus actividades en las regiones ocupadas y los asentamientos ilegales sionistas. 

 

 

Tags

Comentarios