Sep 10, 2019 08:54 UTC

ParsToday - El aparato diplomático de Irán estaba muy preocupado la semana que pasó.

Finalmente, después de semanas de negociaciones políticas e inútiles entre Irán y Francia, Teherán dio su tercer paso para continuar reduciendo sus obligaciones en el pacto nuclear, conocido oficialmente como Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), al final del plazo de 60 días para los europeos. Dedicamos la primera parte del programa de hoy a este tema.
 
La República Islámica puso la paciencia estratégica en su agenda después del retiro de Estados Unidos del acuerdo nuclear y, al final de un año, dio un plazo a los partes de este convenio para cumplir con sus compromisos, especialmente a los países europeos que prometieron compensar el retiro de Washington.
 
A raíz del incumplimiento de las promesas europeas, en el primer paso, Irán suspendió las limitaciones relacionadas con el techo de la reserva de uranio enriquecido y agua pesada y apartó el techo de la cantidad de enriquecimiento 60 días después. En el segundo paso, Irán dio otro plazo de 60 días a los países restantes, en particular a tres países europeos, para cumplir con sus promesas de compensar los efectos de las sanciones de Estados Unidos.
 
Con la expiración del próximo plazo de 60 días, la República Islámica de Irán anunció el pasado miércoles que dará su tercer paso para reducir su compromiso y abolirá algunas de sus restricciones nucleares en el sector de la investigación y el desarrollo nuclear.
 
La semana pasada, Francia intentó persuadir a Irán de dar el tercer paso a través de un plan de préstamos de 15 mil millones de dólares, pero ni Estados Unidos aceptó el plan ni Teherán aceptó que esta cantidad de dinero se pague en forma de préstamo europeo. Teherán insiste en que el pago debe hacerse en forma de una línea de crédito a cambio del regreso de la venta del petróleo iraní al nivel previo de las sanciones.
 
Después de que las conversaciones resultaran en vano, el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammad Yavad Zarif, anunció el jueves en una carta dirigida a la jefa de la política exterior de la UE, Federica Mogherini, el tercer paso para reducir las obligaciones de Irán en el acuerdo nuclear.
 
Zarif, en esta carta, amén de anunciar la terminación de todos los compromisos de Irán en el campo de la investigación y el desarrollo, señaló que Teherán informaría posteriormente al AIEA los detalles técnicos de la medida.
 
El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Seyyed Abbas Musavi, en torno a los detalles de la carta, agregó que la misiva enfatizaba que la medida estaba en línea con los derechos de Teherán en el n, en particular según el Artículo 36 del acuerdo internacional y en respuesta a las violaciones generalizadas de este mismo durante los últimos 16 meses.
 
Según los artículos 26 y 36 del acuerdo, si la contraparte no cumple con sus obligaciones, Irán tiene el derecho de suspender sus obligaciones, en su totalidad o en parte.
El presidente iraní también dijo el miércoles que la Agencia de Energía Atómica de Irán debe hacer todo lo necesario en el campo de la investigación y desarrollo de tecnología nuclear, y abandonar todos los compromisos en el ámbito de la investigación y el desarrollo en este acuerdo.
 
Hasan Rohani agregó que “este paso implica la expansión de la investigación y el desarrollo de centrifugadoras, nuevas centrifugadoras y las medidas necesarias de enriquecimiento”.
 
 
Estados Unidos se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear hace un año a pesar de la oposición de los signatarios del pacto nuclear y el cumplimiento de Irán con sus compromisos y volvió presionar a Teherán con la esperanza de obligar al país persa a renegociar un nuevo acuerdo. Desde entonces, los estadounidenses han tratado de imponer una negociación a Teherán de la manera que a ellos mismos les gustaría, una negociación acompañada con una fuerte sanción para aumentar su poderío en las negociaciones.
 
 
La República Islámica ha declarado en repetidas ocasiones que está lista para cumplir con sus obligaciones y si los europeos las cumplen, Irán las reanudará, no obstante, los europeos no han cumplido con sus obligaciones. 
 
El acuerdo nuclear es valioso para Irán cuando pueda aprovechar de sus beneficios, de lo contrario, no tiene valor.
 
Pero las acciones  hostiles de Estados Unidos continúan sin pausa.
 
El secretario del Tesoro de Estados Unidos sancionó la semana pasada a varios individuos, entidades y barcos relacionados con Irán.
 
El pasado viernes, Zarif escribió en su perfil de Twitter que “el terrorismo económico de Estados Unidos contra Cuba, China, Rusia, Siria e Irán, etc. apunta deliberadamente a civiles, tratando de alcanzar objetivos políticos ilegítimos a través de la intimidación a personas inocentes”.
 
El secretario del Tesoro de Estados Unidos también boicoteó a la Agencia Espacial Iraní en un movimiento hostil contra Teherán.
 
El representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Viena, capital austriaca, Kazem Qaribabadi, escribió en un mensaje en Twitter que las sanciones de Estados Unidos contra la Agencia Espacial Iraní son contrarias a los principios que rige el funcionamiento de los gobiernos en el espacio exterior.
En respuesta a las sanciones de Estados Unidos contra la industria espacial iraní, la agencia espacial persa dijo en un comunicado que estas hostilidades no debilitarán la determinación de la República Islámica de impulsar sus actividades espaciales”.
 
El comunicado agrega que “esta medida constituye una violación flagrante del derecho internacional, las normas y tratados internacionales que rigen el uso pacífico y sin discriminación del espacio ultraterrestre por todos los países”.
 
El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Yavad Zarif viajó la semana pasada a dos países asiáticos, Bangladés e Indonesia.
 
Zarif ya había visitado China, Japón y Malasia en la primera fase de su viaje asiático. Después de sus consultas europeas y asiáticas, Zarif también discutió en Moscú con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, los últimos desarrollos en la implementación del pacto nuclear y la reducción de las tensiones regionales. El ministro iraní de Asuntos Exteriores y su par de Indonesia, Retno Marsudi, intercambiaron en Yakarta sus puntos de vista sobre las relaciones bilaterales y la cooperación económica entre los dos países. El apoyo para aumentar las consultas políticas y la cooperación entre Irán e Indonesia sobre cuestiones importantes del mundo musulmán, especialmente Palestina, y la continuación de las consultas sobre cuestiones importantes en la región, así como en la Organización de Cooperación Islámica y otras organizaciones internacionales fueron otros temas de las consultas entre Zarif y Retno Marsudi.
 
Una de las más importantes estrategias de la política exterior de Irán en el desarrollo económico se basa en el regionalismo. La diplomacia persa subraya la cooperación con los países ribereños al mar Caspio y el Foro de los países ribereños al océano Índico, una de las zonas marítimas más importantes en el comercio marítimo.
 
Mantener la seguridad desde el Golfo Pérsico y el mar de Omán hasta el océano Índico, y en cualquier lugar en aguas internacionales, requiere la participación colectiva. Por lo tanto, en sus reuniones regionales e internacionales, la República Islámica de Irán siempre ha enfatizado en la necesidad de luchar contra las amenazas comunes y fortalecer la estabilidad y la seguridad colectiva mediante el uso de capacidades regionales.
 
La Fuerza Naval iraní desempeña un papel clave en el mantenimiento de la seguridad marítima geoestratégica en las áreas del Golfo Pérsico y el mar de Omán hasta el océano Índico como una fuerza estratégica con una fuerte presencia. Irán, al poseer largas costas a lo largo del Golfo Pérsico y el mar de Omán, enfatiza en la necesidad de suministrar la seguridad de estas zonas marítimas con la participación de países regionales.
 
 
 
P/NA/RH
 
 

 

Tags

Comentarios