Apr 10, 2019 04:48 UTC
  • El Hazrat Abolfazl Abbas, espejo de las virtudes del Imam Ali (con motivo del aniversario de su nacimiento)

Cuando se mira a los altos picos de la fe, valentía y lealtad, destaca un gran hombre llamado “Abolfazl Abbas”, hijo del Imam Ali (la paz sea con él).

En el escenario de la historia del Islam, Abbas surgió como un gran y único comandante. En la historia de la humanidad ha habido pocas personas, con esa valentía inigualable y. esos atributos humanos muy particulares en él. Su gran espíritu se manifestó en toda su dimensión, el día de Ashura, y así la historia obtuvo una nueva visión gracias a su sacrificio.

 Felicitamos por el aniversario del nacimiento del Hazrat Abolfazl Abbas (la paz sea con él) a todos las personas interesadas.

El Hazrat Abolfazl Abbas, nació en Medina el 4 de shaaban del año 26 de la hégira lunar. El nombre de Abbas es sinónimo de generosidad. En todas partes, se le menciona como el mejor símbolo de abnegación y sacrificio. En lo que vamos a insistir en este espacio es en que el Hazrat Abbas, pese a todas sus características, ha sido educado en la escuela del Imam Ali, quien poseía todos los atributos diferentes.

 

Al igual que los otros hijos del Imam Ali, también el Hazrat Abbas, disfrutaba de las especiales atenciones del padre. Nació en una casa humilde sin nada de lujo. Esa pequeña y sencilla casa, mostraba que sus habitantes eran pobres, mientras que, "otros pobres" se beneficiaban del trabajo y esfuerzo del Imam Ali, líder de los musulmanes, llegando a obtener bienes.

 

El Hazrat Abbas, veía al padre regar las palmeras, hacer correr los arroyos y cavar muchos pozos, pero el fruto de su trabajo era para los necesitados. Pronto supo que vivía en una casa donde no podían entrar la codicia y el afán de riquezas. En la casa del Imam Ali, todo lo que se hacía era por Dios. Así fue educado Abbas quien también se benefició de la alta visión científica de su padre.

 

La generosidad del Hazrat Abbas, favorecía a todo el mundo. Junto a su hermano, Hassan, ayudaba a los necesitados distribuyendo entre ellos los regalos generosos. En esa época, el Hazrat Abbas, recibió el apodo de “Babul-Hawaij”, que significa, el que resuelve los problemas y cubre las necesidades del pueblo.

 

Lo que aprendió el Hazrat, de su padre fue, el obedecer a Dios para favorecer a otros, porque él que piensa sólo en sí mismo y obedece los deseos carnales, la existencia de éste, será perjudicial para los demás.

 

El Imam Ali, influyo mucho en la manifestación de valentía y en el comportamiento generoso del Hazrat Abbas. Un día, el Imam, estuvo en la mezquita charlando con sus compañeros. Un hombre árabe entró y le regaló una espada templada. En ese momento, entró también el Hazrat Abbas, que era entonces un adolescente. El Imam Ali le preguntó si quería que le diera la espada, a lo que él contestó, que sí, entonces, el Imam, puso la espada en el hombro del Hazrat Abbas, y luego se fijó en él largamente, se le llenaron los ojos de lágrimas, los presentes le preguntaron por qué lloraba. El Imam Ali respondió: “Me parece que el enemigo ha rodeado a mi hijo, y éste les ataca con esta espada hasta que le cortan las dos manos”.

 

Fue así, que la valentía y la combatividad se cultivaron en el Hazrat Abbas. Fue el propio Imam Ali quien se hizo cargo de enseñarle personalmente las tácticas militares.

 

El Hazrat Abbas, tenía una presencia activa junto a su padre en las batallas, como en la de Siffín, en la que Muawiya ordenó bloquear el río Éufrates, para poder derrotar a las tropas de Ali. El Imam Ali encargó a dos comandantes para que atacaran al enemigo y desbloquearan la corriente de agua, logrando su objetivo. El Imam Husein y el Hazrat Abbas, también participaron en ese asalto.

 

Durante la misma batalla de Siffín, un joven de las filas de la tropa de El Imam Ali, que llevaba una máscara, se adelantó y se puso firmemente delante de la tropa de Muawiya, desafiando con un grito ardiente a combatir a unos de ellos. Muawiya, ordenó a uno de sus famosos guerreros, llamado “Abu-Shasa”, a aceptar el reto. “Abu-Shasa” dijo a Muawiya que, no consideraba a aquel adolescente desconocido como un rival, por lo que ordenó a uno de sus siete hijos que fuera a combatir contra el joven, quien logró matarlo. Luego, “Abu-Shasa”, mandó a otro hijo suyo al campo de la batalla, pero él y los siguientes hijos también murieron en la lucha con el desafiante desconocido. Finalmente, el propio “Abu-Shasa” tuvo que ir a combatir con el adolescente y también resulto muerto. Ningún otro guerrero de la tropa enemiga se atrevió a combatir contra ese joven, los compañeros del Imam Ali, se encontraban sorprendidos. Cuando el joven regresó a su tropa, el Imam, le quitó la máscara y el polvo del rostro. Él no era otra persona sino el Hazrat Abbas, hijo valiente del Imam Ali.

 

El Hazrat Abbas, había aprendido de su padre, que la generosidad es el don más bello para el hombre. La manifestación más bella de generosidad y grandeza de la personalidad de Abbas se hizo notar en Karbala, el día de Ashura, cuando luchó valientemente por saciar la sed de los hijos y compañeros del Imam Husein. Cuando atravesó por las filas del enemigo y llegó al río “Alqameh”, quiso tomar un poco de agua, pero no pudo hacerlo al recodar a su hermano, el Imam Husein, y especialmente los hijos de éste. Así que llenó de agua el saco de piel que llevaba. La lucha amorosa de Abbas para hacer llegar el agua al Imam ha suscitado la admiración de investigadores y librepensadores a lo largo de la historia.

 

El Imam Sajjad (la paz sea con él), al describir al Hazrat Abbas, dijo: “Que Dios bendiga a mi tío, Abbas, quien priorizó a su hermano y avanzó tanto en su empeño por trabajos de sacrificio que le cortaron ambas manos. Abbas ocupa una posición tan elevada ante Dios que en el día de la resurrección, todos los mártires caídos en la senda de Alá, quisieran estar en su lugar"

Una vez más les felicitamos queridos oyentes por el aniversario del nacimiento del Hazrat Abolfazl Abbas, el abanderado del movimiento de Husein (la paz sea con él).

 

Tags

Comentarios