• Día Internacional de la Mujer desde la consigna hasta la verdad (Especial por la conmemoración de este día)

El 8 de marzo es un día que la Asamblea General de la ONU denominó en diciembre de 1977 como el Día Internacional de la Mujer.

Desde entonces, los Estados miembros de las Naciones Unidas, sobre la base de sus tradiciones históricas y nacionales, celebran esta efeméride. El Día Internacional de la Mujer recuerda la historia de la lucha política y social de la mujer contra la discriminación y a favor de la igualdad de derechos y mejores condiciones de vida. Sin embargo, estudiar la situación de las mujeres de hoy en varias partes del mundo muestra verdades, algunas de las cuales revisamos en este programa.

 
Aunque han pasado decenas de años de los esfuerzos emprendidos por diversas mujeres en todo el mundo para defender sus derechos y dignidad, todavía existe y es frecuente en gran parte del globo terráqueo la discriminación, la injusticia y la violación de varios derechos humanos en relación con el género femenino. Informes ilustra bien esta realidad. Por ejemplo, se puede referir al estado de alfabetización entre las mujeres. Con base a resultados de enviados especiales de la ONU a varios países del mundo, en términos de alfabetización, existe una alta tasa de analfabetismo entre las mujeres y la discriminación en muchos países en desarrollo es una problemática que afecta en particular a las féminas. Así, en Malí sólo el 25 por ciento de las mujeres sabe leer y escribir, mientras que para los hombres este porcentaje es de 43. También se observa una situación similar en Chad, debido a que en este país africano la tasa de alfabetización de las mujeres contra los hombres es de 28 a 47 por ciento. Chad, donde el 88 % de las mujeres no saben leer ni escribir, se ha presentado como el peor país del mundo. Después de Chad, Costa de Marfil, Paquistán y Yemen en el terreno de la continuación de los estudios primarios tienen más alta brecha de género. Además de la matricula  para estudios superiores, la alfabetización como el logro más importante de educación, en estos países tiene una diferencia significativa entre los dos sexos.  Por supuesto, un punto importante es que incluso en los países desarrollados también, a pesar del adelantamiento de las mujeres en educación, cuando se trata de empleo, las féminas siguen haciendo frente a desigualdades.
 
De acuerdo con el Foro Mundial de Economía, en muchos países, mujeres que tienen las mismas calificaciones que los hombres, son impedidas de tomar puestos de trabajo en oficinas. En todos estos países, el 80 por ciento de los hombres tiene los cargos de dirección. La disponibilidad de oportunidades económicas y comerciales en los países que están en desventaja en términos de igualdad de género ha creado una distancia profunda entre hombres y mujeres. Además, las mujeres que trabajan en estos países, a menudo tienen los ingresos más bajos en comparación con sus homólogos masculinos. Por ejemplo en El Líbano los hombres tienen un ingreso de 26 mil de dólares al año mientras que el ingreso anual de las mujeres solo es 7106 dólares.
 
Por supuesto, esta situación no es única para los países en desarrollo. La escritora contemporánea Marylin French en su libro “Guerra contra las mujeres” ofrece información y estadísticas significativas sobre la situación de la mujer en los países occidentales. Ella escribe: En Estados Unidos,  el 55 por ciento de las mujeres tiene trabajo remunerado, pero todas ellas se enfrentan a la discriminación". La profesora Ruth Pearson de la Universidad Leeds en Inglaterra también menciona en este contexto que aún cuando las trabajadoras  individuales, sienten libertad personal de un ingreso independiente, es decir su independencia económica, todas saben que el salario que reciben es menos en  comparación con el salario de los hombres.  En resumen se puede decir que todavía existen brechas considerables entre mujeres y hombres en el mercado de trabajo. De hecho, de acuerdo con un informe de 2015, aproximadamente el 50 % de mujeres en edad de trabajar (15 años) en el mundo se encuentra en el mercado de trabajo. Si bien, la cifra es de 77 por ciento entre los hombres.
 
Sobre los rangos de gestión también se ve esta dualidad.  Los resultados de una investigación mundial en 2013 muestran que las mujeres asumen solo el 24 por ciento  de los altos papeles de gestión que esta cifra esta aumentado tranquilamente. Sin embargo, en los países del grupo "G-8", que se compone de los países más ricos del mundo, las mujeres representan sólo el 16 por ciento de los miembros de los órganos ejecutivos.  Mientras que este número en países como Brasil, Rusia, India es el 26 por ciento. En Japón, por cada 100 personas con puestos de responsabilidad, 93 son hombres y, en Estados Unidos, la cifra es de 80. Sólo en China el número de mujeres en puestos de responsabilidad es más que los hombres. Irónicamente, pese a los largos años transcurridos desde la  aprobación de la Ley de Igualdad de Género, países como Suecia y Noruega se encuentran en los puestos 27 y 22 del mundo.
 
Por supuesto, la violencia contra la mujer no se limita al lugar de trabajo, pues hoy en día, la violencia doméstica es también otro factor. Asimismo corre peligro la seguridad de las mujeres en diferentes partes del mundo, especialmente en el Oeste, que cada día con lemas falsos  trata de imponer sus experiencias a las mujeres y niñas de todo el mundo. Por ejemplo, en un reciente informe de Kait Bolongaro, titulado "Violencia crónica contra las mujeres europeas", se analiza la situación de las estadísticas alarmantes de la violencia contra las mujeres en la Unión Europa. En este estudio fueron entrevistadas más de 42.000 mujeres de 28 países, miembros de la Unión Europa. El 18 % de las mujeres sufrió casos de acecho desde los 15 años, el 21 % de las mujeres que ha sufrido acecho señaló que este duró más de 2 años y el 11 % de las mujeres ha sido objeto de insinuaciones inapropiadas en las redes sociales o de mensajes electrónicos o de móvil (SMS) sexualmente explícitos. El 20 % de las jóvenes (18-29) ha sido víctimas de acoso cibernético. El 55 % de las mujeres ha experimentado algún tipo de acoso sexual. El 32 % de todas las víctimas de acoso sexual señaló que el autor era un jefe, un compañero o un cliente. El 67 % no comunicó el caso de violación. De acuerdo con este informe, Dinamarca (52%), Finlandia (47%) y Suecia (46 por ciento) tuvieron los más altos índices de violencia contra las mujeres. Las mujeres en Polonia (19%), Austria (20%), Grecia (21%) y España (22%)  enfrentaron los menores niveles de agresión.
 
 
Tener en cuenta que la violencia contra las mujeres es similar en los países en desarrollo. Los resultados de 500 estudios que se han realizado sobre la violación contra las mujeres, muestran que las violencias a que se exponen las mujeres estadounidenses es similar a la violencia que enfrentan las féminas de Zimbabue y Camboya. Junto con todos los problemas mencionados, cabe agregar que las mujeres también enfrentan el significativo crecimiento de la tasa de divorcio, el debilitamiento de la familia,  el aborto entre las adolescentes y mujeres pobres. Así que hoy, en las condiciones que hoy se conmemora el Día Mundial de la Mujer, los derechos de un gran número de mujeres han fracasado, incluso en países que siempre gritan lemas a favor de la igualdad y los derechos de la mujer.

 

Mar 08, 2017 08:45 UTC
Comentarios