Oct 10, 2018 07:06 UTC

​​​​​​​E: Qué tal amigos de Parstoday hoy contamos con la entrevista del analista de temas políticos, el chileno Pablo Jofre Leal, sobre las recientes elecciones en Brasil.

En contexto, el domingo, los brasileños asistieron a las urnas y, tras el escrutinio, se definió que el ultraderechista Jair Bolsonaro obtuvo el 46 % de los votos, seguido por el izquierdista Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), que tuvo un apoyo del 29,3 % de los electores. Al no haber ningún candidato alcanzado el 50 % más un voto, se llevará a cabo una segunda vuelta el 28 de octubre.

Este resultado es extraño. Si tenemos en cuenta que, en Brasil, el 54 % de la población es negra y más del 51 por ciento está formado por mujeres, ¿cómo se explica el primer lugar de Bolsonaro en lo que fue la primera vuelta dado su lenguaje racista y contra las mujeres durante su campaña?, adelante por favor.


 

PJL:  Bueno, efectivamente, las palabras, expresiones en la historia, en la propia historia de Jair Bolsonaro, da cuenta que nos encontramos ante un candidato racista, que tiene una vinculación, en lo social, bastante elitista y propio de las élites gobernantes en nuestros países y sus expresiones racistas y contra las mujeres y no son más que la expresión de una cultura, de una forma de hacer política, de una manera de llegar a aquellos sectores más tradicionales de la política brasileña. Indudablemente, aquí hay una criminalización, por ejemplo, de ciertos sectores sociales que sindicar al negro, a la persona que tiene un color distinto al blanco como probable criminal, es decir, sindicar a aquellos que no son los dueños del país, que no son el empresariado, que no son quienes manejan los medios de producción, sin duda, sindican allí una suerte de peligro para la democracia y la sociedad. Y si a eso se une que las reivindicaciones femeninas también van contra esos valores tradicionales, que Bolsonaro expresa y que también expresan las iglesias evangélicas en Brasil que tienen un gran poder, sin duda, los medios de información toman a Bolsonaro como una especie de adalid, una bandera, un estandarte en la lucha contra valores que atentan contra la democracia, que atentan contra los valores de la familia, la propiedad, etc., etc. Es decir, estamos ante un candidato que representa y expresa lo más conservador de la política brasileña y también lo más con de lo que Brasil ha tenido como cambios en estos últimos años, sin duda, las expresiones de Bolsonaro han sido expresiones que dan cuenta lo que los propios medios de información en Brasil han transmitido; así que no me parece extraño, que en ese plano, entonces, la batalla de las ideas, la batalla ideológica, la trasmisión de las ideas, de lo que dijo Bolsonaro tenga mayor repercusión que lo que hayan dicho otros que defienden el cambio social, los derechos de la minoría, los derechos de la mujer, los derechos de aquellos, por ejemplo, de la población negra brasileña.

 

 

E: Ahora, de cara a una segunda vuelta electoral, ¿qué debe hacer Haddad para enfrentar a Bolsonaro, sobre todo, considerando la distancia de votos en la primera vuelta?

 

 

PJL. Lo primero es dar cuenta que se viene una segunda vuelta ya las cifras son indefectibles y eso implica, entonces, que hay que reorganizar las fuerzas políticas que permitan a Fernando Haddad aspirar a derrotar a Jair Bolsonaro. La separación, la diferencia entre Fernando Haddad y Jair Bolsonaro es grande, es una cifra bastante extensa, numerosa… Entonces, hay que reorganizar las fuerzas políticas para que puedan frenar el ascenso de un personaje ultraderechista absolutamente reaccionario como Jair Bolsonaro y eso implica que deberá convocarse a una unidad, a una coalición, mucho mayor mucho más amplia de la izquierda que representa Fernando Haddad y eso va a implicar entonces conceder, hacer concesiones respecto a qué planteamientos, qué tipo de gobierno, qué tipo de modelo económico, qué modelo social, qué defensa de las conquistas sociales se van a mantener, es decir, Fernando Haddad, en este escenario de una segunda vuelta, está en una posición mucho más débil que Jair Bolsonaro que solo necesita un cuatro por ciento para ser el próximo presidente de Brasil. Fernando Haddad lo tiene más duro, tiene un camino muchísimo más engorroso, con más dificultades y, eso, por tanto, nos lleva a plantear: Primero, necesidad de organizar las fuerzas, segundo, ampliar el marco político hacia una coalición mucho más amplia que convoque a Ciro Gómes, que convoque a Gerardo Albin, que convoque incluso a los pequeños candidatos que obtuvieron porcentajes bastantes misérrimos, pero es necesario entonces ampliar el abanico, sostener una política amplia de unidad nacional contra el peligro de un Jair Bolsonaro que atenta contra los fundamentos de la democracia. Creo que el mensaje para la segunda vuelta es esa: la defensa de la democracia. Que se han cometido errores, que ha habido financiamiento irregular de la política, que hay una crisis moral y ética, que hay una crisis económica y fiscal, pero, por tanto, transitemos hacia un fortalecimiento de la democracia brasileña, en virtud de detener, primero, a la ultraderecha, segundo, ampliar la coalición y, tercero, que esa coalición efectivamente convoque a la más amplia participación política de amplios sectores de la sociedad, laboristas, ecologistas, mujeres, etc., etc. Por tanto, el trabajo que se avecina es muy duro, es hasta el 28 de octubre, tres semanas, donde indudablemente hay que realizar una labor política de cara a la sociedad, de puerta a puerta, salir a la calle, para advertir sobre el peligro, pero al mismo tiempo, proponer medidas claras, precisas sociales, económicas, políticas de integración latinoamericana, de integración con el mundo. Hay un trabajo muy fuerte que tiene que realizar Fernando Haddad.

            

 

E: El 28 de octubre se sabrá quién será el nuevo presidente de Brasil, Bolsonaro o Haddad, pero, en cualquier caso, ¿cuáles son los puntos sobre los cuales debe gobernar el próximo presidente de Brasil?

 

 

PJL: Ante tu pregunta, si Jair Bolsonaro, es el presidente, indudablemente, las conquistas sociales, lo que tiene que ver con procesos de integración en Latinoamérica, la incursión de Brasil en el mundo como un elemento catalizador de opiniones distintas, va a tener una caída. Jair Bolsonaro representa la ultraderecha, representa el neoliberalismo extremo, representa las ideas de que las conquistas sociales deben ser disminuidas, por tanto, están en peligro “mi hogar, mi vida”, “el bolso de la familia”, “prouni”, “la luz para todos”, todos aquellos benéficos que el Partido de los Trabajadores había realizado bajo sus gobiernos. Está en peligro también con Bolsonaro, la integración o tratar completar aún más la integración latinoamericana. Recordemos que Bolsonaro es más bien un nacionalista hay un serio peligro que con Bolsonaro todas esas conquistas sociales, todo el proceso de derechos sociales, se vengan abajo.

 

¿Cuáles son los desafíos en eso, si Fernando Haddad es el próximo presidente? Es que esas conquistas sociales se mantengan, que no se avance más en procesos de privatización, que se consolide un sistema político donde la ética, la moral y el financiamiento ilegal de la política, sea desechada, donde los derechos humanos sean respetados en función del conjunto de la población brasileña y no de diferencias raciales o social económica. Es decir, hay desafíos en el plano interno, político, económico, raciales, sociales, educativos, sanitarios pero creo que también hay desafíos en cuanto a la política internacional Jair Bolsonaro va ser un aliado incondicional de EEUU y de las potencias occidentales y eso representa un peligro, por ejemplo, en las relaciones con Bolivia, en las relaciones con Venezuela y en las relaciones que se puedan tener, por ejemplo, en el caso del acuerdo nuclear, donde Jair Bolsonaro y sus sectores sin duda se van a aliar con EEUU en virtud de la hegemonía y el pensamiento occidental y no un pensamiento de relaciones y no un pensamiento de relaciones, de desarrollo de relaciones sociales, políticas e internacionales que sean mucho mas de cercanía entre los pueblos más que de enemistad y de agresión. 

 

E: Agradecemos al analista chileno Pablo Jofre Leal por su análisis de las recientes elecciones de Brasil             

 

 

 

Tags

Comentarios