Oct 13, 2019 14:12 UTC
  • Los ecuatorianos se unen al “cacerolazo” contra el toque de queda

Los ecuatorianos tomaron las calles de la capital para pedir el fin de la represión policial de las protestas desatadas por el paquetazo económico del Gobierno.

Miles de manifestantes ecuatorianos tomaron parte el sábado por la noche en el “cacerolazo” convocado por distintos colectivos, en rechazo al toque de queda y la militarización de Quito, decretados por el Gobierno del presidente Lenín Moreno.

Según los vídeos difundidos en las redes sociales por los ciudadanos, en diversos barrios de Quito se escucharon los golpes de cacerolas en repudio a las draconianas medidas de austeridad del Ejecutivo, con la venia del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Luego del toque de queda impuesto por el Gobierno tras el incendio de la Contraloría General del Estado en Quito, los descontentos se apostaron en las calles para pedir el fin de la violencia y hacer llamados a favor de la paz.

La mayoría de los ecuatorianos pide paz, sin embargo, el resto reclama los derechos que debe tener el Estado.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció el jueves las medidas promovidas por el FMI en Ecuador. “Con las políticas económicas que el organismo proyecta para los países latinoamericanos y caribeños le convierte (al FMI) en el principal instrumento del demonio en el mundo”, expresó.

Ecuador vive desde hace más de una semana una ola de disturbios y protestas contra las medidas económicas que el 1 de octubre puso en vigor Moreno, entre ellas la eliminación de los subsidios a los combustibles, la reducción del impuesto de salida de divisas para materias primas, la suspensión de los aranceles para maquinaria y la aprobación de una serie de reformas laborales para incrementar los ingresos del Estado y, con ello, sobre todo satisfacer las demandas del FMI.

Moreno ganó las elecciones presidenciales con la promesa de mantener la política de bienestar social de su predecesor y correligionario en el movimiento Alianza País (AP), Rafael Correa, pero, tras asumir el cargo en 2017, se distanció del líder izquierdista y empezó a adoptar medidas económicas neoliberales, hecho que producido la caída de su popularidad.

N/NF/C

 

Tags

Comentarios