Nov 21, 2019 04:40 UTC

ParsToday- Entrevistador (E): Estimados oyentes, empieza otro programa de Entrevistas; esta vez, desde Venezuela, el experto en temas políticos Luis Pino (LP), aborda la situación en Bolivia. Bienvenido señor Pino.

LP: Saludos para todos y para todas.

E: Bueno, en un programa anterior el tema fue Bolivia, a raíz de la renuncia del presidente Evo Morales el 10 de este mes. Desde entonces la situación en el país andino se está complicando. En estos once días, tras el golpe de Estado, la represión de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes pro Morales han dejado 23 muertos y más de 700 heridos. Además, la autoproclamada presidenta interina Jaenine Áñez ha cortado la relación con países y organizaciones como Venezuela y la ALBA.  Señor Pino, ¿cómo analiza este panorama?

LP: Este panorama se pinta bastante interesante para los pueblos de América Latina y el Caribe, porque lo que sucede en Bolivia no es un caso aislado, es parte de toda una agenda insurreccional y de golpe de la extrema derecha, coordinado y dirigido desde EEUU. El caso es que Bolivia ha repuntado con una economía creciente —que extraño—mientras que en otros gobiernos de otros países generan la crisis, como en Bolivia no pudieron y está el litio, que es el oro blanco, para el mundo, que es perseguido por sus características para la capacidad energética, pues resulta que ahora les estorba el presidente Evo Morales y, sobre todo, fundamentado en el racismo en Bolivia, ya que, resulta que la mayor parte de la población, el 80 %, lo conforman 26 grupos indígenas y forma parte de ellos el presidente Evo Morales que viene de los hermanos aymaras.

¿Qué sucedió allí? Se dio un golpe de Estado en un concierto entre militares —el estado mayor de las fuerzas armadas y la policía— y grupos políticos-económicos, porque Bolivia tiene otra característica, tiene grupos económicos que hacen política como acostumbraban en la vieja republica del Estado boliviano, entre ellos (expresidente Carlos) Mesa y todo este conjunto de líderes que encabezaron el golpe de Estado contra Evo Morales. Coaccionaron al presidente Evo Morales, coaccionaron al vicepresidente Álvaro García Linares, coaccionaron a sus ministros, alcaldes, alcaldesas y sobre la amenaza de muerte los obligaron a renunciar. Cuando la FF.AA. —su Estado Mayor— y el Estado Mayor de la Policía, quienes tienen el control de las armas, piden públicamente la renuncia del presidente, ya eso se constituye en un golpe de Estado, pues, quién con las armas puede buscar una solitud, lo que está haciendo es disuadir para que abandone el cargo; por lo tanto, es un golpe de Estado.

Y, por otra parte, lo persiguen cual delincuente no para apresarlo sino para asesinarlo, es decir, corría riesgo la vida del presidente Evo Morales y, gracias al Gobierno de Manuel López Obrador en México, y de todos los buenos oficios de los países hermanos, se logró sacar con vida al presidente Evo Morales.

E: Señor Pino, además, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, aplaudió la decisión del Gobierno de facto de Bolivia de expulsar a cientos de funcionarios cubanos de su país, ¿qué opinión le merece esta medida, cuando se sabe que los funcionarios cubanos, en particular los médicos han contribuido mucho al país andino?

LP: En relación con la actitud de Mike Pompeo ya se venía venir, porque esto es una componenda, y lo que viene haciendo el Gobierno cubano, con estos médicos, no ha sido más que llevar vida y salud a todos los pueblos. La golpista y autoproclamada Jeanine Áñez está alineada componenda y está acabando con todo lo que significa el Estado Plurinacional de Bolivia, más allá de la salida de los médicos cubanos, más allá de todas esas medidas atroces, de las agresiones, pues, lo que está de fondo es la restauración de la nueva república y liquidar el Estado Plurinacional de Bolivia, de allí la agresión contra la wipala (bandera indígena), el símbolo multicolor que significa el conjunto de pluralidad y unidad de un Estado nacional, el conjunto de la aceptación de todas las diferencias en la unidad; es decir, la creación del Estado Plurinacional y es el mejor ejemplo para el mundo de lo que es un mundo multicéntrico y mutiplural. Otro objetivo del gobierno de facto es tomar todos los recursos que tiene Bolivia.

Los que llevan la conducción de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) son cómplices de este latrocinio que se quiere practicar contra el Estado Plurinacional de Bolivia y, para ello, necesitaban liquidar física, moral y políticamente al presidente Evo Morales y su vicepresidente, pero tienen en contra a un pueblo que está en la calle y se está rebelando.

En este momento, el único presidente que tiene el Estado Plurinacional de Bolivia, lo reconozca o no la OEA, la ONU y los gobiernos fascistas de derecha, el imperio estadounidense, se llama Evo Morales Ayma, quien ya anunció que en cualquier momento retorna al país. Además, es el único comandante en jefe de las FF.AA., de tal manera que las agresiones que cometen las fuerzas armadas bolivianas van a tener, más temprano que tarde, rendir cuentas, pues lo persigue la Convención de Viena y no se pueden amparar en que les ha mandado alguien a agredir y a asesinar al pueblo. Hay delitos de lesa humanidad como el genocidio que están practicando en Bolivia, igual que en Colombia y en otras partes de la geografía mundial; bueno, eso va a tener una repercusión y van a tener que enfrentar los tribunales internacionales. En el caso de Bolivia, ha sido público, notorio y comunicacional todas las agresiones y se está persiguiendo, en un retroceso hacia el siglo XXI, simplemente por las características antropomórficas; es decir, quieren a acabar con el Estado plurinacional, quieren acabar con los indígenas, pero se van a imponer el triunfo del pueblo y los bolivianos van a rescatar su democracia.

E/NL

     

 

Tags

Comentarios