Ene 21, 2020 05:58 UTC
  • Colombia obedece a EEUU y declara “terrorista” a Hezbolá

Colombia anuncia haber adoptado la denominada lista de grupos terroristas de EE.UU. que incluye al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

“El viernes pasado, en el Consejo de Seguridad Nacional que presidí, di una instrucción clara: avanzar en la armonización para la cooperación internacional y en la detección oportuna y temprana y, por eso, Colombia ha adoptado como referente la lista de la Unión Europea (UE) y la lista de EE.UU.”, ha informado este lunes el presidente colombiano, Iván Duque.

El Consejo de Seguridad colombiano además ha decidido excluir de la lista de organizaciones terroristas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por ser ahora un partido político.

Este mismo día, el Gobierno de Honduras también ha declarado a Hezbolá como un grupo “terrorista”. Tegucigalpa ha tomado la medida en un momento en que está bajo presiones por tratar de abrir una misión diplomática en Al-Quds (Jerusalén), una medida que los palestinos califican de un “crimen contra el derecho internacional”.

Las decisiones tomadas por Honduras y Colombia han sido elogiadas por el primer ministro del régimen de Israel, Benjamín Netanyahu, quien ha felicitado a ambos países latinoamericanos.

Bogotá ha tomado esta decisión mientras el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, ha acusado a Colombia de someterse a las presiones de Estados Unidos. 

Hacer pasar a Hezbolá por un grupo “terrorista” se ha convertido en la principal estrategia del régimen de Tel Aviv. Uno de los objetivos es difamar la Resistencia en otros países, a fin de garantizar la ocupación israelí de los territorios palestinos.

Durante los últimos años, Hezbolá ha reforzado su capacidad defensiva para hacer frente a las agresiones de Israel. El régimen de Tel Aviv viola a menudo la soberanía de El Líbano y ya ha desencadenado dos extensas guerras contra ese país.

La primera ofensiva armada, conocida como la Primera Guerra de El Líbano, comenzó el 6 de junio de 1982, cuando las fuerzas israelíes invadieron el sur del país árabe con el pretexto de expulsar a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) del territorio libanés. Esta guerra acabó en la victoria de Beirut, apoyada por Hezbolá, y la derrota estratégica de Israel.

En la segunda ofensiva, que empezó el 12 de julio de 2006, Israel, so pretexto de liberar a dos de sus soldados, lanzó amplios ataques desde aire, tierra y mar contra el territorio libanés (ofensiva conocida como Guerra de los 33 Días). No obstante, gracias a la resistencia de Hezbolá, el régimen israelí se vio obligado a retroceder con las manos vacías.

Hezbolá también desempeño un rol determinante en la derrota del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en el oeste de Asia, especialmente en Siria, donde los extremistas, según informes, fueron apoyados militar y logísticamente por EE.UU., el régimen de Israel y sus aliados occidentales y regionales.

N/JP/C

olp

Tags

Comentarios