Mar 12, 2020 04:11 UTC
  • Venezuela: EEUU carece de moral para hablar de derechos humanos

El canciller venezolano denuncia que el Gobierno de EE.UU. es el principal violador de los DD.HH. y no tiene moral para evaluar a otros países en esta materia.

“EE.UU., principal violador de DD.HH.: guerras, manuales y prácticas de torturas, centros de detención clandestinos, imposición de medidas coercitivas criminales; debería comenzar por ratificar los más elementales tratados internacionales de DD.HH.; carece de moral para evaluar a otros”, ha manifestado este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, a través de su cuenta de Twitter.

Estas declaraciones del titular venezolano se han producido después de que el Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, mencionara en su Informe sobre los Derechos Humanos al país bolivariano y acusara al Gobierno del presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro, de cometer ejecuciones extrajudiciales y torturas.

Previamente, la misma jornada del miércoles, el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, había dicho en una rueda de prensa que el Gobierno venezolano aumentó la represión tras el fallido ataque con aeronaves no tripuladas (drones) contra Maduro, perpetrado en agosto de 2018 mientras protagonizaba un acto en el centro de Caracas (capital venezolana).

También, el pasado 5 de marzo, el presidente de EE.UU. anunció que estaba sopesando la necesidad de extender un año más la orden ejecutiva de “emergencia nacional” sobre Venezuela, que firmó en 2015 el entonces presidente estadounidense, Barack Obama (2009–2017), hecho que fue rechazado en duros términos por el país bolivariano.

En ese sentido, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, denunció el pasado sábado que las medidas coercitivas y unilaterales de EE.UU. “son un crimen” de lesa humanidad directa contra los venezolanos.

Desde enero de 2019, cuando el Gobierno de Trump reconoció al opositor venezolano Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, Washington ha endurecido su campaña de presión económica e incluso ha llegado a amenazar a la nación sudamericana con una intervención militar.

El Gobierno de Caracas ha condenado en reiteradas ocasiones el “terrorismo económico” estadounidense para generar descontento entre la población y forzar un golpe de Estado contra Maduro. No obstante, ha asegurado que luchará con toda su fuerza y con el apoyo de sus aliados para neutralizar los complots golpistas de EE.UU.

N/NL/C

Tags

Comentarios