Ago 03, 2020 03:14 UTC
  • Morales rechaza presiones para proscribir al MAS en las elecciones

Evo Morales denuncia presiones al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia para proscribir al Movimiento al Socialismo (MAS) en las próximas elecciones.

“Tenemos informaciones del TSE de Bolivia en sentido de que hay presiones internas y externas para proscribir al MAS-IPSP (el Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos), lo cual sería como descuartizar, nuevamente, a Túpac Katari (caudillo de la etnia aimara) o fusilar a Zárate Willca (un líder y caudillo indígena de Bolivia)”, ha indicado este domingo el depuesto presidente boliviano en su cuenta de Twitter.
 
El partido político liderado por Morales, el MAS, informó también el pasado junio, en un comunicado, que el TSE había presentado ante el Ministerio Público una querella penal por presunto fraude en las elecciones de 2019, sin pruebas fehacientes hasta el momento.
 
La medida, que también busca inhabilitar a todos los candidatos de la formación política, puso en duda la imparcialidad del ente electoral, según el texto.
 
Bolivia tiene previsto celebrar elecciones presidenciales el próximo 18 de octubre tras ser retrasadas en dos ocasiones por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, que alcanzaría supuestamente su pico de contagio en el país andino.
 
No obstante, de acuerdo con varios expertos, esa decisión respondería al interés del gobierno de facto de perpetuarse en el poder y, a juicio del exmandatario boliviano, coloca los intereses políticos por encima de la salud del pueblo.
 
“En lugar de dar datos ciertos sobre picos de contagio, el Ministerio de Salud dice, después de que el TSE de Bolivia recorrió fecha de elecciones a octubre, que este mes será de más contagio. Al gobierno de facto no le interesa la salud del pueblo. Usa la pandemia con fines políticos”, había indicado Morales anteriormente.
 
Cabe señalar que las elecciones se repiten en Bolivia tras el golpe de Estado realizado, en noviembre de 2019, en contra de Morales, después de que la oposición desconociera su reelección en los comicios de octubre de ese mismo año. Tras la renuncia de Morales, la entonces senadora opositora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta interina del país, lo que provocó protestas masivas.

N/FSH/C

Tags

Comentarios