Sep 24, 2020 10:07 UTC
  • Argentina denuncia que Áñez la involucre en crisis boliviana

Argentina rechaza las acusaciones de la presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, ante la ONU, sobre acoso sistemático del Gobierno de Alberto Fernández.

“La Cancillería argentina lamenta que, en su intervención del día de hoy [miércoles] ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), la señora Áñez haya insistido en procurar involucrar al Gobierno argentino, en plena campaña electoral, en la política interna del Estado Plurinacional de Bolivia”, publicó el Ministerio de Asuntos Exteriores argentino en Twitter.

Áñez, en su discurso ante las Naciones Unidas, arremetió contra el Gobierno de Argentina por acoger al expresidente boliviano Evo Morales, en calidad de refugiado político, tras el golpe de Estado del pasado 10 de noviembre.

“Cuál es la autoridad que tiene el Gobierno argentino —con Alberto Fernández como presidente y Cristina Fernández de Kirchner como vicepresidenta— para hacer de la intromisión la clave de su política exterior hacia Bolivia y para amparar una conspiración violenta de Evo Morales contra la democracia boliviana”, preguntó la mandataria de facto boliviana.

Además, la mandataria surgida del golpe de Estado en Bolivia, que renunció a su candidatura presidencial la semana pasada, denunció “ante el mundo el acoso sistemático y abusivo que ejerce desde Argentina el gobierno kirchnerista” y catalogó al Gobierno de Fernández de una “casta populista” que no duda en utilizar “métodos abusivos para sostener sus planes”.

La Cancillería argentina también en su mensaje expresó su esperanza de que Áñez pudiese concentrar su energía en la realización de las elecciones presidenciales libres y transparentes del próximo 18 de octubre.

Fernández, quien desconoce al gobierno de Áñez, otorgó refugio a Morales después de su renuncia tras el golpe de Estado en el país andino. Desde entonces, Áñez inició una campaña de difamación contra el líder indígena y su partido. La más reciente medida fue la inhabilitación del exmandatario izquierdista para postularse como candidato a senador. Morales calificó esta medida de “ilegal”.

Bolivia irá a elecciones el 18 de octubre. Por ahora, las encuestas muestran que los postulantes están empatados en la intención de voto del candidato presidencial por el Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, delfín de Morales, y el expresidente de centro Carlos Mesa, con el 23 %.

N/JP/C

 

Tags

Comentarios