Oct 01, 2019 05:49 UTC

Parstoday- Entrevistador (E): Estimados oyentes iniciamos Entrevistas con el experto en temas políticos Pablo Jofré Leal, quien, en esta oportunidad, desde Santiago de Chile, nos hará un comentario con motivo de la Semana de la Defensa Sagrada.

La gesta de resistencia de los ochos años de la defensa de los iraníes contra la agresión del régimen baasista del dictador iraquí Saddam Husein y sus aliados, entre 1980 y 1988, se conoce como defensa sagrada y, para conmemorar esta lucha Irán ha instituido la cuarta semana del mes de septiembre, como la “Semana de la Defensa Sagrada”.

Esta defensa sagrada del pueblo de Irán es el documento de la manifestación de una nación que, apoyándose en Dios y respetando los principios humanos, resistió ante el frente opresor. Por eso, los ocho años de resistencia iraní con todos sus altibajos, han dejado una remembranza y una cultural permanente. En esta cultura, la recuperación de la patria no ha sido el único objetivo de los combatientes; sino que ellos para mostrar su poder al enemigo invasor, eligieron el camino de la resistencia. Con esta introducción Pablo queremos preguntarte, dado que han pasado 40 años desde el triunfo de la Revolución, han sido muchos los avances, ¿Cómo crees que está la situación actual en el tema de la defensa de los iraníes?

PJL:  La conmemoración de la defensa sagrada, es decir esta guerra impuesta sobre la Revolución Islámica de Irán, a principios de la década de los ochenta del siglo XX, representa no solo una historia llena de valentía, de heroísmo, de defensa de la patria, de defensa de la soberanía, sino también sentó las bases para dar cuenta de lo qué es la Revolución Islámica, el profundo arraigo en el pueblo iraní, la profunda convicción que la defensa de la soberanía, la defensa de la tierra, la defensa de una historia milenaria, está íntimamente ligada a la defensa de una serie de valores que tienen que ver con la defensa de la patria, de la tierra, de los valores que representa la Revolución Islámica, de los valores que representa el respeto a los seres humanos y a su autodeterminación, y en ese plano, entonces, la situación actual de Irán en este campo, después de 40 años del triunfo de la Revolución, representa sin duda la concreción de cada uno de esos puntos mencionados, representa la idea y la práctica de que no es posible avanzar como país, si no se avanza también en la defensa irrestricta de todos sus valores de una sociedad completa y significa también avanzar en el desarrollo tecnológico, en el desarrollo social, en el desarrollo político, con todas las dificultades que eso tiene, porque, indudablemente, 40 años de Revolución Islámica han tenido dificultades extremas y no solo la defensa sagrada, la desestabilización permanente por parte de EEUU, sino también los ataques terroristas a través del MKO, a través de las sanciones, los embargos, los bloqueos, el congelamiento de activo, que generan dificultades en la población de Irán, qué duda cabe que las dificultades en las transferencias internacionales generan problemas en el intercambio comercial, qué duda cabe que bloquear el acceso a tecnología, fármacos y alimentos genera dificultades en la población, pero a pesar de ello, han sido 40 años de un constante batallar, de un constante trabajo no solo en contra de estas medidas impulsadas principalmente por Washington y sus aliados sino también a través de sus aliados regionales como es el sionismo israelí y el wahabismo de Arabia Saudí. A 40 años del triunfo de la revolución, a una cantidad de años similar al inicio de la defensa sagrada, entre los años 1980 y 1988, dar cuenta de la Revolución Islámica, dar cuenta del triunfo de esta revolución, como referente para decenas de países que han encontrado no solo la figura del Imam Jomeini (que descanse en paz) sino también de todos aquellos, que de una u otra manera, desde el punto de vista de la referencia religiosa, política y militar, han generado tener una revolución concreta, firme, enhiesta y soberana, sin duda, representa cuarenta años después un excelente faro, un excelente referente para todos aquellos países que luchan por su autodeterminación.    

E: La Semana de la Defensa Sagrada coincide con una férrea hostilidad por parte de EEUU, aplica sanciones, restricciones, embargos e incluso ha llegado a amenazar con una acción belica, en caso de que la situación se desborde y haya un ataque por parte de potencias extranjeras ¿cómo crees que responderá el pueblo iraní, cómo hace 39 años ante Saddam?

PJL: Que no lo dude EEUU, que no lo dude Francia, Gran Bretaña, Alemani Irán defenderá su soberanía, defenderá su territorio, Irán será capaz de impulsar con más fuerza aquella defensa sagrada que implementó en los años ochenta cuando fue agredido por Irak, avalado y auspiciado por potencias occidentales. Irán sin duda no se va a arrodillar ante la insistencia de la Administración del régimen estadounidense, dirigido por Donald Trump, para aceptar sus imposiciones políticas y económicas, desde el punto de vista de un acuerdo nuclear, que firmado en el año 2015, tiene un único violador que se llama EEUU; por tanto, ante la posibilidad de un ataque, ante la posibilidad de tratar de cercenar el territorio iraní, ante la posibilidad de violar las aguas territoriales del Golfo Pérsico o cualquier parte del territorio iraní, no me cabe duda que la Revolución Islámica, a través de su Ejército, de sus milicias, de los propios Guardianes de la Revolución Islámica, de la sociedad entera, les hará pagar muy caro  tremenda osadía. No hay duda que el pueblo iraní daría la misma respuesta que dio a Saddam Husein cuando este agredió al pueblo iraní a través de esa guerra impuesta, porque la defensa sagrada no solo se conmemora en función de lo que significó la defensa de la soberanía iraní,  se conmemora también porque representó un punto de referencia, un punto de luz, un faro, frente a todos los intentos de Occidente, de Arabia Saudí y del sionismo para tratar de destruir la Revolución Islámica, que es hablar también de tratar de destruir la sociedad iraní; por tanto, si bien, cada día suenan más fuertes los tambores de guerra, también cada día suena con más fuerza la voz de Irán en los foros internacionales, en los medios de información, en los círculos internacionales donde se da a conocer con fuerza que Irán no va a aceptar amenazas, Irán no va a aceptar ataques a su territorio y de ahí que la defensa va por el fortalecimiento de sus sistema de misiles, por su capacidad aérea, su capacidad de blindados, de artillería, en fuerza aérea, en preparar a la población y, sobre todo, en fortalecerse mucho más en la convicción que Irán no va a hacer vencido y así como venció en la defensa sagrada, así también vencerá cualquier intento del imperialismo, el sionismo y el wahabismo por tratar de derrocar la Revolución Islámica.

E/NL

 

Tags

Comentarios