Oct 22, 2019 19:27 UTC

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán ha tomado acciones legales en el caso de un conocido profesor iraní detenido en EE.UU.

Así lo ha indicado este martes la doctora Mahnaz Rabiei, esposa de Masud Soleimani, de 49 años, de la Universidad de Tarbiat Modares de Teherán (capital iraní), quien viajó a Estados Unidos con un visado emitido por invitación de un afamado centro de investigación estadounidense y fue detenido en octubre de 2018 por el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) a su llegada al país norteamericano; hace prácticamente un año que permanece en prisión.
 
La Clínica Mayo, localizada en el estado estadounidense de Minnesota, había extendido una invitación a Soleimani para que este dirigiera un programa de investigación sobre el tratamiento de pacientes con problemas cerebrovasculares.
 
Sin embargo, los fiscales de la ciudad estadounidense de Atlanta, donde el científico iraní fue detenido, acusaron a Soleimani —especializado en la investigación de células madre, hematología y medicina regenerativa—, así como a dos de sus antiguos estudiantes, de conspirar e intentar exportar materiales bilógicos de Estados Unidos a Irán sin autorización para ello y en el marco de una supuesta violación de las sanciones del país norteamericano contra la nación persa.
 
A juicio de Rabiei, el Gobierno de EE.UU. está utilizando la violación de las sanciones como pretexto para poder ejercer presión política.
 
Tras criticar a Estados Unidos por encarcelar a Soleimani, su cónyuge ha informado de que el Ministerio iraní de Ciencia, Investigación y Tecnología ha sugerido la contratación de un abogado para seguir el caso.
 
La familia del científico también ha tachado de un “acto inhumano” la detención sin juicio del profesor, reiterando que ha sido privado de sus derechos básicos.
 
“Es una violación de los derechos humanos por parte de EE.UU., que mantiene encarcelado a un científico sin cargos desde hace un año. Estamos bajo mucho estrés”, ha denunciado Rabiei.
 
En un comunicado emitido la misma jornada, la familia del doctor Soleimani ha expresado su gran preocupación por el débil estado de salud, tanto desde el punto de vista mental como físico, del profesor encarcelado y, ha señalado que padece el síndrome de irritación intestinal, razón por la cual, ha perdido unos 15 kilogramos de peso, además de sufrir una pérdida severa de la visión.
 
Las autoridades del país persa consideran politizado el caso de Soleimani y denuncian que EE.UU. diseña y pone trampas para atrapar y detener a profesores y científicos iraníes.

N/FSH/C

Tags

Comentarios