Nov 22, 2019 11:38 UTC

Las Fuerzas Armadas de Irán destruyen objetivos de alta maniobrabilidad en el primer día de las maniobras aéreas a gran escala que han arrancado este viernes.

Durante los ejercicios conjuntos de defensa aérea de las Fuerzas Armadas de Irán, bautizados ‘Defensores del Cielo de Velayat 98’ han sido destruidos con éxito los blancos enemigos de alta maniobrabilidad por Talash, un sistema de defensa aérea de largo alcance de fabricación iraní.

Además, los drones ‘Karrar’ (Atacante) de las fuerzas de defensa aérea del Ejército iraní han ofrecido una brillante presentación al llevar a cabo por primera vez con éxito una operación de intercepción y combate a gran escala con los aviones hostiles.

Los ejercicios se llevan a cabo en un área de 416 mil kilómetros cuadrados, en la provincia central de Semnan, simulando el área general del Golfo Pérsico y el estrecho estratégico de Ormuz.

El simulacro incluye varios tipos de sistemas de misiles y radares de producción nacional para contrarrestar las amenazas aéreas en altitudes bajas, medias y altas.

La maniobra tiene como objetivo aumentar la preparación para el combate y consolidar las capacidades de defensa aérea de las Fuerzas Armadas en condiciones de guerra real simuladas.

La primera fase del simulacro incluyó la detección y la ubicación de los objetivos lanzados desde supuestas posiciones enemigas, mientras que en la segunda fase, además de cumplir con las misiones previstas, se incorporarán sistemas de radar y de defensa antiaérea que atacan supuestos blancos enemigos en el aire.

Irán ha llevado a cabo importantes ejercicios militares en los últimos años para mejorar las capacidades de defensa de sus Fuerzas Armadas y probar tácticas militares modernas y equipos de última generación.

Durante los últimos años, Irán ha obtenido avances considerables en la industria defensiva, en particular en la producción y operación de aviones y misiles, y ha alcanzado la autosuficiencia en la producción de numerosos equipos y sistemas militares.

El desarrollo militar y defensivo de Irán, según las evaluaciones de varios observadores, ha ocasionado un cambio en el equilibrio de poder en la región del oeste de Asia a favor de Irán.

La República Islámica sostiene que su doctrina de defensa se fundamenta simplemente en la disuasión y no representa una amenaza para ningún otro país.

N/NL/C

Tags

Comentarios