Mar 22, 2020 07:09 UTC
  • El Líder iraní se dirige en directo a la nación por el Año Nuevo

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, se dirige al pueblo iraní en directo tras cancelar su discurso por el Año Nuevo debido al brote del coronavirus.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha pronunciado este domingo un discurso con motivo del Año Nuevo persa (Noruz) y de la Fiesta de Mabaas, el aniversario de la designación del Profeta del Islam, el Hazrat Muhamad (la paz sea con él), como el último profeta divino.
 
El ayatolá Jamenei ha felicitado a todos los musulmanes del mundo la Fiesta de Mabaas, acontecimiento que ha considerado un importante “evento” divino.
 
“A lo largo de la historia, Dios hizo que los grandes profetas se comprometieran a creer en el gran Profeta del Islam (P) en el día de la Misión Profética y a ayudarlo. El nombre y las características de nuestro Profeta (P) aparecían en la Torá y en los Evangelios no alterados”, ha añadido.
 
El Líder iraní ha señalado que el conjunto de los valores individuales y sociales del Islam, entre ellos la libertad, la justicia social y el estilo de vida, conforman una parte importante de la Misión Profética y quien crea en las verdades del contenido de la Misión Profética, tendrá una buena vida.
 
Asimismo, ha indicado que el Islam regaló hace 1400 años al ser humano conceptos como justicia social y libertad, mientras que el Occidente está familiarizado con estos conceptos desde hace más de tres o cuatro siglos, y, en contraposición a la conducta deshonesta de los occidentales, el Islam aplicó, con honradez, los primeros años de su inicio, estos conceptos hasta donde le fue posible.
 
El ayatolá Jamenei ha hecho énfasis, además, en que la formación de un gobierno islámico allana el terreno para poder implementar las enseñanzas del Islam, ya que, si no hay poder político, los abusivos, los arrogantes, los que se oponen a la libertad y a la justicia, y otros enemigos del ser humano, así como ciertas peculiaridades, como la pereza, no permitirán que se pongan en práctica los conceptos, valores y enseñanzas, e impedirán que la humanidad recorra el camino hacia el progreso y la salvación, y fue exactamente por esto que el Profeta del Islam (P) formó un gobierno a la primera oportunidad.
 
En esta parte de su discurso, ha recordado que el Imam Jomeini (que en paz descanse), Fundador de la República Islámica de Irán, conoció en profundidad las realidades del Islam y cumplió precisamente con la fórmula de la Misión Profética. Es más, gracias a su buena fe y al apoyo del creyente pueblo de Irán se levantó contra el régimen corrupto, cruel y dependiente de los Pahlavi y logró conformar un sistema islámico para dirigir al pueblo iraní por el camino correcto, según las enseñanzas y los valores islámicos.
 
El ayatolá Jamenei ha precisado, igualmente, que 300 años después del Profeta del Islam (P), el gobierno más fuerte en ciencia, cultura, política y poder militar fue el gobierno del Islam, por lo que, ha subrayado, si hoy no holgazaneamos ni somos cortos de mente, podremos llegar a la cima del gobierno islámico del Profeta (P) y a la nueva civilización islámica.
 
Los musulmanes tienen que dotarse de medios políticos para contrarrestar a sus enemigos, ha agregado, advirtiendo que, al igual que los profetas tuvieron muchos enemigos, no debe sorprendernos que los tengamos nosotros también. 
 
“Hoy, EE.UU. es el enemigo más diabólico de la República Islámica. Tenemos muchos enemigos, pero EE.UU. es el más diabólico. Sus dirigentes son mentirosos, cínicos, codiciosos y charlatanes, además de injustos, despiadados y terroristas”, ha dejado en claro el ayatolá Jamenei.
 
En este sentido, ha indicado que Dios Todopoderoso enseñó, desde los albores del Profeta (P) una erudición para hacer frente a las hostilidades: la paciencia; es decir, resistir, ser firmes, no cambiar los cálculos precisos por artimañas del enemigo, dirigirnos hacia los grandes objetivos diseñados, seguir el camino, no arrodillarnos y no tener dudas (en la meta). “La victoria será definitiva si la paciencia y la resistencia se combinan con la razón, el pensamiento y la consulta”, ha añadido.
 
Refiriéndose a los énfasis que ha realizado recientemente acerca de la necesidad de fortalecer el país, el Líder iraní ha recalcado que este asunto traspasa las esferas militar y de la defensa, pues abarca también aspectos económicos, científicos, culturales, políticos, tecnológicos y propagandísticos.
 
“El empoderamiento requiere herramientas. Una de estas herramientas estriba en preservar a la mayoría de la población joven del país y, por eso, se ha resaltado, repetidamente, en los últimos años, esta cuestión”, ha subrayado el ayatolá Jamenei, indicando que el “Salto de la Producción”, el lema que su persona ha elegido para este Año Nuevo iraní, es otra herramienta más para fortalecerse.
 
En cuanto a la pandemia del nuevo coronavirus, denominado COVID-19, ha sostenido que “resulta muy raro” que las autoridades de EE.UU. hayan señalado, en más de una ocasión, que pueden ayudar a Irán mediante el suministro de medicinas, ya que, en primer lugar, conforme a sus propios alcaldes y gobernadores, sufren una terrible escasez de estos productos por el brote del nuevo coronavirus.
 
“Segundo, se acusa a EE.UU. de haber fabricado el coronavirus. Yo no sé qué tiene eso de cierto, pero, dada tal imputación, ¿qué persona sensata confiaría en ellos? Quizá proporcionen sustancias que extiendan la enfermedad o la hagan endémica. La experiencia nos demuestra que son capaces de cosas así”, ha aseverado.
 
La experiencia de los últimos 40 años ha demostrado que la nación (iraní) está capacitada para hacer frente a los desafíos y problemas, al nivel que sean, ha apostillado el Líder de Irán.
 
“La gente debería tomarse en serio y cumplir los consejos dados por el Centro Nacional de Lucha contra el Coronavirus y por las autoridades. La enfermedad hizo que clausurásemos las congregaciones religiosas, los mausoleos, algo sin precedentes en nuestra historia religiosa”, ha señalado.
 
 
“Ojalá que Dios Todopoderoso libre de esta plaga a nuestra nación, a todas las naciones musulmanas y a la población del mundo”, ha concluido.

 

N/FSH/C

Tags

Comentarios