Mar 31, 2020 09:44 UTC

La industria militar de Irán logra poner en línea de producción en masa la segunda generación de kits de detección del nuevo coronavirus, COVID-19, según medios.

Los expertos del Ministerio de Defensa iraní han logrado poner en línea de producción la segunda generación de los kits de prueba para la detección del nuevo coronavirus, denominado COVID-19, a fin de proveer a los centros sanitarios que los requieran, ha asegurado este lunes el director del Instituto de Investigación y Educación del citado ente militar, el brigadier Farhad Amiri.

En la ceremonia de presentación de estos test rápidos en la sede ministerial, situada en Teherán (capital), Amiri, que estuvo acompañado del comandante Azizi Delshad, jefe de la Oficina de Investigación y Asuntos Industriales del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, ha dicho que su departamento se siente orgulloso de haber podido contribuir en la fabricación de este producto tan esencial para el diagnóstico del letal patógeno.

Tras destacar que los aludidos expertos pudieron desarrollar la tecnología necesaria para la fabricación de los kits en apenas una semana después de que comenzara la propagación del nuevo coronavirus entre los iraníes, el aludido director ha enfatizado la eficacia de los dispositivos.

Unos dispositivos de alta precisión capaces de detectar los tres tipos de genes E, N, Rdrp, — genomas que forman la estructura molecular del COVID-19—que, según Amiri, cumplen con las condiciones y los estándares exigidos por el Ministerio de Sanidad de Irán.

Delshad, por su parte, ha resaltado que estos nuevos kit son capaces de detectar en tan solo tres horas si un potencial paciente se ha contagiado.

Los primeros dispositivos de este tipo, ha adelantado, estuvieron en fase de ensayo a partir de mediados del mes de febrero, previo a que esta enfermedad llegara al territorio persa mientras estaba haciendo estragos en China y han pasado varias fases de investigación para recibir los certificados sanitarios a fin de ponerlos al servicio de los centros médicos y la ciudadanía en general.

Ante la rápida propagación del COVID-19 no solo en Irán, sino en todo el mundo, las autoridades persas han pedido a la nación que contribuya a impedir la propagación de la pandemia observando las medidas de prevención, y han instado a la colaboración de todos los sectores, incluidas las Fuerzas Armadas del país.

N/NF/C

 

Tags

Comentarios