Abr 06, 2020 03:49 UTC
  • Irán: COVID-19 mostró el carácter antihumano del Occidente y EEUU

“El brote del coronavirus mostró nuevamente a todo el mundo la cara antihumana y racista de los Gobiernos occidentales, especialmente Estados Unidos, y expuso que, ante los beneficios de sus capitalistas, incluso la vida de sus propios ciudadanos no vale nada”, señaló el Consejo Superior de los Derechos Humanos de Irán en un texto difundido el domingo.

“El brote del coronavirus mostró nuevamente a todo el mundo la cara antihumana y racista de los Gobiernos occidentales, especialmente Estados Unidos, y expuso que, ante los beneficios de sus capitalistas, incluso la vida de sus propios ciudadanos no vale nada”, señaló el Consejo Superior de los Derechos Humanos de Irán en un texto difundido el domingo.
 
La institución iraní lamentó que, ante este brote, el presidente estadounidense, Donald Trump, con una visión inhumana, paladinamente enfatiza en la prioridad y la superioridad de los intereses económicos de su país ante las vidas de los ciudadanos de EE.UU., y esta política lleva que el país norteamericano lidere la lista de las naciones con mayor número de muertes por el COVID-19.
 
Al respecto, aseveró que una revisión sobre las medidas y comportamiento de los Gobiernos occidentales ante los derechos humanos durante la historia, revela la verdadera cara antihumana de ellos.
 
“Estos Gobiernos que durante la historia han matado a millones personas inocentes, siempre tratan de presentarse como los defensores de los derechos humanos y, por otro lado, ofrecen su apoyo incondicional a la agresión saudí y a los terroristas en la región”, añadió.
 
Al referirse a las noticias publicadas estos días sobre el robo de los cargamentos médicos de los países occidentales, el texto recalca que el liberalismo, eliminando a su entender a Dios, ha quitado, de hecho, a los seres humanos de la esfera de la vida.
 
 
La República Islámica de Irán desde el comienzo adoptó medidas e iniciativas adecuadas para proteger los derechos del pueblo, reza el documento. “Desde el principio de la epidemia de COVID-19, Irán, con el fin de controlar el virus y proteger a todos los ciudadanos, incluso millones de extranjeros que residen en el país, adoptó amplias medidas”, adujo.
 
El texto destacó la iniciativa del Gobierno de Irán al otorgar la liberación de unos 100 000 presos en el país, que incluso fue admirado por la alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien recientemente calificó a Irán como un país ejemplar en la lucha contra el nuevo coronavirus que garantiza la salud de los reos. Eso mientras que EE.UU. obliga a sus presos a trabajar duro.
 
Al final, el Consejo de los DD.HH. de la República Islámica de Irán reafirmó su disposición a compartir las experiencias del país para preservar y respetar la dignidad humana, e invitó a los responsables de la comunidad internacional a utilizar las experiencias positivas y exclusivos del país persa en este contexto.

N/FSH/C

Tags

Comentarios