May 25, 2020 11:28 UTC
  • Irán condena cualquier injerencia en los asuntos internos de China

Irán condena las injerencias en los asuntos internos de China y urge a respetar la integridad territorial de este país.

“Destacando la importancia de respetar el principio de ‘Una Sola China’, la República Islámica de Irán condena cualquier injerencia extranjera en los asuntos internos” del país asiático, dijo el domingo el portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi.
 
Musavi, tras condenar cualquier atentado contra la soberanía nacional y la integridad territorial de China, repitió que “la política exterior de la República Islámica de Irán se basa en principios inmutables como la no injerencia en los asuntos de otros países y el respeto a la integridad territorial y soberanía nacional de otros países”.
 
Con estas palabras Musavi denunciaba las críticas de ciertos países occidentales, con EE.UU. a la cabeza, a China, cuyo Parlamento aprobó el viernes un texto-borrador que crea un marco legal para “prevenir, detener y sancionar” cualquier acto “de traición, secesión, sedición, subversión” y otros comportamientos que pongan en peligro la seguridad nacional en Hong Kong.
 
Musavi se reitera en la necesidad de “mantener el orden para garantizar la estabilidad, el bienestar y la seguridad de la gente de Hong Kong”.
En reacción, varias autoridades estadounidenses, incluido el presidente Donald Trump, arremetieron contra China, al punto de que el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Robert O’Brien, advirtió el domingo de que la Casa Blanca podría imponer sanciones a Pekín si finalmente se acaba ejerciendo la llamada ley de seguridad sobre el territorio de Hong Kong.
 
Pekín denuncia las injerencias de Washington y sus medidas a favor de Hong Kong, como, por ejemplo, la Ley de Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong, promulgada el pasado noviembre por el Congreso de EE.UU. El gigante asiático afirma que Estados Unidos está “chantajeando” a Hong Kong.
 
El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, explicó el domingo que la aprobación de la ley de seguridad estatal para Hong Kong es “un asunto interno” de su país y advirtió contra cualquier intervención extranjera. La ley servirá para “mantener la seguridad”, lo que “es una competencia del gobierno central” tanto en su país como en el resto de los países.

N/FSH/C

Tags

Comentarios