Jul 01, 2020 07:44 UTC
  • Palabras de Zarif en la reunión virtual del CSNU, subraya posición firme de Irán sobre JCPOA

ParsToday- “Cualquier nueva restricción impuesta por el Consejo de Seguridad de la ONU respecto a la Resolución 2231, es contraria a los compromisos fundamentales dados al pueblo iraní”.

Así declaró el martes el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, en su intervención por videoconferencia en la reunión virtual del Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas (CSNU) para abordar el noveno informe del secretario general de la ONU sobre el último estado de implementación de la Resolución 2231 respecto al pacto nuclear iraní, mientras subrayó que “las opciones de Irán ante la extensión del embargo de armas contra el país, serán decisivas”.

 

El punto destacado en el reciente informe en comparación con lo anterior, es su postura significativa común con los esfuerzos estadounidenses para impedir el fin de las sanciones de armas a Irán. Ya que el informe leído por el secretario general de la ONU sobre la implementación del acuerdo nuclear de Irán, el Plan Integral de Acción Conjunta  (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) ofrece un informe poco realista y engañoso de la Resolución 2231.

 

Los comentarios del canciller persa al respecto son importantes desde varios puntos: 

 

Primero: Este discurso, después de la aprobación del acuerdo multilateral nuclear, constituye la más completa crítica sobre el unilateralismo a nivel de la comunidad internacional.

 

Segundo: En su intervención, Zarif una vez más expuso el comportamiento de EE.UU. y el papel de las instituciones internacionales en la continuación de estas medidas ante los ojos de la opinión pública mundial para juzgarlos. 

 

Tercero: Zarif enfatizó en posturas definitivas de Irán sobre la plena implementación del JCPOA. 

 

El máximo diplomático persa señaló que el cronograma para la eliminación de las restricciones de armas plasmado en la resolución 2231 del CSNU es una parte inseparable del compromiso ganado con dificultad que finalmente permitió a las partes acordar sobre el  paquete general del JCPOA y la Resolución 2231.

 

Obviamente, las resoluciones del Consejo de Seguridad son parte del derecho internacional y deben ser cumplidas por todos los miembros. Sin embargo, EE.UU. canceló oficialmente sus obligaciones ratificadas en la Resolución 2231 y el JCPOA y lanzó su campaña de máxima presión contra Irán. Una política fuertemente rechazada por China y Rusia como otros dos miembros del Consejo de Seguridad.

 

Según sostuvo el representante chino ante la ONU, Zhang Jun, Washington no tiene ningún derecho a usar su membresía para activar el llamado “mecanismo de disparo” a fin de reestablecer las sanciones internacionales contra Irán.

 

Al echar un vistazo a esta reunión podemos mencionar dos puntos importantes. El primer, las expectativas de Irán del Consejo de Seguridad de la ONU. 

 

El segundo, las reacciones a nivel internacional ante comportamiento no convencional de EE.UU. Considerando la creciente oposición a las políticas unilaterales de Estados Unidos, parece que estas reacciones no serán tantas esperanzadoras para Trump y el destino de las próximas elecciones norteamericanas. 

 

En todo caso, en estas circunstancias especiales, una vez más podemos juzgar el papel del Consejo de Seguridad ante el unilateralismo de los Estados Unidos, y si dicho organismo vuelve a demorar sobre el caso, eso significará una generación atrasada en el multilateralismo y el estado de derecho. 

 

Como señaló Zarif “la comunidad internacional en general, y el Consejo de Seguridad de la ONU en particular, se enfrentan a una decisión importante. ¿Mantenemos el respeto al estado de derecho o volvemos al derecho de la selva al rendirnos a los deseos de un delincuente?”.

 

C/FSH/RH

 

Tags

Comentarios