Ago 08, 2020 13:12 UTC
  • Punto de vista del Líder Supremo de la Revolución sobre crimen de EEUU en bombardeo atómico de Hiroshima

ParsToday – En agosto de 1945, Estados Unidos asesinó de repente e instantáneamente a cientos de miles de personas con una bomba atómica en la ciudad de Hiroshima, y esa es la naturaleza del Ejército arrogante, ateo e inmoral de EE.UU.

En un mensaje con motivo del 75.º aniversario del ataque nuclear estadounidense contra la ciudad japonesa de Hiroshima, a finales de la Segunda Guerra Mundial, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, escribió en Twitter “si alguien quiere tocar el tema de los crímenes de los Ejércitos de los poderes arrogantes, puede escribir varios libros y debían de hacerlo”.

En los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, por orden del entonces presidente estadounidense, Harry Truman, las ciudades de Hiroshima y Nagasaki fueron bombardeadas el 6 y 9 de agosto de 1945.  Aunque este bombardeo desembocó en el fin del conflicto bélico, provocó la trágica muerte de unos 220 000 civiles inocentes.

Hasan Joni, profesor de derecho internacional, calificó el ataque nuclear de Estados Unidos contra Hiroshima como el mayor crimen contra la humanidad de la historia y dice  que la conciencia y la memoria humanas nunca  olvidarán  las imágenes de destrucción, matanza y quema de personas, especialmente mujeres y niños en Hiroshima y Nagasaki.

Los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki en Japón fueron un desastre. Este crimen  quedó registrado en la historia para siempre. Desde entonces, se han realizado muchos esfuerzos para evitar que esta tragedia se repita, pero continúan las amenazas y la existencia de miles de ojivas nucleares en los arsenales del mundo amenazan la humanidad.

Con semejante historia, Estados Unidos  busca  modernizar y producir nuevas generaciones de armas nucleares. Ahora las instalaciones nucleares sionistas, conocidas como “Pequeña Hiroshima” están operando en Dimona, Palestina ocupada con el apoyo y la  ayuda de Estados Unidos.

El ministro de Exteriores de la República Islámica de Irán, en el aniversario del criminal bombardeo atómico de Hiroshima por Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial,  especificó en un mensaje el  fin de la producción y el almacenamiento de armas atómicas en el mundo e indicó  que el fin de la pesadilla atómica se está retrasando desde hace mucho tiempo.

Estados Unidos, como autor de este crimen inhumano, al afirmar que  respalda los derechos humanos, da pasos en el camino de producir  bombas atómicas. Las bombas atómicas actuales son 3000 veces más destructivas que las utilizadas en Hiroshima y Nagasaki.

Christopher Ashley Ford, el secretario de Estado adjunto para la Seguridad Internacional y la No Proliferación, del grupo de reflexión “Hudson” sostiene que muchos de los aspectos desafiantes del mundo nuclear de hoy se deben a la modernización de las armas nucleares y la renovación de la rivalidad entre las grandes potencias en asuntos nucleares.

Lo cierto es que la historia de EE.UU, está  llena de intervenciones y crímenes contra las naciones del mundo: cometiendo crímenes de guerra en México entre 1846 y 1848; con más de 10 000  muertos, crímenes horribles en la guerra de Vietnam  entre los años 1955 y 1975; con cientos de miles de muertos y crímenes de guerra en Filipinas;  con al  menos 200 000 muertos forman parte de la historia de la intervención militar estadounidense.

Durante la guerra impuesta, Estados Unidos, al apoyar al régimen de Saddam, provocó el uso generalizado de armas químicas por parte del régimen invasor iraquí en ataques contra las ciudades y las aldeas de Irán e Irak.

El ataque con misil contra el avión iraní, el establecimiento de cárceles secretas y horribles torturas en las prisiones de Guantánamo y Abu Ghraib, así como la sangrienta represión de las protestas contra el racismo y las injusticias en la sociedad estadounidense, son parte  de las medidas inhumanas de Estados Unidos.

Por eso el Líder Supremo de la Revolución, en cuanto a los crímenes de Estados Unidos y los ejércitos de las potencias arrogantes, dijo que se puede escribir varios libros y debían de hacerlo.

 

C/FE/RH

Tags

Comentarios