Oct 19, 2020 03:44 UTC
  • Irán celebra terminación de restricciones relacionadas con armas; un día trascendental para la comunidad internacional

Irán recuerda que, a partir del domingo 18 de octubre, queda levantado el embargo de armas impuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU al país persa.

“A partir de hoy, se cancelan automáticamente todas las restricciones a la transferencia armas, actividades relacionadas y servicios financieros hacia y desde la República Islámica de Irán. Asimismo, todas las prohibiciones relativas a la entrada o el tránsito a través de territorios de los Estados miembros de las Naciones Unidas impuestas anteriormente contra una serie de ciudadanos y militares iraníes”, precisa un comunicado de la Cancillería de la República Islámica, publicado en la madrugada del domingo.

Estas sanciones se levantan en el marco de la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), que refrenda el acuerdo nuclear, suscrito en 2015 por Teherán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania). El país norteamericano se retiró del pacto en 2018.

De esta forma, la nota subraya que, conforme a las innovaciones del pacto nuclear, de nombre oficial del Plan de Acción Integral Conjunto (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), el fin definitivo e incondicional de los embargos de armas y de las prohibiciones de viaje no requiere de la adopción de ninguna nueva resolución ni de una declaración o cualquier otra medida del CSNU.

“Esto se logró después de arduas negociaciones y con una anticipación profética de la posibilidad del incumplimiento de las obligaciones por parte de unas partes del PIAC. El mismo procedimiento se aplica para la terminación de las restricciones relacionadas con el programa de misiles en el año 2023, y el fin completo del caso nuclear iraní en el Consejo de Seguridad en el año 2025”, señala el comunicado de la Cancillería iraní.

Por lo tanto, la República Islámica puede adquirir, a partir de esta fecha, cualquier tipo de arma y equipo necesarios, sin restricciones legales y únicamente sobre la base de sus necesidades de defensa, y también puede exportar armas de acuerdo con sus políticas, agrega la nota.

La declaración, además, ha hecho hincapié en que la doctrina defensiva de Irán se basa en una fuerte dependencia de su pueblo y las capacidades internas. “Desde la guerra de ocho años impuesta a Irán por el exdictador iraquí Saddam Husein, durante la cual el pueblo iraní fue víctima de armas sofisticadas y letales proporcionadas a Saddam por el Occidente, mientras que Irán se vio privado de adquirir incluso el armamento defensivo más básico, la República Islámica de Irán ha satisfecho sus necesidades defensivas mediante sus capacidades nacionales”, reza el texto.

Asimismo, asegura que la compra de armas no convencionales y de destrucción masiva no tiene ninguna cabida en la doctrina disuasiva de Irán. “La disuasión del país se deriva del conocimiento y la capacidad interna, así como del poder y la resistencia de nuestro pueblo. En la historia contemporánea, Irán, a pesar de su disparidad de poder, nunca ha iniciado una guerra”, sostiene el documento.

La Cancillería persa también ha instado a los Estados miembros del CSNU a respetar las leyes y los reglamentos del organismo, a pesar de los intentos “fallidos” de Estados Unidos para retener y eliminar los beneficios de Irán, en virtud de la Resolución 2231.

“Es evidente que cualquier medida contra las disposiciones de la Resolución 2231 del CSNU (…) constituirá un incumplimiento sustancial de la resolución y de los propósitos del PIAC. En ese caso, la República Islámica de Irán se reserva el derecho de tomar las contramedidas necesarias para asegurar sus intereses nacionales”, concluye el comunicado.

Los miembros del CSNU han rechazado la propuesta de Washington para prorrogar el embargo de armas contra Irán y su iniciativa formal para activar las sanciones internacionales contra Teherán, bajo el mecanismo de reactivación inmediata (snapback).

Irán ha logrado avances considerables en la industria defensiva, pese a las sanciones, y ha obtenido la autosuficiencia en la producción de varios equipos y sistemas militares durante las cuatro décadas después de la victoria de la Revolución Islámica.

Las autoridades iraníes han dejado claro una y otra vez que su capacidad militar no representa amenaza alguna para otros países, dado que su doctrina militar se basa simplemente en la disuasión.

N/FE/C

Tags

Comentarios