Ene 19, 2021 18:55 UTC
  • Irán asegura que producirá uranio metálico con motivos pacíficos

Irán asegura que su plan para producir combustible a base de uranio metálico persigue fines pacíficos y no tendrá implicaciones militares.

“Esta tecnología es una necesidad para Irán, que tiene que satisfacer las demandas de sus pacientes de radiofármacos con la mejor calidad. Se basa completamente en motivos humanitarios y pacíficos”, ha dicho este martes el portavoz de la Cancillería de Irán, Said Jatibzade.

Jatibzade ha reaccionado, de este modo, a un comunicado conjunto emitido el sábado por el Reino Unido, Francia y Alemania, que critica la decisión de Irán de avanzar en la investigación para la producción de uranio metálico.

La nota afirma que esa medida de Irán supuestamente contraviene el acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— firmado en 2015 por Irán y el Grupo 5+1, que, antes de la salida de Washington, lo integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania.

La troika europea formuló tal declaración después de que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) dijera que Irán le había notificado la reanudación de la investigación sobre la producción de uranio metálico para proporcionar combustible avanzado para el reactor de Teherán (capital persa).

Jatibzade ha explicado que lo reportado por la agencia se aplica a las “actividades de investigación y desarrollo para diseñar un combustible más avanzado para el reactor de investigación de Teherán, denominado combustible de siliciuro, del cual Irán ya había informado a la AIEA hace dos años y recientemente le ha proporcionado la información de su diseño”.

El diplomático persa ha señalado que el plan de Irán para producir combustible de uranio metálico no contradice el Tratado de No Proliferación (TNP) o los compromisos de Acuerdos de Salvaguardias Amplias.

Asimismo, ha destacado que varios países usan, en la actualidad, combustible fundamentado en el metal de uranio para sus reactores.

La República Islámica asegura que tiene el programa nuclear más transparente entre los países miembros de la AIEA, como lo demuestran las inspecciones de los sitios nucleares iraníes.

El país persa señala, no obstante, que seguirá impulsando su programa nuclear con fines pacíficos y que no puede ser la única parte que pague el costo del mantenimiento del acuerdo nuclear.

De hecho, Teherán cumplió plenamente con el pacto durante todo un año después de la retirada de EE.UU. del mismo, esperando que el resto de los signatarios cumpliese su parte; sin embargo, ante la pasividad de las partes europeas, el país persa empezó a reducir gradualmente sus compromisos nucleares en mayo de 2019, en virtud de los artículos 26 y 36 del PIAC. 

A principios de enero, Irán comenzó a inyectar gas en las centrifugadoras de la planta nuclear de Fordo (centro), con lo que ha vuelto a enriquecer uranio al 20 por ciento, y aseguró que tiene la capacidad para enriquecer fácilmente uranio en cualquier porcentaje, incluso por encima del 40, 60 y 90 por ciento.

No obstante, las autoridades iraníes han declarado que todos esos pasos son reversibles, siempre y cuando las partes europeas del acuerdo nuclear del PIAC garanticen los beneficios económicos que prometieron al país persa al firmar el pacto.

N/FE/C

 

Tags