Sep 15, 2019 05:30 UTC
  • Ataque de Ansarolá a Aramco; Riad  busca salvarse del pantano de Yemen

ParsToday – Las instalaciones en Abqaiq y Khurais de la compañía petrolera saudí Aramco, al este de Arabia Saudí, han sufrido un incendio extenso.

El Ministerio saudí del Interior ha achacado el incendio a un ataque con drones. La unidad de drones del Ejército y de los comités populares de Yemen ha reivindicado este ataque.

 

Cabe recordar que finaliza el 54.º mes de la guerra de la coalición saudí contra Yemen. Riad que esperaba ganar este conflicto en menos de un mes y restituir en el poder a Abdo Rabu Mansur Hadi, con el paso del tiempo ha comprendido que sus objetivos son difíciles de obtener.

 

Los Al Saud trataron de convertir la guerra en una de desgaste para detener a Ansarolá y a sus aliados. Pero ahora Riad ha descubierto que esta interpretación ha sido incorrecta, ya que Ansarolá y sus aliados lograron fortalecer sus potencialidades ofensivas y de defensa e infligir serios daños a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU). El ataque a las instalaciones de Aramco con 10 drones realizado el mes pasado así como el de hoy a las mismas instalaciones destacan entre las medidas de Ansarolá y sus aliados contra Arabia Saudí.

 

Estos ataques con drones ponen de relieve que Ansarolá y el Ejército yemení han puesto en la mira las capacidades petroleras saudíes. El ataque contra el gigante Aramco significa que Ansarolá y el Ejército yemení buscan dañar la economía de Riad y elevar los costos económicos de esta guerra para los Al Saud, toda vez que Arabia Saudí es el mayor productor y exportador de petróleo en el mundo y su crudo se considera su principal fuente de ingresos.  El yacimiento petrolífero de Aramco en la provincia de Abqaiq es la mayor reserva petrolera de Arabia Saudí con una capacidad de mil millones de barriles de petróleo del cual fue blanco de las operaciones de los yemeníes.

 

Otro punto respecto a los ataques con drones de los yemeníes, incluidos los realizados contra las citadas instalaciones de Aramco, es que el Ejército y de los comités populares yemeníes no buscan continuar la guerra, sino que estas operaciones solo tienen objetivos defensivos y disuasorios, además quieren elevar los costos de la continuación de esta guerra para Arabia Saudí y obligar a Riad a acabar con esta guerra inhumana.

 

Tomando en cuenta esta situación, se puede esperar que cambie la estrategia saudí en la guerra contra Yemen. La conversión del conflicto en uno de desgaste ahora no concuerda con los intereses de Riad. Y este país debe tratar de abonar el terreno para terminar la guerra y salir del lodazal de Yemen, ya que persistir en la guerra puede marcar una derrota más fuerte para los Al Saud.

 

C/FE/RH

Tags

Comentarios