Sep 16, 2019 04:24 UTC
  • Reunión de OCI contra declaraciones de Netanyahu

ParsToday- La reunión extraordinaria de los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) se celebró ayer domingo en Yeda, Arabia Saudí, a petición del mismo reino árabe, para abordar el plan decidido por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para anexionar gran parte de Cisjordania a los territorios ocupados palestinos.

 

El pasado martes por le noche, Netanyahu prometió anexionar los asentamientos sionistas ocupados en la Cisjordania y u a parte importante de esta zona a los territorios palestinos,  si consigue alzarse con la victoria en las próximas elecciones y la formación del nuevo gabinete. 

La cumbre de Yeda y las declaraciones de los ministros de Asuntos Exteriores en la cumbre contienen varios puntos importantes:

Primero: El tema de Palestina sigue siendo un caso importante en el mundo musulmán y la anexión de los territorios legales palestinos a los territorios ocupados no es una cuestión que el régimen sionista pueda resolverla sin problemas. El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudí, Ibrahim al-Asaf, dijo en la reunión urgente de cancilleres de la OIC que el problema palestino sigue siendo el problema principal de los países islámicos a pesar de todos los esfuerzos en su contra .

Segundo : Los Ministros de Relaciones Exteriores de este organismo islámico declararon ayer en la citada reunión que la inacción de los países islámicos contra los crímenes del régimen israelí, así como el apoyo de los Estados Unidos a estos crímenes son las principales causas de intrepidez de Israel hacia Palestina, especialmente la decisión de anexar territorios palestinos a los territorios ocupados palestinos. Tierras ocupadas. En esta misma línea, el canciller de Turquía, Mevlut Cavusoglu, tachó ayer en la reunión de Yeda de vergonzosas las declaraciones de Netanyahu y dijo que, “Israel, alentado por el apoyo de ciertos países, continúa con sus políticas agresivas, que lo están convirtiendo en un régimen racista y del apartheid. Si toda la comunidad musulmana hubiera reaccionado en conjunto, los planes, las políticas y los comportamientos imprudentes de EE.UU. e Israel nunca hubieran llegado a este punto”.

Tercero: Los participantes en la reunión de Yeda declararon que las medidas y declaraciones de las autoridades israelíes sobre la anexión de los territorios palestinos violaban las resoluciones del Consejo de Seguridad y que el Consejo de Seguridad necesitaba tomar medidas serias al respecto. El secretario general del OCI, Yusef bin Ahmad al-Othaimin, al respecto manifestó “Las medidas de régimen israelí violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y la celebración de la reunión del OCI revela  la centralidad del tema palestino para el mundo musulmán".

Cuarto: El consenso de los países islámicos en Yeda podría obstaculizar al menos a algunos países árabes que desean normalizar las relaciones con el régimen israelí o al mismo tiempo que se detiene este proceso.

Quinto y último punto es que la influencia de las políticas de los países islámicos contra el régimen de Israel está condicionada a la conversión de políticas declaradas en las políticas aplicadas. Aunque es necesario condenar verbalmente los crímenes del régimen de Israel, sin embrago, no es suficiente porque este régimen ha demostrado repetidamente que ignora la condena verbal. Al mismo tiempo, si bien es correcto la opinión del ministro turco de Relaciones Exteriores de que las declaraciones de Netanyahu en vísperas de las elecciones parlamentarias del régimen israelí tiene consumo interno (obtener votos), pero al mismo tiempo, la falsedad de la declaración de Netanyahu y la preservación de la integridad territorial palestina requieren un consenso práctico de los estados islámicos contra el régimen de Israel.

C/FSH/SC

Tags

Comentarios