Oct 13, 2019 16:49 UTC
  • Ataques militares de Turquía contra Siria dejan 415 muertos

La ofensiva de las Fuerzas Armadas de Turquía contra los kurdos en el norte de Siria ha dejado hasta el momento 415 muertos, según el Ministerio turco de Defensa.

El titular de la aludida Cartera, Hulusi Akar, informó el sábado que la operación militar turca contra los kurdos en las regiones norteñas de Siria ya había segado la vida de 415 “terroristas”, tal y como Ankara ve a los kurdos muertos durante la operación lanzada contra suelo sirio.

“La operación Fuente de Paz ha continuado de manera productiva al este del río Éufrates durante la noche”, dejando 415 muertos, escribió Akar en su cuenta en Twitter.

Este domingo, se cumple el quinto día de la agresión turca al territorio sirio, con intensos combates y bombardeos y el éxodo de los habitantes de las ciudades fronterizas sirias, que no tienen a dónde escapar.

Según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la acometida turca contra el norte de Siria ha causado el desplazamiento de 100 000 de personas y decenas de muertos, no obstante, Ankara presenta su acción bélica como un operativo antiterrorista para proteger su seguridad.

Ante esta tesitura, las organizaciones internacionales, así como la mayoría de países del mundo y de la región, entre ellos Rusia e Irán, han advertido a Turquía que dicha acción amenaza la soberanía y la integridad territorial de Siria.

El pasado viernes, Rusia pidió de manera urgente al Gobierno de Ankara, “detener su ofensiva militar y resolver sus preocupaciones de seguridad a través de un canal diplomático”.

Pese a los llamados a frenar la agresión, ayer sábado, las fuerzas turcas tomaron el control de la ciudad de Ras Al-Ain en el campo de Al-Hasaka, noreste de Siria.

Poco después, las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que son objeto de la agresión militar que anunció el miércoles el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, negaron las afirmaciones de la Cartera de Defensa turca respecto a que sus fuerzas habían tomado la ciudad fronteriza de Ras Al-Ain.

El presidente turco, anunció el pasado miércoles el comienzo de la “Operación Fuente de Paz” en el noreste de Siria, la cual comenzó con bombardeos aéreos y de artillería, para después pasar a una operación terrestre.

Según Erdogan, la ofensiva se realiza para neutralizar las amenazas terroristas contra Turquía y establecer una zona segura que contribuya al retorno de los refugiados sirios a sus hogares.

Por su parte, el Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, denuncia la presencia extranjera y cualquier plan para Siria sin la autorización de Damasco, e insiste en que el éxito de cualquier vía política para la paz depende directamente de la salida del país de las fuerzas foráneas no invitadas, las estadounidenses y turcas incluidas.

N/NF/C

Tags

Comentarios