Oct 23, 2019 05:48 UTC
  • Turquía: No hay necesidad de realizar más operativos en Siria

El Ministerio de Defensa de Turquía anuncia que “no hay necesidad” de un nuevo operativo en Siria, ya que las milicias kurdas se están retirando de la “zona segura”.

En un comunicado recogido el martes por la agencia oficial Anadolu, la Cartera turca confirmó la retirada de las milicias kurdas de la llamada “zona segura” en el norte de Siria, en el marco de la tregua de 120 horas establecida el pasado jueves por Ankara y Washington.
 
La declaración se publica horas después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acordaran en la ciudad rusa de Sochi una serie de medidas para estabilizar la situación en el noreste de Siria, donde Ankara lanzó el 9 de octubre una ofensiva contra las milicias kurdas.
 
Según lo acordado entre ambas partes, a partir del 23 de octubre, la policía militar rusa y la guardia fronteriza del Ejército sirio comenzarán a realizar patrullas conjuntas en una región de 30 kilómetros cerca de la frontera sirio-turca, fuera de los límites de la zona en que opera el Ejército de Turquía.
 
El presidente de Turquía, por su parte, confirmó esta misma jornada la retirada de un gran número de las milicias kurdas del norte de Siria, sin embargo, ha advertido de que reanudarán la ofensiva en Siria si EE.UU. no cumple sus promesas sobre los kurdos.
 
“Según la información que he recibido de mi ministro de Defensa, estamos hablando de 700-800 [efectivos] ya retirados y el resto, entre 1200 y 1300, siguen retirándose. Se ha comunicado que se retirarán, Todos tienen que salir, el proceso no terminará hasta que salgan”, dijo Erdogan rumbo a Rusia.
 
Las fuentes locales sirias comunicaron el mismo martes que los milicianos kurdo-sirios han abandonado la citada “zona segura”, a pocas horas de que expire el plazo dado por Ankara para abandonar la región. 
 
El pacto de Sochi va más allá de la tregua negociada por Ankara y Washington y subraya los vertiginosos cambios que ha habido en el conflicto sirio desde que el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció la salida de tropas estadounidenses hace dos semanas de la región y facilitó la ofensiva de Turquía en la frontera.
 
Entre las medidas pactadas y divulgadas por las autoridades rusas, sobresalen el “compromiso de preservar la unidad política y territorial” de Siria, el deber de garantizar “la seguridad nacional de Turquía”, la necesidad de “luchar contra el terrorismo en todas sus formas” y la obligación de contrarrestar las “tendencias separatistas” en el territorio sirio.
 
De acuerdo con el Gobierno ruso, el despliegue de patrullas militares rusas y sirias se producirá inmediatamente después de la salida de las milicias y de su armamento de la zona de 30 kilómetros de la frontera turco-siria.
 
La agresión tenía como objetivo neutralizar las supuestas amenazas de las milicias kurdas, consideradas “terroristas” por Ankara, y establecer la llamada “zona segura” en el norte de Siria para posibilitar el retorno de los refugiados sirios a sus hogares.
 
Desde el inicio, el Gobierno de Damasco condenó la medida turca, tachándola de “flagrante” violación de su soberanía, al tiempo que prometió contrarrestarla por todos los medios legítimos.

N/FSH/C

Tags

Comentarios