Oct 23, 2019 07:21 UTC

Indignados libaneses queman la bandera israelí y exigen renunciar al primer ministro Saad Hariri, mientras el Gobierno se apresta a realizar reformas económicas.

El Líbano vivió día consecutivo de protestas callejeras y huelgas por la situación económica, empeorada por el nuevo plan presupuestario. En dos de las movilizaciones, en concreto en las ciudades de Beirut (capital) y Tiro (sur), los manifestantes quemaron banderas israelíes e estadounidenses.

 

 
Además de la quema, los libaneses corearon consignas contra el régimen de Tel Aviv y aseguraron su presencia en la primera línea de la lucha contra “el enemigo israelí”, según recogieron medios locales.

V/FSH

Tags

Comentarios