Feb 26, 2020 11:38 UTC

ParsToday-  Entrevistador (E): Estimados oyentes saludos desde Teherán, esta vez, el analista en temas políticos Lajos Szászdi León Borja (LS), rector y profesor de la Universidad de Puerto Rico, aborda los recientes acontecimientos en Yemen.

En contexto, últimamente el derrotero de la guerra en Yemen ha cambiado. El Ejército yemení y Ansarolá han logrado infligir duros golpes a Arabia Saudí y sus aliados en la agresión al país más pobre del mundo árabe y también muestran un desarrollo inusitado en la fabricación de armamento, con los que han derribado varias aeronaves no tripuladas (drones) y helicópteros saudíes y atacado puntos estratégicos del reino árabe. Esto mientras que los ataques saudíes, en muchas ocasiones perpetrados con aeronaves y bombas fabricadas en países occidentales, han dejado más de 100 000 yemeníes muertos, en su mayoría civiles en esta guerra que entra ya en su sexto año. Señor Szászdi, ¿a qué se debe este cambio en el tablero de ajedrez de Yemen?

Planta de la petrolera saudí Aramco en medio de las llamas producidas por un ataque de Yemen. 

LS: La guerra como saben empezó con la invasión de los saudíes, como hace unos cinco años. Yo diría que ese conflicto, que era como una especie de proyecto de guerra personal de Mohamed bin Salman, el príncipe heredero de Arabia Saudí, cuando todavía no había sido elegido príncipe heredero, pero tenía mucha influencia sobre el rey Salman, su padre; pues, era una especie de aventura para probar el poderío de Arabia Saudí en la península arábiga y —claro— las víctimas iban a ser los chiíes yemeníes, representados en la defensa de sus intereses por Ansarolá. Pero, al invadir Arabia Saudí a Yemen, en particular Yemen del norte que, aunque el país esté unido ahora, antes Yemen del norte era un país independiente y ahí está el bastión de Ansarolá, se toparon con la resistencia de Ansarolá y unidades del Ejército yemení leales a la independencia de Yemen, o sea que no aceptaban la invasión de los saudíes y sus aliados de Emiratos Árabe Unidos y Catar y fuerzas de Sudán y fuerzas también de Marruecos que apoyaban la invasión; aparte de Estados Unidos con aviones no tripulados para los saudíes-emiratíes, además del bloqueo naval, etc. Y, con toda esa larga guerra que ha causado centenares de miles de bajas, de víctimas, pues Ansarolá y unidades del Ejército yemení leales a la independencia de Yemen han logrado impedir que Arabia Saudí se imponga, le han sometido o le han asestado fuertes golpes militares y eso incluye aparte de combates en tierra, (el uso) de armamento sofisticado de misiles, tanto misiles balísticos como de crucero, sí me refiero a los yemeníes de Ansarolá, porque también hay yemeníes que están a favor de los invasores saudíes, que son suníes y que están a favor de Abdu Mansur Al Hadi, que es el presidente (yemení) que había sido elegido y aprobado por la comunidad internacional pero que, al parecer, no tiene poder propio sino su poder está en las tropas saudíes de ocupación y él mismo vive asilado en Arabia Saudí, realmente es como un títere a estas alturas.      

Presentación de misiles de producción nacional de Yemen.

 E: Ahora, señor Szászdi qué nos comenta del armamento de Yemen ¿habrá recibido ayuda exterior?

LS: El armamento, pues, eso parece que, aparte del tesón de lucha de los yemeníes, que luchan por su independencia, en particular Ansarolá y el Ejército yemení leal al Yemen, al parecer están recibiendo ayuda de afuera y, en mi opinión, recibir ayuda de afuera no es nada malo. Si los saudíes reciben apoyo de afuera por qué no ellos (los yemeníes) que están luchando por su libertad, por la vida, por vivir, porque los están masacrando los saudíes, con la bendición, lamentablemente, de los norteamericanos, con su bloqueo naval, bloqueo de armas — digo bloqueo de armas porque impide a Ansarolá y al Ejército yemení defenderse—, bloqueo de alimentos, de medicinas… Dicen los americanos que han interceptado unos botes en los que había armamento de Irán y si Irán les apoya, que parece que sí, me parece excelente, me parece muy bien, porque están ayudando a un pueblo a sobrevivir, prácticamente, de un exterminio, que es a lo que les están sometiendo los saudíes, aunque no sea la intención saudí de un genocidio, en la práctica, sí lo están haciendo, y si Irán está apoyando a Ansarolá, como apoya a Siria —no olvidemos— como apoya a Hezbolá y, en ese sentido, a El Líbano a resistir las agresiones israelíes y también apoya al Ejército de Siria contra los terroristas que EEUU, Arabia Saudí, Israel, Turquía, etc. Respaldan…

E: El apoyo es con la venia de los gobiernos de la nación, entonces ¿cómo puede ser ilegal eso no?

LS: Claro y además si los americanos ayudan a los saudíes y los europeos, como España, vendiéndoles armas de precisión para matar civiles, porque se sabe por informes numerosos de organizaciones no gubernamentales humanitarias y la ONU también que están atacando a civiles en bombardeos de terror contra niños, en mercado, en una medida para aterrorizar a los yemeníes para que se rinda, para que se someta.

 El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman.

E: Señor Szászdi, viendo todo este poderío de Yemen, Arabia Saudí, especialmente, el gestor de esta guerra, el príncipe heredero Mohamed bin Salman, parece que está en una encrucijada tratando de salir de esta guerra ¿qué podría hacer para salir de esta guerra, sin que se note mucho que está derrotado?             

LS: Bueno, realmente, lo más fácil sería, pues, retirarse. Ya se están retirando otros…

E: Su aliado Emiratos Árabes Unidos lo ha dejado solo en esta contienda ¿no?

LS: Sí. A Catar lo aislaron lo retiraron cuando se produjo la enemistad con este país, creo que fue en 2017; ahora también Emiratos Árabes Unidos y Sudán se están retirando. En el caso de Emiratos Árabes Unidos creo que apoyan al movimiento separatista del sur de Yemen. No olvidemos que antes Yemen, en el siglo 20, tras la independencia, durante la primera guerra fría entre la antigua Unión Soviética y EEUU, estuvo dividido en dos países: Yemen del Norte, que ahora es el bastión de Ansarolá, y Yemen del Sur, que había sido antes colonia británica, con capital en Adén. Entonces, hay un movimiento que quiere la independencia y Emiratos Árabes Unidos apoya ese movimiento contra los deseos de los saudíes, que apoyan a Abdu Mansur Al Hadi.

Sería más fácil retirarse, pero sería reconocer el fracaso. Eso yo digo sería poner en peligro su posición. Retirarse sería como reconocer su error, algo así como Sadam Husein que no se retiró de Kuwait tras invadirlo cuando tuvo chance de haberse retirado, pero se dice que no lo hizo ante las amenazas de George W. Bush, que después hizo buenas con la operación ‘Tormenta del desierto’ de 1991 que desbarataron al Ejército iraquí para liberar a Kuwait; entonces, no se retiró (Sadam Husein) porque era reconocer un fracaso y eso pudo haber puesto en peligro su base de poder. Yo diría que es lo mismo con Mohamed bin Salman, pues es eso.

La última cosa, (Mohamed bin Salman) tiene la amistad personal de Jared Kushner, el yerno judío ortodoxo de Donald Trump; entonces, Mohamed bin Salman, mientras esté Trump en la presidencia (de EEUU) y Kushner en esa posición de alto asesor de su suegro Trump, pues se sentirá respaldado por EEUU y ahí es donde viene el problema, que si él se siente que no va a peligrar su posición como príncipe heredero porque tiene el apoyo de EEUU, no crea que su padre lo destituya por el fracaso de la guerra en Yemen, entonces, la guerra va a seguir y ese el problema.

E/NL

 

Tags

Comentarios