Jun 30, 2020 20:16 UTC

Parstoday- Entrevistador (E): Hola qué tal queridos oyentes bienvenidos a un nuevo programa de Entrevistas, que trasmitimos los domingos y miércoles. Este programa se ocupa de política internacional sobre temas que muchas veces los llamados medios de comunicación masiva no tocan. Esta vez, el analista de temas políticos Carlos de Santa María (CSM) analiza desde Colombia, la anunciada anexión de zonas de la Cisjordania ocupada por Israel.

Esta entrevista la hemos hecho a horas del 1 de julio, día anunciado por Israel para concretar su plan expansionista. A partir de este miércoles, el régimen de Tel Aviv tiene previsto poner en práctica la aplicación del llamado “acuerdo del siglo”, un plan de Donald Trump presentado como solución al conflicto palestino-israelí, que prevé la anexión de los asentamientos ilegales presentes en Cisjordania. Carlos, aunque los medios israelíes no descartan que el primer ministro Benjamín Netanyahu retrase su decisión por miedo a la respuesta de las facciones palestinas, ¿qué envalentona al primer Netanyahu a concretar esta medida expansionista?

CSM:  Muy buenas, realmente, lo que envalentona a Netanyahu son cinco elementos que están muy unidos. En primer lugar, la creencia en que el pueblo de Israel tiene un destino manifiesto y que ha sido dado por derecho divino; es decir, le corresponde todo un territorio porque un Dios se los entregó. Eso es muy delicado porque crea una mentalidad fanática, que termina haciendo incluso agresiones u ocupaciones, porque, supuestamente, desde lo alto, desde lo sobre natural, le están diciendo que eso es correcto.

Ahora, hay otros elementos. EEUU dijo: “nosotros apoyaremos a Israel cueste lo que cueste”, y en eso hay que ser muy claros, no solo Donald Trump sino también John Biden, lo que ocurre es que en este momento tiene que oponerse a Donald Trump por la carrera electoral presidencial; sin embargo, el apoyo de demócratas y republicanos a Israel es muy fuerte de todos modos.

Hay un tercer elemento, y es que el ejército israelí todavía se sigue creyendo invencible, recordando cerca 1967-1970, cuando tuvieron en ciertos momentos éxitos; sin embargo, hoy ha cambiado todo y, desde el punto de vista general, se sabe que las guerras son tan fuertes que no hay vencedores seguros, por ejemplo, EEUU no ha ganado ninguna guerra. Ninguna, absolutamente ninguna, porque la Segunda Guerra Mundial, realmente la ganó la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y obviamente EEUU e Inglaterra se defendieron sobre sus territorios; entonces, ya tenemos otro elemento más.

Y hay otro elemento que no se puede descartar y tiene que ver con la visión política de Netanyahu internamente. En este momento, él está en una situación muy difícil, puesto que las denuncias que se han hecho, especialmente por corrupción, pueden ser muy claras y las pueden poner realmente en la cárcel. Netanyahu necesita desesperadamente un acto que le permita seguir en el poder y que lo gane también si hay una acción de guerra.

Ahí tendríamos varios elementos y el último que creo que es muy importante y casi decisivo es que Israel está tratando de ganarse a los países y reinos del Golfo, está tratando de ganarse a Australia, Inglaterra, pues en términos generales, los países occidentales apoyan a Israel. En América Latina, muchas de las naciones de este continente no tienen capacidad de decisión por eso hacen lo que Donald Trump diga; entonces, si la debilidad del pueblo palestino, dividiéndose entre ellos mismos, se nota, obviamente que Netanyahu tiene las puertas abiertas para hacer toda la anexión que desee. No hay que olvidar que después de la anexión, vienen las casas, vienen también las viviendas, los condominios con personas y sacar esos grupos sociales va a ser muy difícil.

Estos elementos en conjunto, unidos unos con más fuerza que otros, hacen que Netanyahu esté envalentonado. Hay que esperar la respuesta.

E: Qué consecuencias podría tener la anexión de ¿Cisjordania para los palestinos y todo el mundo?

CSM: Es precisa. Puede haber tres escenarios y hay que decirlos con claridad. Primero, si el pueblo palestino resiste, solo pasivamente, como hasta ahora; entonces, no ocurrirá nada y Netanyahu podrá hacer que Palestina no exista. Eso es muy importante, si se sigue del mismo modo que esta ahora, Netanyahu tiene las puertas abiertas para apoderarse de toda Palestina. Esa es la primera conclusión.

La segunda, es que haya una resistencia activa concreta ¿Qué significa eso? Que HAMAS, Hezbolá y otros grupos digan “nosotros no aceptamos que se toque ni un centímetro del Estado palestino”, que es lo que ya hay que declarar. Eso significa que van los miembros del ejército israelí van a saber que pueden también ser derrotados y fallecer. La muerte es un elemento diferente desde el punto de vista oriental y occidental. En el Occidente, se va a pelear, pero no se va a pelear con patriotismo, muchas veces, se va obligado a realizar este proceso. Este segundo elemento es definitivo, porque no se puede confiar en las simples declaraciones de la ONU o de Inglaterra o Francia porque no han hecho absolutamente nada por defender al pueblo palestino. Vemos el caso de Cuba, que lleva 60 años con resoluciones y no se ha realizado algo concreto, Se debe crear un ejército internacional que defienda al pueblo palestino y eso en la ONU no va a ocurrir, puede haber algunas sanciones, pero una vez hecha la anexión, cabe la posibilidad inmensa si el pueblo palestino está fortalecido y armado que haya incluso guerra de guerrillas internamente en el sentido de lo urbano. Eso sería realmente una propuesta que sería debilitante para Netanyahu.

Y la tercera que se presente una guerra con Israel y que varios países de la zona, como Siria, Irán, Irak, Yemen, Turquía, digan “señores no vamos a permitir esto y vamos a mandar un grupo de países unidos, solidarios, para impedir que se concrete la anexión. En este caso, habría lógicamente una derrota de Israel en el sentido del sionismo, los que quieren apoderarse de Palestina y sería una victoria de los israelíes que quieren que existan dos Estados y una paz permanente. En este contexto, la única observación que hay que tomar en cuenta es que Israel nunca ha sido inspeccionado por la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y sabemos que tiene entre 200 y 400 armas nucleares. Es posible que las puedan emplear; sin embargo, eso produciría obviamente una Tercera Guerra Mundial. Lo importante hoy día es que tengamos claridad de que ningún pueblo puede ocupar a otro como EEUU lo ha hecho permanentemente; sin embargo, ahora ya ha sido detenido, y tenemos que decirlo con claridad. Irán, con sabiduría, le ha puesto una mano encima al régimen estadounidense, diciéndole “a mí no me tocas, porque sabes que te enfrentan a gente que cree en la soberanía y la patria. Es un modelo ejemplar para el mundo.           

E/NL            

 

 

 

 

Tags

Comentarios