Jul 15, 2020 12:32 UTC
  • Fallo de CIJ a favor de Catar, otra derrota para Al Saud

ParsToday - La Corte Internacional de Justicia (CIJ) se pronuncia a favor de Doha sobre el caso del bloqueo aéreo a Catar.

Las tensiones entre Catar y los cuatro estados árabes , incluidos Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Egipto comenzaron en junio de 2017. Transcurre el cuarto año de esta tensión mientras no hay signos de un cambio en la actitud de los cuatro países hacia Catar, y el gobierno de Doha sigue insistiendo en su independencia y rechaza las 13 condiciones de estos países para negociar el fin de su política de aislamiento, ya que eso significa convertir al país árabe en un estado dependiente. 

 

Con el fin de presionar a Catar, los cuatro países árabes le impusieron un bloqueo integral, incluido un asedio aéreo. En respuesta, Catar presentó en 2017 a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) dos demandas contra cuatro países árabes. Sin embargo, los cuatro países manifestaron que dicha organización no tenía competencias para juzgar el litigio y lo remitieron en 2018 a la Corte Internacional de Justicia.

Ahora la Corte Internacional de Justicia informó que el organismo rechaza por unanimidad (15 votos a favor y 1 en contra) la apelación realizada por Baréin, Egipto, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), en la que le solicitaron que anulase una decisión emitida a favor de Doha por OACI. Este fallo judicial es otra derrota para Al Saud y sus aliados en caso de tensión con Catar. Es un fracaso de tres dimensiones.

Primero: El fallo fue emitido por el máximo órgano judicial de las Naciones Unidas y permite a Catar continuar con su demanda. 

Segundo: El 23 de julio del año pasado, la Corte dictaminó que los derechos de los ciudadanos cataríes habían sido violados al imponer sanciones a Doha, y ahora confirmó el fallo.

Tercero: El tribunal reconoció que Catar había hecho esfuerzos sinceros para negociar con los cuatro estados árabes antes recurrir a OACI. En otras palabras, mientras repudió los cuatro países, elogió a Catar.

Esta derrota no es aceptable para Al Saud y sus aliados. Tras el fallo de CIJ contra los cuatro países árabes en el caso de Catar, el embajador de los Emiratos Árabes Unidos en los Países Bajos, Abdula al-Atibeh, declaró que las disputas con Catar no se resolverán a menos que Doha cumpla con las 13 condiciones.

Otro punto importante es que tras el reciente fallo de la Corte, los países boicoteadores de Catar ahora deben responder a la queja de Doha en la Organización de Aviación Civil Internacional.

En reacción, la Oficina de Relaciones Estatales de Catar recordó que al fallo del Tribunal de La Haya obligaría a los países boicoteadores a responder en la escena de la comunidad internacional.

Otro punto importante es que el fallo de La Haya demuestra que han quedado sin éxito los esfuerzos de mediación para resolver las tensiones en el mundo árabe. Hasta ahora, algunos países, incluido Kuwáit, que junto con Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Catar, es miembro del Consejo de Cooperación del Golfo, han realizado grandes esfuerzos para resolver las tensiones en el mundo árabe y normalizar las relaciones entre los cuatro países y Doha, pero han fallido estos esfuerzos.

Con el fallo del Tribunal de La Haya, las tensiones en el mundo árabe parecen continuar. La continuación de esta tensión tiene el mayor costo político para Arabia Saudita, porque por un lado, pierde la credibilidad de ser un “hermano mayor” y, por otro lado, hace que la confrontación con Riad sea un problema común en el mundo árabe

 

C/FSH/RH

 

 

Tags

Comentarios