Ago 12, 2020 19:21 UTC

Parstoday- Entrevistador (E): Bienvenidos está comenzando Entrevistas, una producción de Parstoday que da espacio al análisis desde una visión diferente y que les permite a ustedes sacar sus conclusiones. Esta vez damos la bienvenida al analista de temas internacionales Said Chaya, profesor de la Universidad Austral, en Argentina, quien abordará la presencia del presidente francés en Beirut. 

El martes 4 de agosto el mundo se conmocionó con una enorme explosión, provocada según las autoridades por un incendio en un depósito del puerto de Beirut donde se guardaban desde hace años 2700 toneladas de nitrato de amonio. La deflagración dejó más de 150 muertos y 6000 heridos, así como decenas de hogar desaparecidos y cientos de miles sin. Hay muchas aristas que tocar sobre este caso, pero hoy nos centramos en la visita del presidente Emmanuel Macron a Beirut. 

Muchos países, tras la tragedia, de inmediato expresaron su solidaridad y enviaron ayuda, pero el más presente fue Francia, cuyo presidente Emmanuel Macron viajó a horas de lo ocurrido a El Líbano, excolonia gala. Dijo, ¿cómo evalúa este viaje del mandatario francés? 

SCH: Bueno, la visita del presidente Macron a mí me pareció sobreactuada… es innumerable la cantidad de países que han enviado ayuda y en ningún momento ningún presidente fue ahí a decir “hola”, a mí me pareció una actitud cuasi colonial, cuasi colonial no, directamente colonial, casi prepotente, diciendo de alguna manera “estamos acá”, venimos a proponer un nuevo pacto para El Líbano ”, a mí me sonó a intromisión extranjera sobre los libaneses, aunque lo descarto, pues Francia y El Líbano tienen vínculos muy fuertes —eso lo sabemos— hay un gran porcentaje de la población libanesa que es francófila, habla francés y árabe, pero esto no quita que la actitud de Macron haya resultado, al menos para mí, totalmente sobreactuada; no nos olvidemos del sistema sectario de El Líbano,   

2. Macron ha pedido al Fondo Monetario Internacional (FMI) ayuda para El Líbano, ¿cree qué es favorable que El Líbano reciba esta ayuda, considerando la difícil situación que enfrenta el pueblo con sanciones ya de EEUU y los eventuales ajustes que siempre requiere un desembolso de esta entidad financiera? 

SCH: Yo creo que el país está enfrentando la crisis financiera más importante de su historia y, en este sentido, requiere de toda la ayuda posible… pero está claro que estas organizaciones no están haciendo de ninguna manera beneficencia. Cuando en julio de 2019 hicieron la propuesta de volver ayudar a El Líbano, la contracara fue un ajuste brutal que derivó en las protestas de octubre. Yo creo que el principal escenario que tenemos por delante es una competencia por el financiamiento o la salvación de El Líbano entre estos organismos occidentales y China que ha dicho que “estamos acá” con el respaldo de Hezbolá. El secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, ha dicho hay que mirar hacia el este, miremos hacia China, y China está desplegando los potenciales proyectos que puede tener en la región, especialmente en El Líbano, ofreciéndose, por ejemplo, a reconstruir de inmediato el puerto de Beirut; entonces, de uno u otro lado van a surgir tensiones, para poder ocupar el espacio libanés, quién se va a quedar con el financiamiento de la reconstrucción libanesa o quién es, de alguna manera, el héroe que se va a quedar con esto. Eso está por verse, pero hay que recordar que la anterior exigencia del FMI fue muy dura, ¿cómo será ahora que le ha surgido un competidor? Vamos a ver.    

E / NL

 

 

Tags

Comentarios