Dic 26, 2018 04:34 UTC
  • Casado reclama suspender la financiación pública de los partidos independentistas catalanes

El presidente del PP Pablo Casado ha denunciado que los actos violentos en Cataluña replican la violencia de la 'kale borroka' en el País Vasco.

"Los chicos de la gasolina de Arzalluz son ahora los de la pintura amarilla", ha advertido en Vitoria durante la presentación de los candidatos vascos en las elecciones municipales y forales de la próxima primavera. Casado ha planteado la ilegalización de formaciones como Arran y la suspensión de la financiación públicas de los partidos soberanistas que han liderado los delitos de "rebelión y de sedición" en Cataluña. "Sanchez ha decidido estar a las órdenes de los independentistas para estar una semana más en el Gobierno de España", ha lamentado Casado al que el presidente del PP vasco Alfonso Alonso le ha pedido que "cuanto antes" llegue a la presidencia del Ejecutivo español.

Casado ha reclamado la aplicación de la ley en Cataluña como se hizo en el País Vasco pero en esta ocasión no ha exigido la aplicación del artículo 155 de la Constitución. El presidente del PP ha reclamado la "ilegalización de los niñatos de Arran" y que los destrozos que realicen sean abonados por ellos y por sus padres. Y ha exigido que se suspenda la financiación pública a partidos como PDeCATt o de ERC si sus líderes son condenados por sedición y rebelión. " ¿A esos partidos les tenemos que pagar con nuestros impuestos sus cocteles molotov, sus palos y sus pancartas?", se ha preguntado el presidente del PP en su intervención.

Casado ha reivindicado el PP que fue capaz de derrotar tanto al "plan Ibarretxe" como el "plan Puigdemont" y lo hará con el "plan Torra".Casado no ha desaprovechado la oportunidad de advertir que aún está pendiente el pago por parte de Sánchez a formaciones como el PNV y EH Bildu de su apoyo a la moción de censura contra Rajoy. En los días previos a la entrada por parte de Sánchez de un calendario de 37 transferencias a Euskadi, ha cargado con la intención del Gobierno Pedro Sánchez de negociar la cesión de la transferencia al País Vasco porque supondrá facilitar una "catedral para los presos de ETA" controlada por el PNV.

Casado ha reiterado en Vitoria la oposición al acercamiento de 15 etarras realizada durante el mandato del ministro Grande-Marlaska y ha reiterado su compromiso co las víctimas para impedir que los presos de ETA mejoren de grado penitenciario si no "colaboran activamente" con la Justicia para aclarar los más de 350 asesinatos aún no resueltos.El presidente del PP ha recordado la primera vez que llegó al País Vasco como apoderado y conoció de primera mano que los militantes populares se jugaban la vida. Ha calificado del "legado inmenso" representado por Gregorio Rojo, Alfonso Alonso y Carlos Iturgaiz pero también ha citado María San Gil o Jaime Mayor Oreja, ex dirigentes del PP vasco críticos con Mariano Rajoy.

El presidente del PP vasco Alfonso Alonso ha denunciado el "acuerdo soberanista de fondo" alcanzado entre PNV y EH Bildu y ha advertido de las consecuencias de un buen resultado para las formaciones nacionalistas en Euskadi. "Somos la alternativa capaz de garantizar que no pase aquí lo que sucede en Cataluña", ha advertido en una intervención cargada de mensajes de apoyo a sus candidatos y a dar por hecho que Pablo Casado será pronto el próximo presidente del Gobierno de España. Tanto Alonso como la candidata al Ayuntamiento de Vitoria Leticia Comerón han recordado el papel jugado por el PP en las instituciones alavesas durante el proceso de aprobación del denominado 'plan Ibarretxe'.
 

Tags

Comentarios