Sep 19, 2019 05:32 UTC
  • Dos muertos al fallar el motor de un avión militar de más de 30 años

Los fallecidos son el comandante Daniel Melero Ordóñez, de 50 años, y la alférez alumna de tercer curso Rosa María Almirón Otero, de 20 años.

El Mar Menor fue el escenario en un mes de dos accidentes aéreos mortales cuyos aviones pertenecían a la Academia General del Aire. El miércoles, a las 12.00 horas, una docena de llamadas alertó de la caída al mar de un avión con más de 30 años de vida. Sus dos ocupantes fallecieron en el acto, informó El Mundo.
 
Los fallecidos son el instructor y la alumna que volaba con él: el comandante Daniel Melero Ordóñez, de 50 años, natural de Cádiz; y la alférez alumna de tercer curso Rosa María Almirón Otero, de 20 años y de Lucena (Córdoba), según informó ayer el Ejército del Aire.
 
Todavía no se sabe cuál fue la causa exacta del accidente, pero todo apunta en un primer momento a un fallo del motor, que se paró en pleno vuelo. La nave es un avión T-35C, llamado en España ECO-26 Tamiz y también conocido como Pillán, que fue comprado en una remesa a finales de los años 80 tras un acuerdo con Chile, en el que España a su vez le vendió aviones tipo C-101. Hace algunos años que en el Aire se planteó su cambio, así como el de muchos otros modelos que ya tienen muchos años de servicio. Sin embargo, esa idea se desechó poco después para intentar sustituir otras naves más viejas. Este avión tiene un solo motor que es de hélice y, aunque es un modelo bastante antiguo, se considera que todavía tiene un tiempo más de vida útil.
 
El avión siniestrado había realizado otros dos vuelos en las últimas 24 horas, según explicó la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, que dijo que en la tarde del martes y a primera hora de la mañana de este miércoles se habían realizado otros dos vuelos de instrucción. Además, Robles explicó que el avión había sido revisado antes del vuelo.
 
En la revisión que se hace antes de cada vuelo se chequean diferentes puntos del avión, pero si hay una avería interna en el motor que no sea muy obvia no se puede detectar. En ese caso sólo se podría saber lo que ocurre en las revisiones a fondo que se realizan periódicamente, en las que se saca el motor entero de la carcasa y prácticamente se desmonta pieza por pieza para buscar desgastes, roturas, etcétera.
 
En la clase del miércoles, el instructor y su alumna estaban realizando tomas y despegues como entrenamiento. La tercera vez que el avión despegó, el motor se paró. El comandante avisó de ello a la torre de control, pero no consiguió evitar que el avión se estrellara contra el mar. Hoy está previsto que se realicen las autopsias de los cadáveres.

 

N/FSH/C

Tags

Comentarios