Nov 14, 2019 16:32 UTC
  •  Sánchez responde al 'no' de ERC:

Responde a la propuesta de ERC de una mesa de partidos pidiendo que se active la del Parlamento catalán

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha defendido que el PSOE y Unidas Podemos "son las dos únicas organizaciones a nivel nacional que apuestan por el diálogo dentro de la Constitución para resolver la crisis política en Cataluña", así que ha replicado a ERC, que se mantiene en el "no" a la eventual investidura del líder socialista, informó RTVE.
 
 "Aquellos que se oponen a un gobierno progresista de PSOE y Unidas Podemos -que es, por cierto, el único posible- nos tendrán que explicar qué alternativa proponen, qué gobierno querrían".
 
Son las primeras declaraciones de Sánchez desde que el líder socialista y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, anunciaran un preacuerdo para formar un gobierno de coalición "progresista". Las ha pronunciado en el palacio de La Moncloa, donde este jueves ha recibido al presidente electo del Consejo Europeo, el belga Charles Michel, y han venido después de conocerse que ERC no está dispuesto a apoyar su investidura como presidente del Gobierno porque este mantiene la "vía represiva" para Cataluña y que ha pedido activar la mesa de partidos que se acordó en el pacto de Pedralbes, el 20 de diciembre pasado, cuando el jefe del Ejecutivo se reunió con el presidente catalán, Quim Torra, en Barcelona.
 
¿Mesa de partidos? Activar la Mesa del Parlament
Pedro Sánchez ha pedido en su lugar que se reactive la mesa de partidos del Parlamento catalán; es decir, que se restablezca antes el diálogo entre catalanes, recordando que los últimos comicios no los ha ganado en Cataluña el independentismo.
 
"Hay una mesa del Parlament de Cataluña que tiene que ser activada por los líderes independentistas para hablar con la parte no independentista", ha añadido. "A partir de ahí, el Gobierno siempre estará de acuerdo a encontrar una solución política a esta crisis territorial. Pero no lo vamos a resolver en uno o dos meses, necesitamos tiempo, sentido de Estado y responsabilidad", ha dicho un Sánchez que ha esquivado calificar el desafío independentista de "conflicto político", otra reivindicación que le hicieron desde ERC para que dejara de enmarcarlo como una "crisis de convivencia", el término que había usado en los últimos meses.
 
Sánchez ha evitado responder si pretende llevar a la práctica algunas de las propuestas que hizo durante la campaña electoral, como la recuperación en el Código Penal del delito de referéndum ilegal, para subrayar su "voluntad de diálogo dentro de la legalidad" y hacer apelaciones a la "responsabilidad" y la "generosidad" del resto de los partidos ante la investidura. 
 
Los 13 escaños que obtuvo ERC en las elecciones generales del 10N son otros tantos votos fundamentales para que Sánchez pueda ser investido presidente de un futuro gobierno de coalición del PSOE con Unidas Podemos y para la viabilidad de la legislatura. Estos dos partidos suman 155 votos, y necesitarían alcanzar la mayoría absoluta (176) o, como mínimo, más votos a favor en contra -los votos en contra de PP, Vox, Ciudadanos, Na+, JxCat y la CUP ascienden a 163. 

N/FSH/C

Tags

Comentarios