Dic 13, 2019 12:12 UTC

En Marbella el Hotel Kempinski presenta un árbol con diamantes, oro y joyas que está valorado en más de 12 millones de euros.

Los árboles de Navidad transmiten una cuota de glamour, pero el que tiene el Kempinski Hotel Bahía de Estepona, cerca de Marbella, bate todos los récords mundiales. El resort lo presenta como el más caro del mundo, y seguramente lo sea, porque tiene joyas y elaboradas artesanías valoradas en casi 12 millones de euros.
 
La creación del árbol fue realizada por Debbie Wingham, diseñadora muy demandada entre las celebridades que llegan a este rincón de la Costa del Sol, y también colaboraron el artista digital Gary James McQueen y la artista Dera Frances Bean, especializada en los trabajos en resina.
 
Diamantes y joyas colgando de las ramas
 
Si uno se acerca al renovado lobby del hotel puede ver en detalle la decoración de piedras preciosas, entre ellos diamantes de gran valor.
 
Entre ellas se distinguen diamantes rosas de tres carat, zafiros de 4 carat, diamantes rojos ovales, otros del clásico blanco y algunos negros; además de piezas elaboradas por las manos de los maestros joyeros de Bvlgari, Cartier, Van Cleef & Arpels y Chanel.
 
Pero no es todo: entre las ramas del árbol, que se despliega en una formación inspirada en las plumas de un pavo real, hay pequeños objetos de estilo art-decó, como vasos de Martini, plumas, frascos de perfume e incluso pavos reales de chocolate impresos en 3D.
 
También se pueden ver elementos que son clásicos en cualquier árbol navideño, pero con toques glamorosos, como copos de nieve, hadas y adornos tratados con una mezcla de materiales, desde polvo de diamantes y oro de 24 quilates, hasta huevos de emú y avestruz.
 
N/FSH/C

 

Tags

Comentarios