Dic 23, 2020 10:17 UTC
  • España: Récord de autorizaciones de ventas de armas

La pandemia paraliza las entregas de material militar mientras se disparan las exportaciones ya aprobadas

La pandemia de la covid-19 ha paralizado los envíos de material militar en todo el mundo y ha provocado que, en el primer semestre de este año, las exportaciones realizadas de material de defensa español se hayan reducido a la mitad, pasando de 2.413 millones de euros en el mismo periodo del año pasado a 1.189,7 este, ha reportado El País.
 
Sin embargo, entre enero y julio de 2020, durante el primer semestre del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, las operaciones autorizadas se han disparado hasta los 22.544,8 millones, lo que supone un aumento del 650% y una cifra superior a la suma de 2018 y 2019 juntos (21.493 millones).
 
 
El aumento exponencial de las operaciones autorizadas —aquellas que ya han recibido la preceptiva luz verde del Gobierno, pero aún no se han ejecutado— se debe a una serie de pedidos de aviones de transporte de Airbus, con sus componentes y equipos, montados en España y destinados a Alemania, Francia, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos, por un montante total de 19.400 millones de euros, según explica el informe sobre Exportaciones de Material de Defensa y Doble Uso de la Secretaría de Estado de Comercio enviado al Congreso.
 
Muchas de las entregas previstas se retrasaron por el confinamiento, lo que explica que entre enero y julio solo se ejecutara el 5,3% de lo autorizado, cuando en el primer semestre del año pasado se llegó al 69,4%.
 
El 71,5% del material de defensa efectivamente entregado fue para países de la OTAN o la UE, con Alemania como primer cliente en términos absolutos. El segundo, sin embargo, fue Singapur, que compró un avión de reabastecimiento en vuelo. El 74,4% de las ventas totales (885,7 millones) correspondía a aeronaves y sus equipos.
 
El quinto mayor comprador y el segundo fuera de la OTAN y la UE fue Arabia Saudí, con 32,4 millones. El informe demuestra que la paralización parcial de las entregas de munición a los países implicados en la guerra de Yemen, que se produjo durante 2018 y 2019, se ha terminado. Arabia Saudí ha recibido este año granadas de mortero de distintos calibres, un equipo de observador avanzado con telémetro láser y sistemas de puntería para mortero por 14,5 millones.
 
Más de la mitad de los 60 millones en productos de la categoría 3 (municiones y dispositivos explosivos) vendidos por España en el primer semestre de 2020 fueron a parar a Arabia Saudí (21,9 millones), Emiratos Árabes Unidos (8,2) y Marruecos (3,9). Los dos primeros están inmersos en el conflicto de Yemen desde 2015; y el último, en el del Sahara Occidental, cuyo alto el fuego acaba de romperse después de casi tres décadas.
 
La Comisión de Defensa del Congreso aprobó el lunes una proposición no de ley en la que instaba al Gobierno a prestar más ayuda humanitaria a Yemen y a suspender o revocar autorizaciones ya concedidas de ventas de material militar a países de la región si existe riesgo de desvío o uso indebido.
 
En el pasado semestre, el Gobierno autorizó exportaciones de armamento por 98,7 millones a Arabia y por 22,5 a Emiratos; pero esta relación es incompleta, pues no incluye las cinco corbetas que el astillero público Navantia construye para la Marina saudí por 1.800 millones, a pesar de que dos de los buques ya han sido botados.
 
Arabia Saudí se ha convertido también en el primer cliente de los productos españoles de doble uso (civil y militar), un puesto que tradicionalmente ocupaba Irán, con 18,2 millones, un 28,5% del total. A gran distancia le siguen Estados Unidos (7,2 millones) y China (6,1).
 
Las exportaciones de este material totalizaron 63,1 millones en el primer semestre del año, con un descenso del 37,3%. En cambio, las ventas de equipos policiales y antidisturbios sumaron 719.026 euros, con un incremento del 931,8% respecto al mismo periodo del año anterior. El primer cliente fue Togo (575.685 euros, el 80,1% del total), seguido de Túnez (11,8%), Portugal (5,5%) y Estados Unidos (2,1%). Las ventas de armas de caza y deportivas cayeron en un 18,2%, hasta los 28,3 millones. EE UU siguió siendo su mejor mercado, con 12,5 millones y un 44,2% de las ventas.
 
La única licencia de exportación de material de defensa que se denegó en este periodo fue un sistema de control de plataforma y un sistema antimisil para una fragata con destino a la marina de Myanmar, por 22 millones de euros, por existir un embargo de la UE sobre dicho país.
 
Aunque desde enero pasado Unidas Podemos forma parte del Gobierno, ninguno de los ministerios que controla esta coalición forma parte de la junta interministerial que autoriza las exportaciones de material de defensa y doble uso, integrada por representantes de Comercio, Exteriores, Hacienda, Defensa, Interior, Industria, Economía y Presidencia.

N/FSH/C

Tags