Oct 21, 2019 06:21 UTC
  • La taberna de Yahia: Turba de Kárbala

"¡Por la tierra que se abre!" Coran: Sura El cálamo(86), aleya 12

La palabra turba tiene varios significados.

Uno alude a un grupo de gente enardecida.

Otro a un tipo de purificador, fertilizante y combustible que produce la vegetación cuando se descompone bajo ciertas condiciones.
 
Y el que nos trae aquí, es cuando nombra la pastilla de tierra de Kárbala, que usamos los musulmanes originarios, tanto para cumplir la orden coránica que comanda la postración sobre la tierra, o su derivado, como cuando se cumple la profecía, también coránica, de que la tierra, en un momento preciso del devenir humano, ha de narrar sus secretos.
 
El secreto de la turba, es que es un fragmento del sitio sagrado donde se cumplió el sacrificio del cordero, anunciado por la Biblia , y bajo las características plasmáticas de que el todo está en la parte y viceversa (sic), y el de que toda entidad tiene un libro donde registra la luz, este pedazo de mundo, lleva en sí una narración íntegra del glorioso momento donde el martirio llegó a su cima y el pecado a la sima, lo que la convierte en el mejor sitio de todo el planeta para humillar la testa ante el Creador.
 
La turba, por lo tanto, es un eje "portátil", tanto material como espiritual del mundo, y también es una puerta cuyo umbral traspone el peregrino espiritual, cuyos pasos para dejar la profanidad (por su origen semántico: el ubicarse fuera del ámbito sacro, es decir, fuera del templo), consistirán en ser una armónica de la nota máxima tañida desde la "tierra de la amargura" (esto significa "Kárbala"), mas para serlo, se ha de afinar el alma a esa "frecuencia", y este refinamiento se labora en el taller del pensamiento, con la apertura hacia la historia, tanto de Hussein y su tropa (p), como la de quienes le anteceden, y preceden, es decir, sus herederos (p), cuyo origen y fin es Dios.
 
Ésta es la auténtica silsila , la cadena de transmisión verdadera.
Las demás no están cardadas, cordadas, en la lana del Cordero.
Y una cuerda cuántica falsa no tiene raíz ni fruto ni semilla en Dios.
Por esto la magia no dura y se revierte bajo el principio de "a toda acción moral, corresponde una reacción de igual magnitud y opuesta".
 
La unión del "tercer ojo" con la turba inicia un intercambio plasmático, cuyo ejemplo burdo se constata cuando una persona, despojada de las barreras naturales, y llamada "médium", contacta una entidad materialmente, y absorbe su transmisión en esa vía de la microgravedad, o magnetismo de cercanía o toque, llamado comúnmente tacto, o percepción táctil, traduciendo sólo una porción de ese cuánto a la limitada expresión de las palabras humanas.
 
De aquí que toda mano o cara no halal quede vetada a nuestra dermis, por versar más en el fenómeno
 
Ya Hussein!
 
"Es, en verdad, una palabra decisiva, seria."
SC 86:13-14

Por: Iván Ardila

Las opiniones y conclusiones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de ParsToday en español.

A/FSH/C

Tags

Comentarios