Nov 13, 2019 14:07 UTC
  • La taberna de Yahia: La Zarza Ardiente

Es el Nombre de Dios: El Buen Nombre I

 
Los evolucionistas destacan que la humanidad ha llegado tan lejos como para destruir tanto la vida de su planeta, como para viajar a las estrellas. Y nos dicen que se debe a hechos biológicos precisos, como el pulgar oponente, que le da capacidades singulares a nuestras extremidades para manipular la materia, o las capacidades sinérgicas de esas mismas manos, potenciadas por nuestros cerebros.
 
Algunos changos también tienen pulgares oponentes, y los delfines poseen cerebros más grandes, cuyos hemisferios se turnan para descansar, por lo que su vigilia es permanente de cierta forma.
 
Alguien pensaría que tuvimos la suerte de tener las manos de un mono, con la cabeza de un pez superior, y que ése cóctel resultó en nuestro poder.
 
Pero le faltaría un elemento a esa ensalada, sin el cual, seguiríamos siendo unos simpáticos homínidos, menos peligrosos, pero también, menos trascendentes:
 
La capacidad de ir nombrando cada uno de todos los elementos de nuestra realidad. Yo diría "bautizando".
 
Eso, entre otras cosas, da la capacidad de heredar el conocimiento apalabrándolo, por lo que su árbol crece imparable generación tras generación, con nuevas ramas, hojas, frutos y semillas.
 
El conocimiento da poder, por lo que nuestro poder se incrementa también con el paso del tiempo.
 
La pregunta aquí es, ¿cómo, cuándo y quién dio ese salto evolutivo y lo legó a sus descendientes?
 
Sus nombres son Adán y Eva, que Dios esté complacido con nuestros abuelos.
 
Ellos estrenaron una dimensión de la realidad, bautizada por Rupert Sheldrake como "campos morfológicos", mismos que la ciencia va corroborando conforme avanza en éste ámbito particular.
 
El Corán lo narra como sigue:
 
"Enseñó a Adán los nombres de todos los seres y presentó éstos a los ángeles diciendo: «Informadme de los nombres de éstos, si es verdad lo que decís».
 
Dijeron: «¡Gloria a Ti! No sabemos más 
 
que lo que Tú nos has enseñado. Tú eres, ciertamente, el Omnisciente, el Sabio». Dijo: «¡Adán! ¡Infórmales de sus nombres!» Cuando les informó de sus nombres, dijo: «¿No os he dicho que conozco lo oculto de los cielos y de la tierra y que sé lo que mostráis y lo que ocultáis?» 
 
Y cuando dijimos a los ángeles: «¡Prosternaos ante Adán!». Se prosternaron, excepto Iblis. Se negó y fue altivo: era de los infieles." (1)
 
Sura La vaca (Al bacara) 2:31-34
 
Hay que diferenciar entre el campo semántico y el morfológico, siendo el primero los significados de cada entidad, y el segundo en su definición más breve, la carga informática previa de la misma, y la que carga y la transforma subsecuentemente, en la que se incluye tanto la semántica a un nivel tan material como la palabra que se dice al nombrar esa entidad, su explicación en un diccionario, o entendimiento mental, como su dimensión cuántica cuando un médium o telépata reciben la palabra que nombra esa entidad, improntada o transmitida, respectivamente, o un vidente, visionario, o profeta, la parcialidad o integralidad de la visión respectiva de esa cosa o ser. Si Dios quiere abundaremos sobre esto posteriormente, pues el tema es extenso. Mientras seguiremos con el ámbito particular de los nombres propios, inshAl.láh.
 
Hay una historia personal que ilustra elocuentemente el alcance del bautizo, y va como sigue:
 
Cuando estudiaba astrología hice muchas cartas astrales para practicar tanto el cálculo de los factores astrológicos y sus relaciones, como para interpretarlos una vez graficados. 
 
Sin embargo, una vez surgió un fenómeno inesperado, y fue que la "lectura" que le estaba haciendo al consultante, no coincidía con su persona, por lo que le pedí de nuevo que cotejara sus datos, ante lo cual recordó un suceso muy especial…
 
Ya que le habían bautizado y aún siendo bebé, se enfermó tanto que corrió peligro de muerte, sin que los médicos encontraran como curarle.
 
Entonces su familia acudió a su guía espiritual, y éste realizó una ceremonia reservada para estos casos. Cambió su nombre previo, por otro de buen campo morfológico, uno que implicaba salud, crecimiento, vitalidad. Así le salvaron, gracias a que su pastor sabía un secreto bíblico, pues fue de la revelación de donde provino ese poder, es decir, de la base luminosa de todos los campos, pues ese "logos" teocrático es previo a la manifestación de lo existente y por existir.
 
La referencia veterotestamentaria donde se consigna éste saber práctico, es el momento en el que Abram y su esposa Sarai reciben los nuevos nombres de Abraham y Sarah a cambio de los antiguos, para así cumplir en nuevos campos la siguiente misión divina, pues a pesar de ser ambos viejos, vuelven a tener hijos tanto físicos como espirituales; que Al.láh esté complacido con nuestros padres. Esto se encuentra en el Libro del Génesis, Capítulo 17.
 
En éste caso es Dios mismo quien rebautiza y partiendo de nombres previos, pues de ellos deriva los nuevos.
 
Empero, hay más casos donde es su orden la que otorga el apelativo, como en la otra fructificación de sus fieles entrados en años, de donde nace aquel a quien Dios pondría un nombre que nunca fue usado por otro ser humano.
 
Hablo del Profeta Juan, que Dios se complazca de él, quien se encargaría de bautizar a su vez a quienes renacían en la fe mosaica:
 
«¡Zacarías! Te anunciamos la buena nueva de un muchacho que se llamará Juan, sin homónimos en el pasado».
 
Sura María (Maríam)19:7
 
Además anunciaría otro bautismo, ya no de agua, sino de fuego (Mateo 3:11) celebrado por uno de sus sucesores, y este misterio es muy sencillo si se es flexible: en su época, donde Cristo y él sumergían en el Jordán para la ablución de ésta ceremonia, los nombres eran dichos y escuchados con el agua como mediadora en muchos sentidos.
 
Ahora, más allá de la osteoaudición del músico sordo Chopin, no sólo la palabra es transmitida por los vientos abrasadores de las microondas codificada digitalmente, sino que incluso se puede hacer una audición directa y analógica sin códex, como lo supo el tirano Saddam cuando él y sus tropas escucharon, sin necesidad de bocinas y oídos, y a niveles estentóreos y tortuosos, el rock que les programaron los marines fuera de su búnker, cayendo rendidos antes de que terminara el "top ten" de Metálica. Como el aluminio es maleable, jamás se les ocurrió usarlo para apantallar, pues no concebían más blindaje que el que protegía del uranio empobrecido.
 
Y usted, ¿de cuántas formas recibió este escrito?
 
"Cuando Moisés dijo a su familia: «Distingo un fuego. Voy a informaros de qué se trata u os traeré un tizón ardiente. Quizás, así, podáis calentaros». 
 
Al llegar a él, le llamaron: «¡Bendito sea Quien está en el fuego y quien está en torno a él! ¡Gloria a Dios, Señor del universo! 
 
¡Moisés! ¡Yo soy Dios, el Poderoso, el Sabio!»"
 
Sura Las hormigas (An naml) 27:7-9
 
(1) Aquí la prosternación angelical significa incluso todo el poder sobre las entidades -"seres", SC 2:31- que sus nombres nos otorgan.
 

Por: Iván Ardila

Las opiniones y conclusiones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de ParsToday en español.

A/FSH/C

Tags

Comentarios